Negocios

“Abrir o morir”: dicen restauranteros de la zona metropolitana

“Abrir o morir”. Es el reclamo de más de 900 dueños de restaurantes a las autoridades del Estado de México y la CDMX, para que termine el semáforo rojo, que ha suspendido diversas actividades económicas.

Recordemos que desde el pasado 19 de diciembre de 2020, la zona metropolitana endureció las medidas contra la pandemia ante el riesgo de que los hospitales se saturaran.

El sector restaurantero advierte que más de 13 mil 500 locales han cerrado y asegura que en todo el país están en riesgo más de 450 mil empleos. “Ya no podemos más”, se lee en un desplegado publicado este jueves en varios periódicos de circulación nacional.

Artículos relacionados

El Gobierno de Ciudad de México puso como plazo el próximo 10 de enero para decidir si continuarán o se relajarán las restricciones al comercio y ha previsto que el pico máximo de contagios llegue el mismo fin de semana, con más de 10 mil camas hospitalarias disponibles para quienes las necesiten.

Las fiestas decembrinas llegaron con el temor de que las celebraciones, las compras y las aglomeraciones provocaran un nuevo pico de contagios en enero.

Te puede interesar:

Vacuna contra COVID-19 llegará a toda la República la próxima semana

COPARMEX CDMX, advierte que nuevo confinamiento llevará a la muerte a 10 mil establecimientos mercantiles

La Ciudad de México es la zona más afectada por la pandemia y la más densamente poblada, y en las últimas semanas ha superado el 80% de ocupación en los hospitales, con cifras récord de personas ingresadas y de llamadas a los teléfonos de emergencia, hasta ahora acumula más de 348 mil casos confirmados y registra 22 mil 623 defunciones, según los últimos datos oficiales disponibles. La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, no ha descartado que cambie el llamado semáforo rojo, pero ha enfatizado que solo se hará si existen las condiciones sanitarias.

Las últimas restricciones enfrentaron resistencias, sobre todo por las pérdidas económicas en una temporada fuerte de ventas. En el centro de la capital, varios comerciantes del sector informal han continuado sus labores, después de que las medidas tomadas en el primer semestre del año pasado dejaran a 12 millones de personas desempleadas y la economía cayera un 17,3% en el segundo trimestre en comparación con los primeros meses de 2020. El PIB se recuperó un 12% en el siguiente periodo y las autoridades dijeron que esperaban una recuperación gradual tras la caída y anunciaron un programa de créditos a la palabra para pequeños y medianos empresarios. Empresarios y líderes de opinión han hecho un llamado al gobierno, ya que la estrategia de mitigación no ha sido suficiente para contener el impacto económico y para que la población se quede en casa.

Pese a que el sector es considerado esencial, los restaurantes han tenido que limitarse a ofrecer servicio a domicilio y cuando se reanudaron las actividades económicas en el verano pasado solo pudieron abrir al 30% de su capacidad, lo que dificultó que muchos locales pudieran absorber los costos. “Se está condenando a miles de personas al desempleo”, reclama la industria, que se queja también de la falta de vigilancia al sector informal y de las afectaciones a las cadenas productivas. Los restauranteros señalan que su patrimonio está en riesgo y que las condiciones impuestas no son sostenibles en el horizonte de que la pandemia se prolongue por más tiempo. “Se trata de proteger la economía y la salud de forma equilibrada”, aseguran.

Fuente El País

Te puede interesar:

Solo un tercio de los “Reyes Magos” podría adquirir sus productos en línea

COPARMEX CDMX pide al gobierno clarificar reglas anticovid para evitar corrupción y extorsiones

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button