NacionalSalud

“La hemofilia no se cura, pero se puede vivir dignamente con ella”: Sra. María Luisa Bastar de Abreu, Fundadora de la FHRM

  • La hemofilia no se cura, pero se puede vivir dignamente con ella; con un diagnóstico adecuado, la atención de médicos expertos y medicamento disponible
  • “Siempre busqué proteger a los niños, y por eso nació Tabasqueña de Hemofilia, dos años más tarde fundamos la Federación de Hemofilia de la República Mexicana (FHRM) y fui honrada en presidirla por 10 años”.

Entrevista en exclusiva con la Sra. María Luisa Bastar de Abreu, Fundadora de la FHRM

Por: Carlos Henze

LaSalud.mx .- Todas las historias se cuentan fácil, pero esta ha sido un ejemplo de amor, arduo trabajo, constancia, apoyo y mucho “picar piedra” como dice la Sra. María Luisa Bastar de Abreu, quien decidió emprender la batalla contra la hemofilia para poder brindarle a su  hijo un tratamiento que le diera una esperanza de vida; y así, sin pensarlo, hoy es la fundadora de la Federación de Hemofilia de la República Mexicana (FHRM), que alberga a 22 asociaciones, todas con el fin de proporcionar tratamientos adecuados a los pacientes y apoyar a sus familias con información que les facilite la vida.

En esta agradable entrevista con LaSalud.mx, la tabasqueña Ma. Luisa Bastar, nos relata cómo su labor les ha traído gran- des beneficios a los enfermos de hemofilia, y hasta el día de hoy sigue trabajando para poner a México a la vanguardia en tratamientos médicos.

Sra. María Luisa Bastar de Abreu

Tabasqueña de nacimiento (nació en la Venta, Tabasco, México el 12 de septiembre de 1951), tiene 3 hijos tabasqueños, 7 adorados nietos y un bisnieto.

En 1989 inició labor altruista en pro del paciente con hemofilia creando la Asociación Tabasqueña de Hemofilia A.C., de la cual es presidenta hasta la fecha.

En 1991 fundó la Federación de Hemofilia de la República Mexicana A.C., y ocupo el cargo de presidenta desde octubre de 1991 a marzo del 2001, (10 años) dejando una agrupación conformada por 22 asociaciones.

LaSalud.mx.- ¿Cómo nace Tabasqueña de Hemofilia?

Ma. Luisa Bastar.- Cuando nació mi hijo Jorge Enrique, hace 42 años, yo tenía la sospecha de que podía padecer hemofilia, porque durante mi embarazo me enteré que un primo materno estaba muy grave a causa de la hemofilia.

Cuando se llegó el día del parto, pedí una cesárea porque me puse a leer e informarme y encontré que el canal de parto le podría causar una hemorragia intracraneal al bebé, por eso decidí una cesárea; justo cuando mi hijo cumplió un año intentó subir la escalera y se rompió el frenillo, y comenzó con una hemorragia leve que inició un sábado a las 9 de la mañana y terminó hasta la 1 de la mañana del miércoles, a partir de ahí comenzaron a hacerle análisis y resultó que tenía hemofilia.

En México no existía un tratamiento adecuado para la hemofilia, él fue un niño con mucha suerte, bendecido por Dios, porque mucha gente me apoyó para sacarlo adelante. La hemofilia es un problema muy serio que afecta a toda la familia, no solamente al paciente.

Tener hemofilia era una sentencia de muerte en esos momentos, cuando mi hijo era pequeño los médicos me decían qué no iba a llegar a los 3 años y así me fui hasta que cumplió 10 años.

En el Instituto Nacional de Pediatría (INP) encontré a la doctora Catalina Taboada, que se convirtió en la hematóloga de mi hijo, y a quien le agradezco su compromiso y apoyo. En ese momento, a principios de los 80’s, mi esposo contaba con un buen trabajo afortunadamente y podíamos cubrir los gastos del tratamiento de Enrique, así fue como pude llevarlo a Estados Unidos y sacarlo adelante, hasta la fecha sigue teniendo medicamento a su disposición.

LaSalud.mx.- ¿Cómo era el tratamiento que consiguió en Estados Unidos?

Ma. Luisa Bastar.- Cuando Enrique tenía 4 años pudimos viajar a Estados Unidos, aquí en México eran muy pocas las opciones que habían y me enteré que un laboratorio (Baxter) tenía un medicamento y me fui directamente a tocar la puerta, en el camino me encontré con un conocido que me ayudo a conseguir 7 muestras de hemofil.

En esos años comenzó la epidemia de VIH -que hasta ese momento era una enfermedad desconocida y todas las miradas estaban puestas en ella-. Entonces cuando se me acabó el tratamiento antihemofílico; con el apoyo de unos amigos me fui al Hospital Memorial Hermann en Houston, Texas, donde le realizaron estudios de todo tipo a mi hijo, y con anticipación firmé un papel donde no consentía que se le aplicara plasma ni crio precipitado a Enrique, que es un medicamento que salió en el año 1963, fue lo primero que se usó para tratar al paciente con hemofilia.

En ese tiempo me hablaron de un nuevo virus que existía (VIH), que afortunadamente mi hijo no tenía -pero sin saber una palabra de inglés encontré a unas personas que me explicaron en qué consistía esa nueva enfermedad-; cuando regresé a México platiqué con la doctora Taboada y me dijo que por esa razón al niño no se le aplicaba ningún medicamento fuera de los que yo autorizaba, ahí comencé a darme cuenta que los niños eran tratados con tratamientos rudimentarios (el crio precipitado) -”yo digo que eran de la era cuaternaria”-, porque fue un descubrimiento de la doctora Judith Graham Pool del año 1962.

Por eso es que inicié esta labor, porque mi hijo tuvo mucha suerte, contamos con mucho apoyo, con el mejor tratamiento; por lo que empecé a picar piedra y fundé el 27 de abril de 1989 “Tabasqueña de Hemofilia”, que fue la primera asociación formal de hemofilia en México.

“Impulsada por la cruel realidad de la hemofilia en México y por la sugerencia de nuestra querida hematóloga Dra. Catalina Taboada del Instituto Nacional de Pediatría, fuimos a nuestro querido Tabasco a buscar pacientes con hemofilia, casa por casa y formamos la Asociación Tabasqueña de Hemofilia”

Misión

Lograr el bienestar físico y mental de las personas con hemofilia mediante la enseñanza continúa dirigida a las familias y a los profesionales de la salud.

Visión

Ser el primer Centro de Enseñanza de Hemofilia en América y segundo a nivel mundial, en el cual, con la colaboración altruista de un equipo multidisciplinario de trabajo y la participación activa de las instituciones médicas del sector salud sea posible formar personal con la capacidad y el conocimiento necesario para poder diagnosticar, tratar y controlar la hemofilia, ofreciendo tratamientos de vanguardia, optimizando su uso.

Existía otra asociación donde desafortunadamente había muchos pacientes contagiados de VIH, debido a las transfusiones de plasma, ya que la sangre no era analizada.

Siempre busqué proteger a los niños, y por eso nació Tabasqueña de Hemofilia, más adelante se unió Jalisco, el Estado de México, Chiapas y en la Ciudad de México se fundó una asociación que se llamaba Prohemofílico; dos años más tarde fundamos la Federación de Hemofilia de la República Mexicana (FHRM) y fui honrada en presidirla por 10 años.

Antes de la creación de la Asociación Tabasqueña de Hemofilia (1989), la hemofilia en México era sinónimo de muerte, porque no existía el suficiente conocimiento en el área médica, y en los muy escasos lugares en donde lo había no contaban con los medicamentos necesarios.

A partir de esa fecha (1989) con la formación de 22 asociaciones en los demás estados, incluyendo el Distrito Federal, así como la creación de la Federación de Hemofilia de la República Mexicana (1991), se empezó y se continúa trabajando en vencer los principales retos para el tratamiento de la hemofilia; que son la capacitación tanto a pacientes y familiares, como a los profesionales de la salud y el abasto suficiente del medicamento idóneo para su tratamiento.

La hemofilia no se cura, pero se puede vivir dignamente con ella, con un diagnóstico adecuado, la atención de médicos expertos y medicamento disponible.

Buscando siempre el bien del paciente con hemofilia y otras coagulopatías, la Asociación   Tabasqueña de Hemofilia A.C., tiene como una de sus funciones principales el privilegio de poder apoyar.

Durante esos 10 años conseguí la introducción al cuadro básico del factor antihemofílico en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el año de 1993, fue un regalo de Navidad después de 2 años de lucha, posteriormente lo introdujo el ISSSTE y en 1998 la Secretaría de Salud de Tabasco comenzó a comprar factor antihemofílico.

No me puedo quejar del gobierno, porque realmente nos ha apoyado en esta labor, el primero fue Enrique Wolpert Barraza, un gran científico que era Subsecretario de Salud en esa época, en los años 90s, y apoyó mucho para que pudiéramos crear la FHRM.

También durante mi periodo en la presidencia se adquirió el inmueble de la Federación; tuve la dicha de adquirir el predio, y de arreglar lo mejor que se pudo con la ayuda de amigos y mi esposo.

Me siento muy satisfecha de que el IMSS y el ISSSTE tengan factor antihemofílico, ya que fue gracias al trabajo que se hizo en esa época, también hubo mucha unión con el Centro Nacional de Transfusión Sanguínea, que en esa época estaba a cargo de la doctora María Soledad Córdova; era una eminencia, una gran persona que también se interesó mucho por la hemofilia y fue ella la que implementó que a la sangre se le hicieran pruebas de hepatitis B y C, así como de otros virus.

Aprendí que no debemos meternos en problemas políticos, sino trabajar y trabajar todos los días para poder alcanzar las metas; no fue fácil y no es fácil, pero se pudo hacer y se puede hacer mucho más, porque faltan muchos estados. Incluso en la Ciudad de México, en el Hospital General de México se trata todavía con medicamentos de la era “cuaternaria” y duele mucho conocer estas noticias.

LaSalud.mx.-¿Sus hijas son portadoras de hemofilia?

Ma. Luisa Bastar.- Afortunadamente mis hijas no son portadoras de hemofilia, en cambio mi nieta -hija de Enrique- sí es portadora de la  enfermedad.  Siempre he dicho que me encuentro gente muy buena en el camino, porque me ofrecieron hacerles los estudios a mis hijas en Estados Unidos. Actualmente, tengo 7 nietos y un bisnieto.

Con el paso de los años me he preguntado ¿por qué hay portadoras que sangran tanto en sus periodos menstruales y otras no?, yo sangraba mucho, por eso decidí quitarme la matriz y debido a eso descubrí la enfermedad de Von Willebrand, que es un tipo de hemofilia que afecta más a las mujeres, y más adelante me entere que por el lado paterno tengo este padecimiento.

LaSalud.mx.- ¿Cuál fue el primer medicamento que le aplicaron a su hijo cuando era pequeño?

Ma. Luisa Bastar.- Se le aplicaba plasma, el cual le hizo reacción -porque se hinchaba-, e inmediatamente le aplicaron el factor antihemofílico qué era traído de Estados Unidos. No lo vendían en México, encontré en el laboratorio Baxter las muestras de hemofil, se lo apliqué hasta que cambiaron al tratamiento monoclonal que era mucho más seguro, libre de virus, y en 1993 entra por primera vez el medicamento recombinante, ese es el que usa mi hijo hasta la fecha. Afortunadamente no lo usa mucho, realmente el problema es cuando son niños y en la adolescencia, porque suelen ser muy inquietos y se lastiman.

Cuando yo viajaba a Estados Unidos por el hemofil no podía traer grandes cantidades de donaciones de este medicamento para poder apoyar a los pacientes ni del Instituto Nacional de Pediatría ni de Tabasco, por eso es que busque el apoyo de Insumos y Drogas (lo que actualmente se llama COFEPRIS). Conseguía muchas donaciones en varios países, pero era muy complicado introducirlas a México; el doctor Mario Líberman fue quien me otorgó el permiso para traer medicamento en calidad de donativo. Primero me investigó, reconoció mi trabajo y me pidió que le mandara el nombre del laboratorio y que él se encargaría de resolverlo, de hacer todos los trámites necesarios para poder traer el fármaco.

Cuando falleció el doctor Líberman, que desgraciadamente murió de un infarto, se quedó el doctor Bondani quién también me brindó todo su apoyo para poder seguir trayendo medicamento; con tan sólo haberlos conocido me siento muy satisfecha, con eso gané muchas cosas.

La pelea que siguió fue algo muy grande; realizar el 1er Congreso Mundial de Hemofilia, en México, en esa época un país latino no tenía derecho a ser una sede de un congreso mundial, y en 1994 la Federación de Hemofilia de la República Mexicana ganó la sede del congreso mundial.

Recordemos que la Federación se fundó en 1991, todo el proceso se inició en 1990 pero quedó establecida como tal hasta el año 1991, y en 1992 viajé a la Ciudad de Atenas, Grecia, para lograr ser sedé del congreso mundial, porque yo sabía que, si lograba ese cometido, en las instituciones de salud se iban a apresurar para poder incorporar el medicamento y esa fue una de las cosas por las que se nos apoyó, para poder lograr incrementar este abasto de medicamentos a los pacientes.

Toda esta historia parece ser muy rápida, pero fueron muchos años de trabajo, de incertidumbre, de dudas, de aportar económicamente y gracias a Dios se logró realizar.

En el Congreso de 1994 realizado en México, se incrementó la asistencia, porque anteriormente este tema no era de mucho interés y solo se reunían alrededor de 700 personas y nosotros logramos 1,500 asistentes. Actualmente la cifra es superada, pero para ese momento era un gran logro reunir a este número de personas, recuerdo que la sede física fue el Centro de Congresos del IMSS.

Ma. Luisa Bastar de Abreu, ha organizado innumerables eventos médicos y psicosociales sobre hemofilia en México, y ha participado promoviendo el bien de los paciente en eventos realizados en otros países como Estados Unidos, Italia, Grecia, Israel, Chile, Colombia, España, Costa Rica, Canadá, Holanda, Tailandia, Turquía, Argentina, Perú, Nicaragua, Cuba, Francia, con presentaciones de trabajos de investigación y promoviendo la capacitación de alto nivel en médicos de Tabasco y de otros estados del país. Ha recibido varios reconocimientos de España, Estados Unidos y México.

Consiguió introducir al estado de Tabasco cada año importantes donativos de medicamentos de vanguardia de factor VIII, IX y factor VII inactivados viralmente, mismos que a su vez son donados a hospitales y pacientes que lo requieren.

Editora de la revista “Hemos” sobre hemofilia y del libro “Hemofilia, enfoque multidisciplinario en México”.

Dejé la presidencia en 1995, porque mi esposo tuvo que regresar a trabajar a Tabasco y mi meta era fundar el Centro de Enseñanza en Hemofilia, el cuál es el segundo más grande del mundo, porque el primero está en Murcia, España.

Tuve la oportunidad de conocer el Centro de Enseñanza Permanente de Hemofilia en España, que le llamaban la CHARCA, y yo de broma les decía que iba a hacer el CHARCO en Tabasco, México.

A lo largo de este camino he encontrado a muchos pacientes que se han vuelto mis amigos y que me han contado anécdotas maravillosas, al igual que muchos médicos que se han vuelto mis aliados, “yo siempre les digo que soy un peón para que puedan obtener las cosas para trabajar, ustedes hagan su trabajo y yo les ayudó a buscar las cosas”.

En 2006 con apoyo del gobernador de Tabasco, Manuel Andrade Díaz, y un terreno donado, comenzamos la obra para construir el Centro de Enseñanza de Hemofilia y Von Willebrand, que hoy es el segundo más grande del mundo, aún sigue en construcción, pero a finales de 2006 se inauguró la primera etapa.

Es una obra inmensa, cuenta con hotel para que el paciente pueda hospedarse, las habitaciones son muy confortables, hay un área de rehabilitación, así como una alberca para que el paciente se ejercite.

Como parte de las actividades en este centro, hay un campamento especial para niños, el cual reúne a 50 pequeños y a 30 médicos, enfermeras y capacitadores. Algo muy importante es que esa capacitación no sólo se da a los niños

y a sus familias, sino también a los médicos, estamos avalados por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y por la Secretaría de Salud, nuestros médicos fueron capacitados en el extranjero; tenemos un gran equipo de médico.

Actualmente en el Centro de Enseñanza de Hemofilia y Von Willebrand, se imparten talleres de:

  • Preparación de medicamentos
  • Auto infusión
  • Odontología
  • Hidrokinesiterapia
  • Psicología
  • Fisioterapia
  • Hematología

También imparten conferencias para los pacientes y familiares con temas como:

  • Hemofilia: generalidades
  • Aprendiendo a vivir con hemofilia
  • Terapias de rehabilitación e hidrokinesiterapia
  • Autoestima en pacientes con hemofilia
  • Calidad de vida en pacientes con hemofilia
  • Rehabilitación de un evento hemorrágico inicial en casa
  • El pulmón y la hemofilia
  • Problema dental y su manejo en el paciente con hemofilia
  • HLAB 27 en pacientes con hemofilia
  • Afectación musculo esquelética en pacientes con hemofilia
  • Enfermedad de Von Willebrand, su manejo y tratamiento
  • La importancia de la prevención dental en los pacientes con hemofilia
  • Sentido de vida
  • Que es una clínica de hemofilia
  • Importancia del fortalecimiento
  • Generalidades de hemofilia
  • Manifestaciones músculo esqueléticas
  • Identificación de hemartrosis, como prevenirla y cuidados
  • Recambio de la dentición en hemofilia
  • Cuidados generales de la cavidad oral

Cabe señalar, que también realizamos algunas caravanas de capacitación a muchos estados, como Chiapas, Yucatán y Campeche; yo era el chofer porque me donaron una camioneta y llevaba a los médicos a capacitar a más médicos.

Este es el primer año que, por el tema de la pandemia, se cancela el campamento.

Para terminar esta interesante entrevista, su hijo Enrique agregó que “este ha sido un largo camino de muchas vivencias, de experiencias, de “mucho picar piedra” ella sola, con el objetivo de hacer todo esto para lograr una revolución en todo México; porque uno de los principales problemas en el país, independientemente de que no existía el medicamento, era la ignorancia, porque los médicos sabían lo básico de hemofilia pero no trataban pacientes; entonces hacer una revolución con campañas de capacitación, introducir medicamentos al país, todo eso se dice fácil pero es un gran esfuerzo de esta mujer, la cual le ha cambiado la vida a muchos pacientes para que puedan tener por lo menos en el Seguro Social acceso al medicamento y que en el INSABI también lo haya, así como la capacitación para médicos y pacientes, la cual es base para el tratamiento, un paciente capacitado reduce los riesgos, ayuda a disminuir el dolor a las familias; es un trabajo arduo pero muy gratificante”.

Reconocimientos que le han otorgado a la Sra. Ma. Luisa Bastar de Abreu, por su labor altruista en bien de los pacientes con hemofilia de México y en particular del estado de Tabasco:

  • Estatuilla “Hemofilia Santander 1991”, entregada por la Infanta Margarita, hermana del Rey de España en agosto de 1991 en Santander, España.
  • Diploma “Ciudadana distinguida de esta ciudad”, entregada por el Presidente Municipal del Centro, Tabasco, 11 de agosto de 1992.
  • Diploma por su gran labor humanitaria en beneficio de las familias y los niños de Tabasco, entregado por el Señor Gobernador de Tabasco el 7 de julio de 1994.
  • Artículo publicado en la Revista Selecciones del Reader´s Digest en todos los países de habla hispana, en las páginas 59 y 60 del mes de marzo de 1995 sobre su labor.
  • Diploma por su invaluable labor social y difusión al Programa de Enfermos de la Clínica de Hemofilia, entregado por la Jurisdicción Sanitaria núm. 03 el 28 de junio de 1995.
  • Diploma por la participación en los foros de Consulta Nacional Legislativa “Una perspectiva sobre el desarrollo de la mujer”, entregado por la Comisión de Población y Desarrollo de la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión en septiembre de 1995.
  • Diploma “Visitante distinguida” entregado por el H. Ayuntamiento de Veracruz el 21 de octubre de 1999.
  • Reconocimiento “Héroes anónimos”, por su labor a favor de la comunidad entregado por Wal-Mart de México S. A. de C. V. en la Cd. de Villahermosa, Tabasco en el año 2000.
  • Entrega del premio “Corazón de oro” de la Agrupación Mujeres Empresarias del estado de Tabasco, el día 4 de junio del 2003.
  • Entrega de reconocimiento “Grandes mujeres” que otorga el periódico Tabasco Hoy, entregado el 20 de junio del 2003.
  • Reconocimiento por su valiosa contribución a la cohesión de las asociaciones civiles en el municipio del Centro del estado de Tabasco, entregado por la Asociación Civil Fraternitas, el día 12 de octubre del 2003.
  • Diploma por su valiosa contribución en Pro de las Nobles Causas Sociales del Pueblo Mexicano, entregado por la Red Colosio el 31 de marzo de 1996.
  • Reconocimiento entregado en la ciudad de Miami, Florida U.S.A, en mayo de 1996 por el programa Sábado Gigante del Sr. Mario Kreutzsberger (Don Francisco) por la labor realizada.
  • Diploma por su humanitaria labor a favor de la vida de la niñez, jóvenes y familias tabasqueñas con hemofilia, su lucha en el país y en el extranjero, entregado por el Parlamento Ciudadano el 17 de mayo de 1996.
  • Diploma por su humanitaria labor realizada en la lucha por mitigar la hemofilia, entregado por la Radiodifusora XHKV, programa Entre Mujeres, el 8 de marzo de 1997 en el Día Internacional de la Mujer.
  • Placa por su aportación para mitigar el dolor humano, entregada por el Distrito 4200 de Rotary Internacional en mayo de 1997.
  • Diploma por su destacada labor al servicio de la comunidad, entregado por el Club Rotario de Villahermosa el 12 de junio de 1997.
  • Placa por su labor altruista en beneficio de la comunidad hemofílica de nuestro país, entregada por la revista Algo Sobre Nosotros en diciembre de 1997.
  • Diploma por hacer del servicio a los demás una religión, entregado por la Asociación Mujer y Desarrollo A.C., el 17 de julio de 1998.
  • Reconocimiento al liderazgo por su determinación en el mejoramiento del tratamiento médico y creación de una red de fundaciones en beneficio de las personas con hemofilia mexicanas, entregado por la Fundación de Hemofilia del Sur de California en Pasadena, California U.S.A., en febrero de 1999.
  • Reconocimiento por su destacada trayectoria, otorgado por la Unión Femenina Iberoamericana, filial Cárdenas, Tabasco el día 5 de noviembre del 2003.
  • Edición en el año 2004 por el escritor Lic. Gerardo Martínez Cristerna del libro “Lazos de sangre” que relata la vida de Ma. Luisa con relación a la hemofilia
  • Reconocimiento del Colegio de Bachilleres de Tabasco, Plantel núm. 12, el 10 de febrero del 2005.
  • Constancia por su ponencia en el XV Taller y Symposium de Hemofilia en la Ciudad de Querétaro, México los días 28, 29 y 30 de julio del 2005.
  • Soñar, imaginar y convertir en realidad la primera etapa del proyecto integral más importante en América Latina sobre hemofilia: el Centro de Enseñanza de Hemofilia construido en Villahermosa, Tabasco, orgullo de México (8 de diciembre del 2006).
  • Soñar, imaginar y convertir en realidad la segunda etapa del proyecto integral más importante en América Latina sobre hemofilia: el Centro de Enseñanza de Hemofilia construido en Villahermosa, Tabasco, orgullo de México (12 de octubre del 2007).
  • Reconocimientos por los niños asistentes al Campamento de Verano Tabasco 2007 y 2008, siendo para ella los más emotivos porque llevan el limpio sentimiento de los niños.
  • Reconocimiento por la Fundación Global Health Society Inc. de Estados Unidos por la labor realizada en beneficio de los pacientes con hemofilia, agosto 2007 y 2008.
  • Reconocimiento por su destacada trayectoria y activa participación en el desarrollo del municipio, entregado por el H. Ayuntamiento del Centro a través de la Dirección de Atención a las Mujeres, el día 8 de marzo 2008
  • Reconocimiento al Premio Nacional del Voluntario del año por la Fundación Social Compartir I.A.P., el 23 de septiembre del 2008 en la Cd. de México.
  • Reconocimiento de la Asociación Veracruzana de Hemofilia A.C., por el valioso apoyo que le otorga     a los pacientes de la entidad veracruzana, el 4 de febrero del 2009.
  • Reconocimiento otorgado en el 3er. Congreso Latinoamericano de Hemofilia 2009 por sembradora de servicio, productora de esperanzas de gran calidad humana y dadora de amor para los pacientes con hemofilia mexicanos de parte del Dr. Enrique Bribiesca Cano, del Instituto Nacional de Pediatría e Instituto Mexicano del Seguro Social.
  • Constancia otorgada por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, División Académica de Ciencias de la Salud, por su participación como ponente en el simposio “Tópicos de hemofilia” con la presentación de la Asociación Tabasqueña de Hemofilia, realizado el 14 de abril del 2011 en la Cd. de Villahermosa, Tabasco.
  • Constancia otorgada por el Instituto Nacional de Pediatría y la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, División de Ciencias de la Salud, como ponente en el XVII Congreso Nacional de Residentes y Exresidentes de Estomatología del INP, del 5 al 8 de mayo del 2011 en la Cd. de Villahermosa, Tabasco.
  • Reconocimiento otorgado por la Federación de Hemofilia de la República Mexicana A.C. por la labor realizada durante los 20 años de su fundación, efectuada en la Cd. de México, D.F. 6 de agosto del 2011.
  • Reconocimiento otorgado por el Cuerpo Académico de Fisiología y Fisiopatología, de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Facultad de Medicina, por su asistencia, participación y ser miembro del comité organizador en el 2do. Simposio “Hemofilia: de la Investigación a la Clínica”, Cuernavaca, Morelos, diciembre del 2012.
  • Reconocimiento por la división de ciencias económico administrativas de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco como ponente de “Trascendencia e impacto social, experiencia de Tabasqueña de Hemofilia A.C.”, noviembre 2015
  • Presea “Árbol de la vida”, otorgada por la Comisión Nacional de la CANALMEX/UNESCO Sur-sureste y la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, marzo 8 de 2016.
  • Premio Estatal de los Derechos Humanos 2016, entregado por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Tabasco el 27 de enero del 2017.
  • Constancia otorgada por la Asociación Mexicana para el Estudio de la Hematología A. C. por su asistencia   y participación en el XXII Congreso Nacional de Hemofilia, llevado a cabo los días 27, 28 y 29 de julio del 2017, en la Ciudad de Santiago de Querétaro.
  • Reconocimiento otorgado por la Fundación ANIDAR (Ayuda a un Niño con Daño Renal), por sus donativos apoyo y calidad humana, Villahermosa, Tabasco, 11 de agosto de 2017.
  • Reconocimiento “La Jícara 2018”, entregado por la Carrera de Sociología de la División Académica de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, en honor a aquellas personas e instituciones que en el desempeño de su labor, función u oficio han aportado lo mejor de ellas para servir y engrandecer a Tabasco, 30 de mayo de 2018, Villahermosa, Tabasco.

Este, y otros interesantes artículos, acompañados de reportajes; entrevistas y colaboraciones especiales con los más connotados especialistas a nivel nacional e internacional; los puede encontrar en nuestra Edición Especial Multimedia de la Revista LaSalud.mx: “HEMATOLOGÍA 2020”, Edición Internacional con presencia Ibero Latinoamericana. Consúltala de forma gratuita en https://issuu.com/grupo-mundodehoy/docs/hemofilia_2020

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le recomendamos
Close
Back to top button