Negocios

Aseguran expertos en blindaje que es de suma importancia se explique cómo funciona el producto y cuánto tiempo tiene de vida útil.

Al comprar algún producto blindado o mandar a blindar un automóvil, se ignoran algunos detalles que pueden marcar la diferencia en nuestra seguridad, como la fecha de caducidad, porque al igual que los productos orgánicos, algunos inorgánicos también pierden su efectividad con el paso del tiempo y en la industria del blindaje esto no se puede pasar por alto.

En este sentido, integrantes del Consejo Nacional de la Industria de la Balística (CNB), explican la importancia de adquirir estos productos con fabricantes certificados, pues la seguridad no debe tomar ningún riesgo, así como la importancia de respetar los tiempos de los productos, pues nada dura para siempre.

“En su composición química, el acero balístico contiene moliteno y otros materiales que, con el paso del tiempo se degradan por los cambios de temperatura. Un blindaje automotriz tiene una duración de 3 a 7 años, dependiendo del fabricante del acero balístico y, es muy importante que la gente, al momento de comprar un vehículo blindado o lo mande blindar, tenga clara esta situación en sus cotizaciones. Nosotros los empresarios tenemos que explicarle a la gente que el vehículo no va a durarle toda la vida, el promedio es de cinco años”, señala Luis Sánchez Soto, delegado de la Comisión de Blindaje Automotriz.

Añade que hay que tener en cuenta que los cristales blindados también caducan y que llegan a deformarse por la manera en que son fabricados, sobre todo si el blindaje no fue realizado por una empresa certificada en un máximo de un año o dos ya no servirán los vidrios -que son lo más caro de un blindaje automotriz-, porque en México, como en Latinoamérica, abundan empresas de seguridad que no cuentan con la certificación, que es sinónimo de calidad y es la garantía de que se está adquiriendo un producto que en realidad va a resguardar la integridad física del cliente.

Asegura que los cambios de temperatura, tanto en el acero balístico, como en el cristal, merman mucho la resistencia balística del material: “nosotros le damos al usuario un manual de uso y cuidados, porque si el vehículo está mucho tiempo en el exterior está expuesto a cambios de temperatura. Se debe tener mucho más cuidados con un auto blindado que con uno normal, incluso la manera de manejarlo también influye; hay que evitar arrancones y frenados bruscos. Entonces, hay una serie de recomendaciones que se le deben dar al cliente, pero, sobre todo, ser muy puntual a la hora de venderle el vehículo, ofreciendo, por escrito, todo lo referente a garantías y a la caducidad del blindaje”.

Te puede interesar:

Especialistas instan a usuarios a conocer los elementos necesarios para elegir un blindaje de calidad.

Artículos relacionados

2021 será un año de oportunidades para el crecimiento del blindaje mexicano

Por su parte, Verónica Damián, delegada de la Comisión de Normas y Certificaciones, comenta que “En DuPont se siguen varios parámetros de calidad de los productos y siempre se revisa que los materiales cumplan con los parámetros establecidos. Nosotros vendemos la materia prima para los chalecos y la continuación balística son las telas de tienda, pero es primordial para nosotros que cada lote llegue a nuestros clientes con certificado de calidad, que garantice lo que le estamos vendiendo. Cada lote de tela tiene un certificado de calidad”.

Respecto a la caducidad del material, Verónica comenta que los hilos de Kevlar no tienen fecha de caducidad. No obstante, la norma que rige la fabricación de chalecos blindados específica que se les dé cierta vida útil. “Nosotros hemos probado tanques del ejército hechos con Kevlar y siguen deteniendo balas. Sin embargo, al hablar de la vida útil de un chaleco hay que tener en cuenta otros aditamentos que se utilizan en su elaboración; entonces el componente más débil es el que va a marcar la vida útil de un chaleco. Por ejemplo, en Europa hay un hilo de Kevlar que está a la intemperie desde hace 38 años, sostiene unos ladrillos y el hilo sigue igual, no ha perdido resistencia, entonces por parte del hilo no tenemos un estándar de vida útil”.

En este mismo sentido, Jorge Cevallos, delegado de la Comisión de Comunicación y Difusión, asevera que en la empresa que representa “somos productores a partir del monofilamento de Kevlar, es decir somos tejedores de esta fibra tan importante. En resumen, el Kevlar es una fibra sintética muy resistente al calor, al impacto y a la tracción y su uso principal es en el ramo de la seguridad. Kevlar no se descompone con agua, humedad, hongos o bacterias, además de tener una alta resistencia a la temperatura, podemos concluir que es muy resistente, que puede tener una vida útil muy larga”.

Lo que llega a cambiar, hablando de un producto terminado como puede ser un panel balístico para blindaje automotriz o una placa balística para blindaje personal, es que entran otros factores que determinan la fecha de expiración de los productos, estas variables se definen en conjunto con las empresas blindadoras.

Por su parte, Federico Forastieri, presidente de la Comisión de Fabricantes y Comercializadores de Materiales Balísticos, comenta que el acero balístico al carbono, no tiene caducidad ya que no sufre envejecimiento, siempre que esté bien cuidado y protegido de oxidación, además hace énfasis en que si no se respeta la caducidad de estos productos de seguridad, repercutirá en el desempeño y calidad del material, lo que provocaría no tener la protección y seguridad requerida y ser susceptible durante un siniestro.

Por ello recomienda a los consumidores acudir con blindadores reconocidos y certificados, solicitar la carpeta de procedimiento de blindaje del vehículo, blindaje arquitectónico y/ o chaleco, así como sus garantías, porque todo aquel que quiera protegerse por medio de blindaje debe tener la seguridad de que le entregará un vehículo o prenda con materiales de última generación y con garantía balística.

Te puede interesar:

Normatividad mexicana del blindaje está publicada, pero no es exigible.

CNIB alerta sobre las consecuencias de blindajes de mala calidad

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button