Negocios

Consejo Nacional de la Industria de la Balística destaca los elementos que se deben conocer antes de adquirir un blindaje.

Sí por su trabajo, su entorno, o por simple tranquilidad, los ciudadanos están pensando en adquirir un producto blindado, existen especificaciones que deben saber para hacer una compra segura. En México hay muchas empresas que no están reguladas y que aun así ofrecen “productos blindados” aun cuando los materiales que instalan pueden ser de dudosa calidad. Los especialistas alertan para no dejarse sorprender y no poner en riesgo su seguridad ni la de su familia.
 
Hugo Nieto, presidente de la Comisión de Blindaje Táctico, señala, en primer lugar, que para la realización de cualquier blindaje -vehículos, prendas de uso personal, como chalecos, y protección arquitectónica-, se utilizan materiales que deben cumplir con ciertos procedimientos, normas y regulaciones nacionales e internacionales, que garantizan su calidad y eficiencia en un evento.
 
Como experto en blindaje automotriz, explica que, la protección balística en un vehículo tiene el objetivo de detener los proyectiles al 100% y, que, en el momento de un ataque con arma de fuego, ningún proyectil pueda penetrar al interior.
 
Aclara que, al cliente, previo a la adquisición del vehículo o blindaje de su automóvil, se le hace un estudio para determinar qué tipo de protección necesita: nivel 2 y 3, anti-asalto urbano; nivel 4 y 4 plus, anti-secuestro, y nivel 5 y 6, anti-atentado.
 
“En México, actualmente tenemos la NOM-142-SCFI-2000 que nos regula, hay otras normas que regulan lo mismo, como la americana, la NIJ 0101.04, o la CEN1063, que es europea. Son las normas que generalmente utilizamos los blindadores para dar a conocer el blindaje y qué nivel de blindaje está teniendo de cobertura balística”, puntualiza.
 
Aclara que el cliente debe saber que, al circular con un vehículo blindado, posiblemente se va a encontrar con un retén que le solicitará la constancia de autentificación (carta realizada por la empresa de blindaje la cual debe proporcionar a su cliente al entregarle su unidad). Dicho documento contiene la información de la empresa blindadora, el número de Registro Federal Permanente, además de un holograma que la misma Dirección General de Seguridad Privada emite por cada vehículo blindado, éste se registra en el sistema de la autoridad y trae un QR que se puede leer; asimismo se manifiesta el nombre del propietario y los datos de la unidad (modelo, marca, placa de circulación y tipo de blindaje).
 
“También es importante conocer que se coloca una placa metálica en el interior del vehículo, donde vienen los datos de la empresa blindadora, dirección, teléfono y un número consecutivo de fabricación de unidad, con eso sabes que tienes un vehículo que tiene registro. Al momento que la autoridad solicita la información, la válida y, al ser validada y correcta, no hay ningún problema. Desgraciadamente el crimen organizado trae vehículos blindados que han robado, pero no están regulados y para eso son los retenes para la detención de estos vehículos”, asegura Hugo Nieto.
 
Por su parte, Gonzalo Santa María, presidente de la Comisión de Blindaje Arquitectónico, comenta que uno de los puntos más importantes al adquirir un vehículo o producto blindado, es comprobar que la empresa está certificada.
 
Además, dice, “nosotros como empresa debemos de explicarle al cliente sobre las regulaciones que tenemos, sobre el material; tenemos que entregarle toda la información necesaria sobre el blindaje para que sepa todos los puntos y esté tranquilo; hay muchos clientes que no saben de qué se trata o que hay varios niveles de blindaje, incluso muchos no saben que debemos de estar registrados ante ciertas autoridades, pero toda esa información nosotros se la proporcionamos”
 
Las empresas dedicadas al blindaje deben estar reguladas y registradas por la Dirección General de Seguridad Privada, que es la entidad federativa encargada de regular los servicios de las empresas de seguridad privada cuya finalidad es detectar probables inconsistencias entre la información que consta en sus bases de datos y las reportadas por las empresas en sus informes mensuales, las cuales pudieran ser violatorias de la Ley Federal de Seguridad Privada, su Reglamento y otras disposiciones jurídicas.
 
Respecto al blindaje corporal, John Valbuena, presidente de la Comisión de Ética y Justicia, explica que, en este rubro, se fabrican prendas tipo policial, militar o VIP, y que incluye playeras interiores, chamarras y chalecos certificados y mochilas blindadas.
 
Añade que “para las personas que por primera vez van a adquirir algún producto o van a requerir de algún servicio de blindaje, le recomendamos que busquen en internet la página del Consejo Nacional de la Industria de la Balística, ahí aparecen las compañías que cumplen con todos los requisitos internacionales, y con eso las personas están seguras de que van a adquirir un blindaje con materiales de última tecnología,  certificados y con pruebas balísticas adecuadas”.
 
Existen diferentes certificaciones de calidad en términos de blindaje. Unas son de procesos de calidad y otras son de garantías y cumplimientos de normas balísticas.
 
En el área arquitectónica, René F. Rivera, presidente de la Comisión Ejecutiva, comenta que en esta modalidad el cliente que desea blindar algún inmueble puede solicitar toda la información que necesita para estar seguro de que su trabajo estará en manos de profesionales. Las empresas serias suelen enviar al cliente un currículum para que conozca las obras en las que han trabajado.
 
Agrega que con blindaje arquitectónico se pueden proteger puertas, ventanas, cajas fuertes, habitaciones de pánico, accesos restringidos, joyerías, escuelas, es decir, casi cualquier inmueble porque prácticamente las posibilidades son ilimitadas.
 
Para concluir menciona que “los materiales que utilizamos vienen con certificación de laboratorios internacionales, la mayoría cumplen con normas como la NIJ0108-01 entre otras; también utilizamos materiales que son antivandálicos, estos cumplen con una norma específica y pueden estar sometidos durante 4 horas a golpes sin romperse”.

Te puede interesar:

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button