Ellas

Berenice Núñez, una pintora peculiar y amante de los perros.

Por Sinaí Guzmán

Berenice Núñez, es una pintora muy peculiar, a sus 31 años es la creadora del proyecto “Beregaleria, Retratos de amigos”, ya que desde hace tiempo se dedica a pintar retratos de mascotas y sus dueños.

Bere, estudió Terapia Física y al terminar la carrera, debido a la falta de oportunidades laborales se puso a trabajar en un spa, donde daba masajes reductivos y de tanto esfuerzo se lastimó un hombro, el doctor le mandó reposo y que evitará en lo posible realizar ese tipo de trabajo, porque se podía seguir lesionando; entonces decidió renunciar  debido a que sus actividades cotidianas se veían muy limitadas por el dolor y le nació la necesidad de pintar, de esculpir sin tener una preparación más que sus clases de dibujo técnico que había tomado en la secundaria.

“Me dieron muchas ganas de pintar y hacer algo, se va a escuchar medio místico pero así pasó, mi ex pareja estaba muy metido en el tema de interpretación de los sueños y me leyó un sueño en el cual decía que tenía que empezar a trabajar por mi cuenta y como Dios me dio a entender hice mi primer cuadro, fue de mi prima con su perrito y le encantó y de ahí me empezaron a hacer pedidos, así fue como empezó a crecer el proyecto”, asegura la artista. 

El destino la llevó a conocer a una persona en un bazar que tenía muchos amigos con mascotas y resultó que uno de ellos era famoso, Aldo Rendón, -fashion stylist de celebridades y uno de los mexicanos más influyentes dentro del mundo de la moda- y le hizo un cuadro a su perrita y de ahí se vino un “Boom” -como ella lo describre-. “Lo tome más como una forma de vida, hoy lo puedo ver como un sustento, como una manera de salir adelante. Con todo esto de la pandemia se ha complicado dar terapias físicas, por el contacto con las personas y significa mucho más riesgo para ti y para el paciente, entoces tome la pintura como una forma de vida y hoy pienso vivir de esto”.

Berenice contó que estaba tan lastimada que le dieron un tratamiento fuerte, cinco inyecciones de Dolo Bedoyecta por 5 días seguidos y poco a poco comenzó a levantar el hombro, a tener leves movimientos, pero en realidad el dolor le duró cerca de un año, no podía hacer fuerza ni levantar cosas pesadas porque no respondía su hombro, pero pintar era muy suave y eso sí lo podía hacer sin ningún problema, fue así como comenzó a vender cuadros.

Recordó que uno de sus cuadros favoritos es el de una perrita French Poodle que se llama Nina e hizo mucho “clic” con su dueña, que había salido positiva a COVID-19  y en esos momentos estaba resguardada en su casa sola, “le puse mucho cariño a esa pintura y obtuve un buen resultado, los ojos de Nina se veían muy expresivos y cuando le envié el  cuadro me dijo: ‘ni siquiera puedo ver a mi perrita porque estoy en cuarentena’, y para ella fue un regalo muy importante, ese ha sido uno de los que más me ha gustado, sobre todo lo que le hizo sentir a la persona”.

Berenice Núñez, también apoya a diferentes asociaciones que rescatan perritos de la calle o en situación de maltrato, dona sus cuadros para recaudar fondos en beneficio de la causa. “Siento mucho amor hacia los perros, de hecho mi tesis quería hacerla de fisioterapia canina, documenté el caso clínico de una perrita Husky que tuvo una malformación congénita,  le dí terapia diario por 7 meses y cuando iba a presentar la tesis mis sinodales me dijeron: ‘No te podemos validar tu tesis porque no es nuestra área’,  pero en ese inter conocí a una persona que estudió fisioterapia y se especializaba en perros y me comenzó a mandar información y por ella conocí una fundación en León, Guanajuato, que rescataba perritos, donde tenían una perrita Boxer, que requería una operación y no tenían los recursos; entonces yo me contacté con ellos y done un cuadro para recaudar dinero”.

La pintora y amante de los perros cuenta que ama lo que hace y que agradece que el destino la haya llevado por ese camino, después de una situación complicada. “He tenido momentos difíciles en la vida y es justo ahí cuando comienzo a recibir mensajes de mis clientes donde me agradecen y me ofrecen su apoyo, justo cuando me siento más vulnerable, siento que esté es mi camino, el universo me mandó señales de que es el correcto”.

Visita su Instagram para conocer más: https://instagram.com/beregaleria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button