Salud

Diagnóstico de Alzheimer aumenta 10% con respecto al 2020

LaSalud.mx.- El Alzheimer afecta la memoria a corto plazo y pone en riesgo la salud física y mental de los cuidadores, mejor conocidos como “enfermos silenciosos”. Por esta razón, el diagnóstico y tratamiento oportuno es clave para mejorar la calidad de vida de ambos.

Este año, se ha diagnosticado en mil 225 mexicanos, lo que representa un aumento del 10% con respecto al 2020. Así, más de 350 mil personas lo padecen y 2 mil 30 pacientes mueren a causa de él. Se calcula que uno de cada tres personas enfrentará esta enfermedad en su círculo cercano y que para el año 2050 habrá 139 millones de personas en el mundo con Alzheimer, según el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El neurólogo Carlos Manuel Guerra Galicia, director de PRISMA Centro de Atención Interdisciplinaria en Parkinson, Movimientos Anormales y Demencias, declaró que “el Alzheimer es la causa más común de demencia, los pacientes no sólo se enfrentan a problemas de memoria, sino a problemas conductuales que repercuten en sus cuidadores, como pueden ser: la falta de atención, el poco control de sus impulsos, la falta de agilidad, dificultad para orientarse o ubicarse, alucinaciones, apatía, depresión y ansiedad.”  

El tratamiento adecuado puede aportar bienestar, dignidad e independencia a los pacientes y a su familia por un periodo más largo. Por ejemplo, la rehabilitación farmacológica con el inhibidor rivastigmina ha demostrado eficacia desde etapas tempranas a severas, según la Guía Práctica Clínica del IMSS 2017 “Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.”

Actualmente, existe una presentación en parche de rivastigmina, la cual ha demostrado reducir el trabajo del cuidador de 40.3% a 10.3%, de acuerdo con estudios internacionales.

El Centro Nacional de Información Biotecnológica de los Estados Unidos informó que el 70% de los cuidadores encuestados en un estudio prefieren esa presentación del medicamento, ya que permite una mayor adherencia al tratamiento y aumenta la autosuficiencia del paciente al retrasar el deterioro en la capacidad para realizar actividades de la vida diaria.

El Alzheimer no tiene cura, pero su manejo oportuno ayuda a que la enfermedad resulte más fácil y estable para quienes la viven de cerca. Por lo tanto, hay que orientar a los cuidadores para que conozcan de qué manera pueden abordar al paciente cuando se encuentra irritable,” declaró el también coordinador de la Clínica de Memoria y Cognición en la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP). Finalmente, en el marco del Día Mundial del Alzheimer surge la iniciativa dirigida a médicos “No hay que olvidar” para elevar la voz y enaltecer las experiencias de vida de los pacientes.

RGP

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le recomendamos
Close
Back to top button