Nacional

Inversión en investigación clínica es fundamental para la reactivación económica

Durante el espacio “Ideas para avanzar: Foro de reactivación económica”, realizado este martes por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Cristóbal Thompson, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Industrias de Innovación Farmacéutica (AMIIF), afirmó que la investigación clínica es una actividad transversal que impacta los cuatro ejes estratégicos del plan de reactivación económica del gobierno federal: mercado interno, inversión, comercio internacional y regionalización.

Para dimensionar el peso de la investigación clínica en el país, dijo que por cada puesto de trabajo se generan 4.4 más, y que el fomento al desarrollo tecnológico y científico puede detonar una inversión de 500 millones de dólares anuales en los próximos cinco años. “Estamos discutiendo con la autoridad reguladora sanitaria cómo mejorar procesos”, agregó.

De acuerdo con Thompson, la investigación clínica promueve la creación de acuerdos con centros de investigación en México, así como con instituciones académicas. Además, hay una oportunidad de desarrollar clústeres específicos y regionales. Siguiendo un estudio de KPGM, entre 2016 y 2020, 17 mil pacientes se beneficiaron gracias a la investigación clínica en el país, y se generaron 2 mil 400 empleos directos y 9 mil indirectos.

México cuenta un perfil demográfico que permite reclutamiento de pacientes a gran escala y con un perfil epidemiológico diverso; un sistema de salud con diversidad de opciones para hacer investigación; costos competitivos; más de 300 comités de ética en investigación para la aprobación de protocolos con registro ante la Comisión Nacional de Bioética; infraestructura hospitalaria; investigadores capacitados; y liderazgo regional en exportación de productos farmacéuticos. Todos estos elementos,  permiten al país convertirse en un centro de investigación clínica a nivel global.

De igual manera, subrayó que es fundamental la simplificación de los procesos regulatorios para acelerar la inversión en innovación clínica en beneficio de los pacientes. “La velocidad de aprobación de los protocolos es fundamental para volvernos una potencia”, indicó. Hemos propuesto reducir de 255 a 45 días naturales el tiempo promedio en los trámites regulatorios en México, de este modo, se incentivará la apertura de más centros de investigación y habrá más pacientes beneficiados.

RGP

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button