InternacionalNoticias

Este año son tres los galardonados con el Premio Nobel de Física

Tres galardonados comparten el Premio Nobel de Física por sus estudios de fenómenos caóticos y aparentemente aleatorios. Así, Syukuro Manabe y Klaus Hasselman sentaron las bases del conocimiento del clima de la Tierra y cómo la humanidad influye en él. Por su parte, Giorgio Parisi es recompensado por sus contribuciones revolucionarias a la teoría de materiales desordenados y procesos aleatorios.

De esta manera, Manabe y Hasselman compartirán una mitad del premio por el “modelado físico del clima de la Tierra cuantificando la variabilidad y prediciendo de manera confiable el calentamiento global.” La otra mitad será sólo para la Giorgio Parisi de la Universidad Sapienza de Roma, Italia, “por el descubrimiento de la interacción del desorden y las fluctuaciones en los sistemas físicos desde la escala atómica hasta la planetaria.”

Gracias a estas investigaciones es posible contar con nuevos métodos para describir y predecir el comportamiento a largo plazo de sistemas complejos que se caracterizan por aleatoriedad y desorden.

Artículos relacionados

Particularmente, Syukuro Manabe demostró cómo el aumento de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera conduce a un incremento de las temperaturas en la superficie de la Tierra. Además, en 1960 dirigió el desarrollo de modelos físicos del clima de la Tierra y fue la primera persona en explorar la interacción entre el balance de radiación y el transporte vertical de masas de aire. En otras palabras, su trabajo estableció las bases para el desarrollo de modelos climáticos actuales.

Aproximadamente diez años después, Klaus Hasselman creó un modelo que vincula el tiempo y el clima, el cual responde a la pregunta de por qué los modelos climáticos pueden ser confiables a pesar de que el clima es cambiante y caótico. También desarrolló métodos para identificar señales específicas que, tanto los fenómenos naturales como las actividades humanas, imprimen en el clima. Por ello, sus métodos se han utilizado para demostrar que el aumento de temperatura en la atmósfera se debe a las emisiones humanas de dióxido de carbono.

En 1980, Giorgio Parisi descubrió patrones ocultos en materiales complejos desordenados, lo que posiciona a sus contribuciones como unas de las más importantes dentro de la teoría de sistemas complejos, pues permiten comprender y describir muchos fenómenos diferentes aparentemente aleatorios, no sólo en el ramo de la física, sino en áreas como matemáticas, biología, neurociencia y aprendizaje automático.

Los descubrimientos que se están reconociendo este año demuestran que nuestro conocimiento sobre el clima descansa sobre una base científica sólida, basada en un análisis riguroso de las observaciones. Todos los galardonados de este año han contribuido a que obtengamos una visión más profunda de las propiedades y la evolución de los sistemas físicos complejos,” expresó Thors Hans Hansson, presidente del Comité Nobel de Física.  

DZ

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button