Salud

Las condiciones de nuestro hogar podrían influir en nuestro estado de ánimo

Sanamente.mx.- El Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México realizó la encuesta Condiciones de la vivienda y su impacto en el bienestar de las familias mexicanas como parte del proyecto de investigación de la docente de psicología, Elisa Ester Ortiz Cruz. En ella se explora la posible relación entre las condiciones del hogar, cómo percibe el encuestado su vivienda y el estado de ánimo.

Entre los encuestados, casi una cuarta parte notó que, durante el último mes, con regularidad se alteraba fácilmente; el 28% indicó que muchas veces o siempre se molestaba si era interrumpido mientras realizaba sus actividades; el 23% muchas veces o siempre sintió que estaba muy irritable; el 21% muchas veces o siempre sintió nerviosismo; y el 30% siempre o muchas veces tuvo dificultad para relajarse.  

Lo interesante es que, entre quienes indicaron que suelen reaccionar exageradamente en determinadas circunstancias, el 21% dijo que su dormitorio es muy o algo incómodo, el 33% evalúa poco hogareña su casa y el 8% siente que su casa es muy o algo estresante. De quienes declararon que su hogar es incómodo, el 55% mencionó que se siente muy nervioso en varias ocasiones, mientras que el 31% siempre siente nerviosismo.

En la misma línea, entre quienes sienten que su casa es insegura, el 42% se ha sentido nervioso muchas veces y el 23% siempre. Del grupo que no percibe su casa como hogareña, el 50% la visualiza así muchas veces y el 40% siempre se siente nervioso. Quienes dicen que su casa es estresante, el 68% muchas veces se sintió nervioso y el 34% se sintió así siempre. El 52% de quienes creen que su casa es algo o muy estresante reporta muchas dificultades para dormir y el 38% siempre las tiene. 

En lo referente a la calidad de sueño, el 38% siempre o muchas veces antes de dormir piensa en sus problemas, el 26% siempre o muchas veces tiene dificultades para conciliar el sueño y el 24% se despierta constantemente por las noches. Ante esta descripción, no es extraño que el 47% pocas veces o nunca se sienta descansado por la mañana y el 33% se sienta somnoliento durante el día.

Estas alteraciones en el estado de ánimo suceden con mayor frecuencia cuando se incrementa el número de habitantes en la vivienda. Por ejemplo, la convivencia en un hogar puede tornarse más compleja en la medida que más personas estén en el hogar, y podría ser más ríspida si no hay espacio suficiente para cada uno de ellos. En este sentido, el 47% estima que su vivienda brinda un lugar adecuado para los miembros que la habitan, aunque el 24% indicó que el espacio es insuficiente. 

A pesar de los problemas con las dimensiones del hogar, tener una casa propia no es un objetivo fácil de lograr en México. En ese aspecto, el 74% de los encuestados considera que México no ofrece condiciones para que cualquier persona pueda adquirir una vivienda, mientras que el 26% sí lo cree. Pese a ello, el 50% concuerda que en los últimos años el gobierno ha impulsado iniciativas para apoyar en este rubro.

Algunas de las características mencionadas sobre las viviendas de interés social son: créditos elevados, por el 59%; el 37% la considera de costo accesible; el 35% piensa que cumplen con las necesidades que tiene una familia; el 23% percibe que son viviendas legalmente reguladas; y únicamente el 16% cree que este tipo de viviendas están bien ubicadas.

Artículos relacionados

Por otro lado, de la oferta privada, el 62% la percibe con créditos elevados; el 44% piensa que cumplen con las necesidades de la familia; el 42% la ve espaciosa; el 38% con buenas ubicaciones; el 33% de excelente calidad; y el 16% indica que tiene un costo accesible.

RGP

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button