NacionalSalud

Paciente vence cáncer linfático con trasplante de células progenitoras hematopoyéticas

Oncología.mx.- En el Hospital General Regional (HGR) No. 1 “Dr. Carlos Mac Gregor Sánchez Navarro”, médicos especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) trasplantaron con éxito las propias células progenitoras hematopoyéticas de Jaime, un paciente de 43 años con diagnóstico de linfoma de no Hodgkin (cáncer linfático), gracias a lo cual venció este padecimiento.

El procedimiento, realizado el 2 de febrero del 2020, también es conocido como trasplante de médula ósea, ya que las células progenitoras hematopoyéticas se obtienen de un tejido esponjoso que se ubica dentro de los huesos donde se producen las células sanguíneas y del sistema inmune.

Jaime se percató de la aparición de una bolita en el tórax, razón por la que inmediatamente acudió al médico; el diagnóstico fue cáncer linfático, conocido como linfoma no Hodgkin. Éste consiste en una mutación genética en las células afectadas que ocasiona su multiplicación de forma descontrolada, lo que da origen al crecimiento de estos tumores.

Artículos relacionados

El tratamiento consistió en sesiones de quimioterapia y radiación en el nosocomio, y posteriormente, el trasplante de medula ósea.

El riesgo más importante era que no la librara, podía morir incluso antes del trasplante, la sesión de quimioterapia previa tenía como objetivo eliminar todas las células del cuerpo, para después infundir las células nuevas”, recordó.

La doctora Yolanda Lugo García, especialista en hematología, explicó que este procedimiento fue un trasplante de tipo autólogo, es decir, fueron las propias células de la medula ósea del paciente las que se cosecharon y después se infundieron, previa preparación con quimioterapia intensiva, a través de un catéter central. Estas células llegarán a anidarse nuevamente a la médula ósea y se logra laregeneración de las células hematopoyéticas.

Por otro lado, el tratamiento consiste en estimular y liberar las células de la medula ósea, para que las células progenitoras salgan a la sangre periférica y, por medio de un equipo de aféresis, se obtienen las células hematopoyéticas. Después, se aplica quimioterapia intensiva.

Actualmente “no hemos detectado que la enfermedad maligna haya regresado, entonces el protocolo con ellos después del trasplante es hacerle seguimientos para detectar en el momento necesario si hay actividad, por lo tanto, hemos logrado el objetivo: prolongar la sobrevida de nuestro paciente con una calidad de vida adecuada”, subrayó la especialista.

El trasplante de células progenitoras en el HGR No. 1 representa el trabajo de un equipo multidisciplinario, donde intervienen muchos servicios del nosocomio con la finalidad de salvaguardar la vida del paciente, explicó la especialista del IMSS.

Para ser donador voluntario de órganos y tejidos, cualquier persona que así lo desee puede consultar la página de internet del Centro Nacional de Trasplantes: https//www.gob.mx/cenatra o visitar la página del IMSS: http//www.imss.gob.mx/salud-en-linea/donacion-organos.

RGP

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button