Noticias

El estudio CARISEL evaluó implementación de cabotegravir y rilpivirine para tratamiento de VIH

LaSalud.mx.- ViiV Healthcare, la empresa global especializada en el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) propiedad mayoritaria de GlaxoSmithKline, presentó hoy datos provisionales positivos del Estudio de Implementación de Cabotegravir y Rilpivirine en Zonas Europeas (CARISEL, por sus siglas en inglés), el cual fue iniciado y desarrollado durante la pandemia por COVID-19.

El estudio evaluó las perspectivas de los equipos de salud y de las personas con VIH por medio de encuestas y entrevistas sobre la implementación de vocabria (una inyección de cabotegravir) y rekambys (una suspensión inyectable de acción prolongada de rilpivirine), propiedad de las Compañías farmacéuticas de Janssen, de Johnson & Johnson, estos medicamentos fueron administrados cada 2 meses.

La información mostró que esta implementación del régimen de acción prolongada es realista y factible en una variedad de escenarios de salubridad en Europa. Los descubrimientos provisionales fueron presentados en la 18° Conferencia Europea sobre SIDA, que se realiza del 27 al 30 de octubre.

La mayoría de los equipos de salud alrededor de Europa coincidieron en que el cabotegravir y rilpivirine de acción prolongada fueron aceptables, apropiados y factibles de aplicar. Las personas con VIH que participaron también fueron receptivas al régimen, ya que el 97% sintió que fue aceptable ir a la clínica por una inyección cada 2 meses.

Al respecto, la doctora Laurence Slama, investigadora de CARISEL, declaró:

A pesar de algunas preocupaciones iniciales sobre la implementación de cabotegravir y rilpivirine de acción prolongada, los hallazgos provisionales del estudio CARISEL mostraron que los equipos de salud y las personas con VIH se sintieron positivas con el régimen mientras el estudio se desarrollaba. Estos descubrimientos se observaron alrededor de los 5 países europeos en los que el estudio se aplicó, sugiriendo que la implementación puede funcionar en diversos entornos y sistemas sanitarios. Es alentador ver entusiasmo, por parte de la comunidad médica y de las personas con VIH, por este novedoso régimen. Esperamos ver los resultados completos del estudio.”

Los datos provisionales de CARISEL refuerzan los hallazgos de 12 meses del estudio CUSTOMIZE de Estados Unidos presentado en julio de este año. Éste mostró que el régimen de larga duración, de una dosis mensual, puede ser implementado exitosamente en la práctica clínica estadounidense, en una variedad clínicas.

Los hallazgos adicionales incluyen:

  • La mayoría de las personas que viven con el VIH que comenzaron el tratamiento continuaron sintiéndose positivas sobre el régimen de acción prolongada, y el 91% se sintió positivo en el mes 4 frente al 84% en el mes 12.
  • La mayoría de las personas que viven con el VIH en el ensayo estuvieron de acuerdo o totalmente de acuerdo en que el cabotegravir y la rilpivirina de acción prolongada eran altamente aceptables, apropiados y factibles de implementar
  • La mayoría de los equipos de atención médica encontraron que el cabotegravir y la rilpivirina de acción prolongada eran aceptables para las personas que viven con el VIH, citando factores que incluyen la eliminación de la preocupación por llevar y tomar píldoras contra el VIH (44%).

RGP

Artículos relacionados

Back to top button