Salud

Los tumores neuroendocrinos son poco frecuentes y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo

Oncología.mx.- Los tumores neuroendocrinos (TNE) son un tipo de cáncer que comienza en células especializadas llamadas células neuroendocrinas, éstas tienen rasgos similares a los de las células nerviosas y las células productoras de hormonas. Casi 6 de cada 10 pacientes con este tumor (el 58%) se encuentran en un estadio avanzado al momento de ser diagnosticados correctamente, lo que hace difícil un tratamiento exitoso. El diagnóstico con frecuencia se confunde con afecciones como ansiedad, menopausia, síndrome del intestino irritable (SII), asma o diabetes.

El riesgo de tumores neuroendocrinos es mayor en las personas que heredan síndromes genéticos que aumentan el riesgo de cáncer. Son poco frecuentes y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Las tres zonas principales del cuerpo en las que se encuentran son el tracto gastrointestinal, el páncreas y los pulmones.

Los TNE gastrointestinales se encuentran en el tracto gastrointestinal o en el sistema digestivo y son el tipo más común de tumores neuroendocrinos. Los pancreáticos se forman en las células de los islotes pancreáticos e incluyen varios tipos poco comunes de TNE. Los pulmonares son menos comunes que otros tipos y representan alrededor de una cuarta parte de los tumores neuroendocrinos.

Artículos relacionados

Existen muchos tipos de tumores neuroendocrinos. Algunos crecen lentamente y otros muy rápido; algunos producen hormonas en exceso (tumores funcionales); otros no liberan hormonas o no liberan las suficientes como para causar síntomas (tumores no funcionales).

Su diagnóstico depende de varios factores, como el tipo de tumor, su ubicación, si produce un exceso de hormonas, lo agresivo que es y si se ha diseminado a otras partes del cuerpo. Los exámenes y procedimientos a los que podría someterse una persona para diagnosticar un tumor neuroendocrino dependerán de la ubicación del tumor en el cuerpo.

Las pruebas pueden incluir examen físico, pruebas para buscar el exceso de hormonas, pruebas de diagnóstico por imágenes y procedimientos para extraer una muestra de células para su análisis (biopsia).

Las opciones de tratamiento dependerán del tipo de tumor, su ubicación y si estás teniendo signos y síntomas del exceso de hormonas producidas por el tumor. Con base en eso se pueden tomar en cuenta la cirugía, la quimioterapia, la radioterapia, la terapia con medicamentos con diana específica, medicamentos para controlar el exceso de hormonas y terapia de radionúclidos con receptores peptídicos.

RGP

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button