NoticiasSalud

Adecuado seguimiento medico y control de padecimientos, claves para que un embarazo llegue a término

LaSalud.mx.- La subdirectora de Neonatología del Instituto Nacional de Perinatología (INPer), Irma Alejandra Coronado Zarco, expuso que un adecuado seguimiento médico antes y durante la gestación, y el control de algún padecimiento permiten que el embarazo llegue a término, es decir, a las 40 semanas, y que la persona recién nacida esté en óptimas condiciones de salud.

En entrevista realizada con motivo del Día Mundial de la Niña y el Niño Prematuro, conmemorado el día de ayer, la especialista dio a conocer que, en México, cada año se registran entre 180 mil y 200 mil nacimientos con menos de 37 semanas de gestación, cifra que a nivel mundial alcanza los 15 millones.

Además, explicó que el parto prematuro se presenta cuando la mujer embarazada desarrolla preeclamsia, que es la complicación del embarazo caracterizada por presión arterial alta e infecciones de vías urinarias que ocasionan la activación de algunas sustancias en el organismo que desencadenan el trabajo de parto.

Otra causa es la alteración de la estructura del cérvix o cuello uterino, la cual impide que el feto se mantenga dentro del útero a medida que crece. En estos casos se tiene que recurrir al parto anticipado por cesárea.

Una persona prematura puede presentar inmadurez en diferentes órganos, principalmente cerebro, pulmones, intestino y ojos, con el consecuente riesgo de parálisis cerebral, secuelas neurológicas, daños en la retina, miopía, astigmatismo y ceguera, entre otras. El periodo de hospitalización puede ser de hasta tres meses, dependiendo del tiempo de gestación.

La recuperación de la persona prematura depende de la causa del parto prematuro, peso, tratamiento adecuado para la madurez de sus órganos, desarrollo de infecciones, cuidados al momento de nacer y otros.

Durante el nacimiento es importante vigilar que la o el bebé reciba oxígeno de manera adecuada y procurar que el parto sea atendido por personal especializado para que evalúe si puede nacer de forma natural o por cesárea; también debe ser alimentado con leche materna, ya que es la mejor medida para reducir el riesgo de desarrollar infecciones graves.

La doctora Coronado Zarco hizo un llamado para ser sensibles con las y los niños prematuros, quienes habitualmente tienen problemas de visión, movilidad, agilidad y aprendizaje. Por ello, la especialista del InPer recomendó a las mujeres hacer consciencia sobre la necesidad del control médico prenatal y, ante un parto anticipado, buscar en lo posible recibir atención especializada.

RGP

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button