Salud

Primera Cumbre Iberoamericana sobre Longevidad

LaSalud.mx .-En la Primera Cumbre Iberoamericana sobre Longevidad, realizada el jueves pasado, se analizaron los cambios y las oportunidades vinculadas al envejecimiento y la salud de las personas adultas mayores.

El envejecimiento es el factor de riesgo número uno de muchas enfermedades graves como cáncer, enfermedades cardíacas, Alzheimer, Parkinson y diabetes. Dado que el envejecimiento y las enfermedades se derivan de mecanismos comunes, los científicos están trabajando para retrasar la enfermedad prolongando el proceso de envejecimiento.

Así, están estudiando los mecanismos biológicos del envejecimiento para prevenir o curar las enfermedades relacionadas con la edad, de modo que las personas puedan vivir vidas muy largas con buena salud.

Artículos relacionados

La importancia de esta cumbre está asociada a las tendencias en la esperanza de vida y las transformaciones en los ámbitos médico, social y económico que conlleva.

La esperanza de vida en el siglo XX creció debido una mejor atención sanitaria, la medicina, la nutrición y el saneamiento, y en el siglo XXI sigue aumentando, pues en las próximas dos décadas muchas personas vivirán más de 100 años.

Se prevé que las personas nacidas entre 1965 y 1980 vivan entre 20 y 30 años más que las generaciones anteriores, según una investigación del Centro de Stanford sobre Longevidad.

Esta tendencia influirá en las decisiones que tomen miles de millones de personas, y ante este escenario, gobiernos, sistemas sanitarios y empresas deberán adaptarse para atender a poblaciones que envejecen.

La Primera Cumbre Iberoamericana sobre Longevidad, organizada por la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF), la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud) y Margaretta Colangelo, especialista en longevidad, contó con especialistas que expusieron los avances médicos para prevenir o atender enfermedades asociadas a los adultos mayores, y además expertos hablaron sobre alternativas y experiencias de financiamiento para proyectos de investigación en este campo.

Por otro lado, investigadores y directivos de instituciones de salud de México, Costa Rica, Chile, Colombia y Perú compartieron las experiencias en sus naciones.

En el panel “Compañías de longevidad”, participaron Matthew Scholz, fundador y director ejecutivo de Oisín Biotechnologies, en Estados Unidos; Greg Fahy, cofundador y director científico de Intervene Inmmune en Estados Unidos; Jean Hébert, profesor del Albert Einstein College of Medicine en Estados Unidos, y Doug Ethell, director ejecutivo y fundador de Leucadia Therapeutics, de Estados Unidos.

Scholz destacó un estudio que hizo su firma para medir la densidad ósea y explorar cómo se pueden eliminar las células que intervienen en el desarrollo de la osteoporosis. Dijo que actualmente se desarrolla una proteína que se inyecta a ratones para tratar tumores cancerígenos, y que, a diferencia de otros tratamientos como las quimioterapias, en donde se pueden dañar células sanas, está diseñada para atacar únicamente a las células enfermas.

Fahy expuso que se hizo un ensayo de 2015 a 2017 para rejuvenecer el timo, un órgano pequeño ubicado en la parte superior del pecho, y que entre otras cosas mejoró la salud prostática.

Hébert explicó que gracias a la plasticidad del cerebro se puede lograr que ciertas funciones de una zona pasen a otra, incluso sin que nos demos cuenta.

Ethell destacó el programa ProCogny, con el que se puede detectar si personas sufren de demencia a fin de que los sistemas de salud reaccionen de mejor forma.

En el panel “Invirtiendo en Longevidad… ¿Cuándo iniciar en Latinoamérica?” participaron Eder Carvalhaes da Costa e Silva, miembro de la junta de pensiones, fundador y socio director en Brasil de E.CARVA Investments & Partnerships; Hernando Guzmán, managing partner de XB Ventures de México; Guilherme Gazzoni, director ejecutivo de Kuarup Capital de Brasil, y Santiago Chico, presidente 916 Foods de México.

Eder Carvalhaes da Costa e Silva dijo que en Brasil cerca del 15% de los fondos van dirigidos al cuidado de la salud y el envejecimiento, por lo que es importante invertir en fondos de pensión, pues la industria de la longevidad es un área prometedora.

Gazzoni subrayó que las compañías más prometedoras para invertir son las de salud y biotecnología, que hay muy buenas oportunidades y que sólo se tiene que encontrar la manera de aprovecharlas.

Guzmán agregó que es clave entender la importancia de invertir en compañías que hacen posible el cuidado de la salud y el desarrollo de tecnologías en favor de la longevidad.

En tanto, Chico dijo que no solo se trata de vivir más años, sino de tener una vida saludable, y que en ello interviene desde el desarrollo de medicamentos hasta el acceso al cuidado de la salud.

El panel “Envejecimiento saludable en América Latina” contó con la participación del director general del Instituto Nacional de Geriatría, Luis Miguel Gutiérrez Robledo y del director del Instituto Nacional de Rehabilitación, José Clemente Ibarra Ponce de León, así como de Flor Murillo Rodríguez, del Ministerio de Salud de Costa Rica; Viviana García Ubillo, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso, Chile; Víctor Zamora Mesía, exMinistro de Salud de Perú, y de Ricardo Peña Silva, profesor e investigador de la Universidad de los Andes, Colombia.

Gutiérrez Robledo dijo que el envejecimiento saludable es la denominación propuesta por la OMS, y se refiere a la capacidad para mantener el bienestar al avanzar la edad, lo que implica no solo investigación clínica sino mejoras en las condiciones sociales y económicas de las personas.

Además, expuso que el tema central de la Década del Envejecimiento Saludable 2021-2030 de Naciones Unidas es combatir la discriminación por edad, el edadismo, y avanzar en el desarrollo de los cuidados integrados de las personas mayores.

En tanto, Ponce de León destacó el peso de la rehabilitación en el envejecimiento como parte del proceso de prevención, pues si la población tiene acceso a medicina regenerativa se enfrentaría mejor a la falta de acceso a servicios de salud.

El resto de los ponentes de este panel concluyó que se necesitan políticas de largo plazo y mirar a países como Japón, donde ya se trabaja en ciudades sostenibles.

Además de que se requiere una sinergia con instituciones educativas para fomentar la estructuración de equipos de distintos países y desarrollar investigación en todas las áreas del envejecimiento.

Agregaron que en los próximos años, uno de cada cuatro latinoamericanos será adulto mayor, por lo que se debe legislar, regular, planificar y lograr un consenso para responder a ese escenario.

En el mundo hay al menos mil millones de personas que tiene 65 años y más, y conforme pasan las décadas la expectativa de vida seguirá creciendo hasta rebasar los 100 años.

La innovación farmacéutica ha sido fundamental en el mejoramiento de la calidad y la esperanza de vida en las últimas décadas.

Desde el 2000, la industria ha desarrollado más de 5 mil medicamentos y ha invertido al menos 500 mil millones de dólares en investigación y desarrollo para combatir enfermedades que afectan negativamente al proceso de envejecimiento, como las cardiacas o el Alzheimer.

Los organizadores informaron que la cumbre siguiente será en noviembre de 2022 y confiaron en que más países se sumen, pues quedó claro que envejecer sin enfermedades puede convertirse en una realidad.

DZ

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button