NoticiasSalud

En el Instituto Nacional de Rehabilitación se fortalecen acciones de prevención de accidentes

LaSalud.mx.- En el contexto del aniversario 21 del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) “Luis Guillermo Ibarra Ibarra”, celebrado el pasado 20 de noviembre, el director general, Carlos Javier Pineda Villaseñor, declaró que su objetivo no sólo es atender las discapacidades, sino prevenirlas.

Explicó que esta institución brinda servicios médicos de alta especialidad a pacientes con problemas de salud relacionados con discapacidad musculoesquelética, neurológica, pulmonar, cardiaca, auditiva, visual, pediátrica, geriátrica y con quemaduras, y a partir del 2020 recibe pacientes referidos por otros hospitales para rehabilitación pulmonar como consecuencia de COVID-19.

Como parte de este compromiso permanente por mejorar la calidad de vida de las personas, Pineda Villaseñor informó que en 2020 el INR brindó 83 mil 736 consultas, de las cuales seis mil 254 fueron de urgencias; además, se documentaron nueve mil 603 ingresos y egresos hospitalarios, y se realizaron cuatro mil 993 cirugías y 113 mil 149 terapias.

Artículos relacionados

Uno de los desafíos de México es el incremento de casos de discapacidad por envejecimiento y enfermedades crónicas. De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), existen seis millones 179 mil 890 personas con algún tipo de discapacidad. De ellas, el 53% son mujeres y el 47%, hombres.

Ante esto, el director general destacó que en el INR se fortalecen acciones de prevención de accidentes y se realizan diagnósticos, tratamientos y terapias de rehabilitación basados en la evidencia científica y atención médica de tercer nivel.

Trabajamos en tres ejes prioritarios: atención médica de alta especialidad; formación de recursos humanos a través de la educación, y desarrollo de la investigación en materia de discapacidad”, enfatizó.

Referente al área de atención médica, Pineda Villaseñor detalló que se subdividió el área de ortopedia en regiones anatómicas, por lo que en cada una de ellas “hay especialistas muy calificados en lesiones de mano, hombro, codo, columna vertebral, rodilla, cadera y pies”, entre otros.

En este instituto se encuentra el Centro Nacional de Investigación y Atención al Paciente Quemado (CENIAQ), que brinda servicio a cualquier persona que haya sufrido quemaduras corporales de segundo o tercer grado, como resultado de explosiones, pirotecnia, percances viales y otros accidentes.

Además, en el INR está la sede de la Escuela Superior de Rehabilitación, que tiene una matrícula de 230 estudiantes en nueve especialidades: audiología, otoneurología y foniatría; cirugía plástica y reconstructiva; genética médica; medicina de la actividad física y deportiva; medicina de rehabilitación; oftalmología; otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello; ortopedia y reumatología. Además, terapeutas de Centroamérica, Sudamérica, Estados Unidos y otros países reciben capacitación en este instituto.

El director general mencionó que el INR es ampliamente reconocido como modelo de vanguardia en el desarrollo de la investigación científica y avance en la medicina de rehabilitación. En 2020, el trabajo de 159 personas investigadoras fue publicado en 153 artículos.

Recientemente, la Liga Panamericana de Asociaciones de Reumatología otorgó al INR el Premio Nacional de Innovación Médica 2021 por su proyecto de viscosuplementación, basado en miel de abeja para combatir la osteoartritis en personas mayores de 60 años.

Con 2 mil 300 trabajadoras y trabajadores, el INR se consolida como institución de prestigio a través de un servicio de calidad y eficiencia.

RGP

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button