Entretenimiento

Inclusión cultural: el hijo de Superman es bisexual

“Mi padre creía que una vez que el mundo hubiera descubierto quién soy realmente sería rechazado por miedo. Él sabía que el mundo no estaba listo para conocerme.”

Superman, el mayor héroe de DC Comics, ha hecho de todo: desde especular su ascendencia judía hasta provocar disputas entre Isaac Asimov y Albert Einstein. También es el héroe más adaptado a diferentes medios audiovisuales por lo que el personaje cuenta con múltiples caras y voces. En los cómics ha abandonado su ciudadanía americana y luchado con Muhammad Ali. En sus cameos con Marvel ha sostenido el martillo de Thor y se ha fusionado con Capitán América. Y claro, ha muerto innumerables veces. 

Tras el último fallecimiento del afamado hombre de acero, este año DC Comics inició la publicación de la serie Superman: Son of Kal-El, la cual sigue la historia de Jonathan Kent, un joven de 17 años, hijo de Clark Kent y Lois Lane. El argumento está ambientado en el contexto actual, por ello, se pueden encontrar problemáticas sociales, ambientales y políticas que acontecen en nuestros tiempos, contra las lucha este nuevo Superman.

Artículos relacionados

Además de las aventuras como superhéroe, esta nueva entrega también profundiza sobre la construcción de la identidad de Jon. En ese sentido, su relación con Jay Nakamura, un periodista y activista de Metrópolis, es importante, ya que entre ellos se establecerá un vínculo amoroso, revelado en el número 5 de la serie.

Nakamura, es un redactor con gafas y cabello de color rosa. Apareció por primera vez en el tercer número de la serie como un hombro en el que Kent se apoyaba cuando el asunto de ser Superman se volvía demasiado difícil.

En muchos sentidos, Jay se parece mucho aLois Lane y podría inspirar el mismo tipo de emociones. Al igual que la madre de Jon, Jay tiene un profundo compromiso de encontrar la verdad en las cosas, exponer los engaños y denunciarlos al público. También se ha demostrado que es bastante intrépido en esta búsqueda, especialmente porque posee la capacidad de superar los ataques, lo que lo mantiene relativamente a salvo de daños.

El creador de este nuevo Superman, Tom Taylor, declaró para IGN que, a lo largo de su carrera, la industria le ha rechazado varios personajes queer. “Pero hoy estamos en un lugar muy diferente. Cuando me preguntaron si quería escribir un nuevo Superman con un nuevo #1 para el Universo DC, supe que reemplazar a Clark con otro salvador blanco heterosexual podría ser una verdadera oportunidad perdida. Siempre he dicho que todos necesitan héroes y todos merecen verse a sí mismos en sus héroes. Hoy, Superman, el superhéroe más fuerte del planeta, está saliendo del clóset“.

Cabe recordar que, como consecuencia del libro La seducción de los inocentes (1954) del psiquiatra Fredric Wertham, en 1956 se creó la Comics Code Authority, la cual se encargaba de verificar que el material por publicarse cumpliera con las normas establecidas. Este código censuraba las descripciones explícitas de violencia y gore, las faltas de respeto a la autoridad, las insinuaciones y “anormalidades” sexuales. Fue hasta 2011 cuando DC Comics abandonó por completo este sistema.

A pesar de la polémica que causo el anunció de que Superman sería bisexual, las ventas del número 5 de la serie fueron un éxito tras su lanzamiento el pasado nueve de noviembre, a tal grado que la empresa tomó la decisión de reimprimir los primeros números de Superman: Son of Kal-El

El anuncio dado por la editorial fue el siguiente: “después de una escena en la que Superman se agota mental y físicamente por tratar de salvar a todos los que puede, Jay está allí para cuidar al Hombre de Acero“. Para ilustrar esta información, se mostró la imagen en la que aparecen los dos personajes besándose.

La editorial quiso que el anuncio del nuevo cómic coincidiera con el Día Nacional de la Salida del Armario en Estados Unidos de América, que se celebra cada 11 de octubre. “No queríamos que esto fuera ‘DC Comics crea un nuevo Superman queer’. Queremos que esto sea ‘Superman se encuentra a sí mismo, se convierte en Superman y luego sale’, y creo que esa es una distinción realmente importante”, apuntó el guionista.

Nakamura y Kent son los personajes LGBTQ más nuevos, pero están lejos de ser los únicos. En el universo de DC, a principios de este año, el personaje Tim Drake, uno de los muchos Robin que luchan junto a Batman, aceptó una cita con un admirador masculino. Antes de Kent y Drake, estaba Batwoman, también conocida como Kate Kane, quien en un momento fue castigada por su relación con otra mujer bajo la antigua política de “No preguntes, no digas” del ejército estadounidense; Harley Quinn, quien abandonó al Joker por su amiga Poison Ivy en recientes tiras cómicas; y la científica transgénero Victoria October, que debutó en una serie de Batman de 2017.

Glen Weldon, de la Radio Pública Nacional (NPR, por sus siglas en inglés) y quien publicó un libro sobre Batman y que escribe regularmente sobre cómics, dijo que el hecho de que personajes como Robin y Superman se vuelvan queer es un “progreso”, pero dado que esos personajes no son las iteraciones canónicas de los héroes, es decir, Drake no es el único Robin en el Universo DC y el padre de Jon Kent siempre será el Superman más conocido, los desarrollos de la trama no son tan significativos o cambiantes de género como parecen.

Aún así, dijo Weldon, vale la pena celebrar un Superman bisexual y un Robin queer: no son un villano unidimensional o un personaje secundario que muere rápidamente, sino los “héroes de sus propias historias“.

La oposición

A pesar de las críticas recibidas por los fanáticos tras el anuncio del lanzamiento y del súbito aumento de las ventas en los cómics de la compañía, el giro LGBT de la historia de Superman no ha sido bien recibido por el público en general y por otras figuras del medio. Incluso el equipo de redacción y diseño de la firma se vio obligado a contar con seguridad privada debido a las amenazas que recibieron de forma anónima semanas antes del lanzamiento de la historieta. 

Una de las manifestaciones intolerantes más controversiales provino del voleibolista Mauricio Souza, campeón olímpico en los Juegos de Río de Janeiro 2016. El laureado deportista de 33 años fue despedido por el equipo donde jugaba como profesional, el Minas Tenis Club, y el entrenador de Brasil, Renan dal Zotto, le cerró las puertas de la selección luego de que publicara en Instagram un mensaje, que fue considerado homófobo, criticando la nueva entrega del cómic de Superman. 

En una publicación del 12 de octubre, pero que se viralizó, Souza cuestiona la última entrega del famoso superhéroe, en la que Jon se define como bisexual: “Ah, es sólo un dibujo, no es gran cosa… Sigamos así a ver dónde terminamos“, escribió el voleibolista, en un mensaje acompañado de una imagen del nuevo Superman besándose con un hombre y que fue respaldado por otros deportistas brasileños, como Sidao y Wallace, incluso por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Por su parte, Dean Cain, quien interpretó al superhéroe en la serie de televisión de la década de 1990 “Lois & Clark: The New Adventures of Superman”, apareció el martes en “Fox & Friends” y habló sobre el hecho de que el personaje de Jon Kent, descrito como el hijo de Clark Kent y Lois Lane, esté en una relación con otro hombre en una próxima edición. 

Dijeron que es una nueva dirección audaz”, dijo Cain. “Yo digo que se están subiendo al tren”. El actor agregó que no creía que fuera “audaz o valiente o una nueva dirección loca. Si hubieran hecho esto hace 20 años, tal vez sería audaz o valiente”, dijo Cain. “Pero valiente sería que luchara por los derechos de las personas homosexuales en Irán, donde te lanzan de un edificio por el hecho de ser homosexual”. 

El VIH en la cultura pop

No han sido pocos los personajes creados para apoyar a las personas que viven con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en cómics, televisión, literatura y más productos culturales. DC Comics tal vez tenga uno de los más populares: Extraño.

Este personaje, llamado Gregorio de la Vega, fue el primer superhéroe gay en la historia de la editorial; su primera aparición ocurrió en el número 2 de la serie Millennium en 1988. Extraño fue un mago de origen peruano que formó parte de los New Guardians y contrajo el VIH al ser atacado por un vampiro, Hemo-Globin; su muerte fue ocasionada por esta enfermedad. Debido a las críticas de los lectores, ya que usaba ropa colorida, era alocado y prefería que se refirieran a él como Auntie (tía), fue modificado para hacerlo parecer más masculino. 

Este superhéroe tuvo varias apariciones posteriores en el universo de DC. Una de las más importantes ocurrió en 2016, cuando Steve Orlando escribió la serie Midnighter y Apolo, la cual explora la relación homosexual entre estos dos personajes. 

Dentro de los cómics, James Wilson, personaje secundario de Hulk, también era portador de VIH. Marvel no sólo dio espacio al anterior personaje con la enfermedad, sino que también hizo su propia representación del virus con Legacy virus, el cual afectaba a mutantes y humanos por igual. Por otro lado, Shadowhawk, un antihéroe de Image Comics, es infectado con VIH por una transfusión sanguínea.

Otro ejemplo de personaje portador dentro de la cultura popular es Kami, una niña de 5 años que forma parte de los muppets de Plaza Sésamo. Ella contrajo VIH como resultado de una transfusión de sangre contaminada y su madre murió de esta enfermedad, desde entonces realiza campañas informativas para acabar con los estigmas sobre el tema. En 2003, Kami fue nombrada defensora de los niños por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Por su parte, el cine también ha abundado en la representación y concientización sobre este padecimiento. Entre las películas que desarrollan esta temática, se encuentran: Philadelphia, protagonizada por Tom Hanks y Denzel Washington; Dallas Buyers Club, protagonizada por Matthew McConaughey, Jared Leto, Jennifer Garner y Steve Zahn; 120 latidos por minuto, cuya trama explora la epidemia del SIDA durante los años 90 en Francia; y The normal heart, protagonizada por Mark Ruffalo, Matt Bomer, Taylor Kitsch, Jim Parsons y Julia Roberts.

En el tema de la sexualidad, Marvel ha recurrido a multiversos y líneas temporales ampliadas para hacer cambios en algunos de sus héroes más icónicos, como Thor, que tuvo su versión femenina; el Capitán América, que fue un soldado negro, o Iron Man, convertido en una chica afroamericana de 15 años; incluso ha habido un mutante de los X Men, Coloso.

Este, y otros interesantes artículos, acompañados de reportajes; entrevistas y colaboraciones especiales con los más connotados especialistas a nivel nacional e internacional; los puede encontrar en nuestra próxima Edición Especial Multimedia de la Revista LaSalud.mx: “Temas Selectos VIH / Sida 2021”, Edición Internacional con presencia Ibero Latinoamericana.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button