Salud

Trasplante de Células Progenitoras Hematopoyéticas


Por: Dra. Luara Luz Arana Luna. Médica Adscrita al Servicio de Hematología del CMN 20 de Noviembre de 2021, ISSSTE.

LaSalud.mx .- Parece tan lejos la fecha en la que Madame Curie pudo aislar el radio en su estado puro.Era el año de 1910, hasta el día de hoy han pasado 111 años.  Qué me hace pensar en Madame Curie y el trasplante de células progenitoras hematopoyéticas. Bueno, todo en la vida tiene una relación, un origen, un antecedente. En ese entonces motivada por la investigación, la científica desconocía el daño que causaba la radiación, solo estaba enfocada en los hallazgos de su investigación y en el giro que daría su descubrimiento, y vaya que, si lo hizo, nunca imaginó que tan maravilloso elemento fuera tan dañino, que incluso la llevaría a la muerte por una enfermedad llamada Anemia Aplásica.

Anemia Aplásica, conocida enfermedad en el siglo XXI, desconocida por los hombres del siglo XX, enfermedad que hoy se cura con un trasplante de células hematopoyéticas. Curiosamente la radiación se utiliza en el trasplante de enfermedades hematopoyéticas como terapia de acondicionamiento para dejar la médula ósea “vacía” y que haya un lugar, un nicho como decimos los hematólogos para recibir las nuevas células que darán vida de nuevo al ser humano.

Unos años antes de la muerte de Madame Curie, al norte de este continente, nacía otro gran científico, E. Donnall Thomas, graduado de Harvard en 1947. En 1955 ya instalado en Nueva York en el Hospital Mary Imogene Bassett -afiliado a la Universidad de Columbia- empezó a trabajar en el trasplante de médula ósea en modelos caninos y en humanos con el Dr. Joseph Ferrebee. Publicando en 1957 el primer reporte en humanos, mostrando que se podía alcanzar la remisión completa de la leucemia con irradiación corporal total, seguido de la infusión de médula de un hermano gemelo a otro. En 1990, fue acreedor al Premio Nobel de Medicina. A esto me refiero cuando digo que todo tiene un origen.

El Trasplante de Células Progenitoras Hematopoyéticas (TCPH), tanto en su variedad alogénica, como autóloga es un procedimiento terapéutico rutinario en todos los países desarrollados.

En México son varios los Centros que cuentan con un programa establecido. En el CMN “20 de Noviembre” se realiza desde 1992. En el último semestre de 1991, se entrenó en el Centro Médico “La Raza” al Equipo Multidisciplinario de Trasplante de Médula Ósea (ETMO), donde se incluyó personal de Hematología, en ese grupo se encontraba el Dr. Manuel López Hernández, el Dr. José de Diego y la Dra. Trueba, entre otros, además personal del Banco de Sangre, Histocompatibilidad, Enfermería, Trabajo Social y Nutrición, posteriormente se integró personal médico de Psiquiatría y Enfermería de la Unidad de Aféresis al ETMO. En 1995, nuestro querido hospital deja de ser hospital y se convierte en Centro Médico Nacional (CMN) 20 de Noviembre y junto con ello, llegaron grandes cambios.



El servicio de Hematología de adultos y de Pediatría era uno sólo, no fue hasta el año de 2009 que los servicios se separaron, sin embargo, el programa de trasplante continuó su curso aún con la separación administrativa y la unidad de trasplante compartida. A partir de este año 2021, la Unidad de Trasplante de CPH es sólo para adultos.

Hasta ahora, en el Servicio de Hematología del CMN 20 de Noviembre, ISSSTE, las posibilidades de sobrevida con TCPH, para pacientes con Leucemia Aguda, Anemia Aplásica, Linfoma Hodgkin y No Hodgkin, son comparables a las informadas en la literatura.

Actualmente el grupo ETMO continua bien conformado, incluyéndose personal nuevo y más especializado para el beneficio de los pacientes.

La evolución de las indicaciones de trasplante ha cambiado a nivel global. En los primeros años de la década de los noventa en nuestro servicio aún se realizaba trasplante alogénico a los pacientes con Leucemia Mieloide Crónica, con la llegada de los inhibidores de tirosina cinasa (ITK), esta indicación cambió. La supervivencia global aumentó significativamente en este grupo de pacientes con el uso de imatinib y el trasplante poco a poco se dejo atrás.

Desde el 2006, se han realizado 291 trasplantes, de los cuales 230 han sido en pacientes mayores de 18 años; dentro de los padecimientos malignos más comunes se encuentra Mieloma Múltiple, Leucemia Linfoblástica Aguda, Leucemia Mieloide Aguda, Linfoma Hodgkin, Linfoma No Hodgkin, Síndrome Mielodisplásico, Leucemia Mieloide Crónica en fase blástica. El padecimiento benigno más frecuente ha sido Anemia Aplásica. Se han realizado 194 trasplantes antólogos, 60 alogénicos, 1 singénico y 36 haploidénticos, este último iniciando en el CMN 20 de Noviembre en 2018. En cuanto a la fuente, 283 han sido de sangre periférica, 5 de cordón umbilical y 3 de médula ósea. Han sido 114 mujeres y 177 hombres, con una mediana de edad de 44 años.

El diagnóstico más frecuente, tratado con trasplante en personas mayores de 18 años en orden de frecuencia ha sido el Mieloma Múltiple, Linfoma No Hodgkin, Leucemia Mieloide Aguda, Leucemia Linfoblástica Aguda, Linfoma Hodgkin y Síndrome Mielodisplásico. Utilizamos varios esquemas de acondicionamiento, dependiendo de la enfermedad, el tipo de trasplante, edad y comorbilidades del paciente, etc.

Tenemos reportado un 32% de enfermedad injerto contra huésped aguda, 13% de falla de injerto, 5% de enfermedad injerto contra huésped crónica, y una mortalidad relacionada a trasplante del 13%.

El tiempo de injerto promedio es de 14 días en el trasplante autólogo, 17 días en el alogénico y 21 días en el haploidéntico.

En el caso de las leucemias agudas en mayores de 18 años, hemos realizado desde el 2006, 17 trasplantes alogénicos (48%), 7 trasplantes haploidénticos (20%), 12 trasplantes autólogos (32%). La mortalidad en los primeros 100 días es del 27% y posterior a los 100 días es del 22%.

En los próximos años continuaremos trabajando con mayor esfuerzo y entrega, probablemente, seamos el origen de un cambio constante en beneficio de los pacientes. Se tejerán historias de éxito, también de fracaso, pero siempre seremos un equipo que daremos la batalla hasta alcanzar el bienestar de todas las personas que lamentablemente enfermen. Hoy es momento de reflexionar acerca de la importancia de la donación, donar células progenitoras hematopoyéticas es indispensable e insustituible, la compatibilidad genética la podemos encontrar en alguien de la misma familia del paciente o en alguien que se encuentre en otra parte del mundo, y de esta manera salvar una vida. El esfuerzo de nuestras instituciones de salud y de su personal por sensibilizar es de todos los días, a través de la promoción y concientización. La sangre es vida y donarla es el mejor acto de amor.

Este, y otros interesantes artículos, acompañados de reportajes; entrevistas y colaboraciones especiales con los más connotados especialistas a nivel nacional e internacional; los puede encontrar en nuestra próxima Edición Especial Multimedia de la Revista LaSalud.mx: “Temas Selectos Hematología 2022”, Edición Internacional con presencia Ibero Latinoamericana.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button