Avances

Presentan plataforma ciudadana contra conflicto de interés

En conferencia de prensa Erick Antonio Ochoa, director de Salud Justa Mx; Dessireé Vidaña, investigadora del Centro de Investigación en Evaluación y Encuestas del Instituto Nacional de Salud Pública; el maestro Miguel Ángel Toscano, director de Refleacciona y Juan Núñez Guadarrama, coordinador de la Coalición México SaludHable, presentaron la Plataforma Ciudadana contra Conflicto de Interés que puede consultarse en www.contraconflictodeinteres.org

La Plataforma contra el Conflicto de Interés, es una iniciativa liderada por Salud Justa, la Coalición México Salud-Hable y Refleacciona, con el apoyo técnico de investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública. Tenemos como objetivo investigar, documentar y denunciar casos de conflicto de interés que afectan las políticas públicas para el control del tabaco, así como concientizar a legisladores, funcionarios, medios de comunicación, investigadores y público en general sobre las herramientas y protocolos que permitan evitar esta mala práctica” puntualizó Erick Antonio Ochoa.

Siguiendo el proceso de aprobación de la minuta para reformar la Ley General para el Control del Tabaco, detectamos un posible conflicto de interés porque aun cuando estaba enlistada en el punto 6 del orden del día durante la sesión del pasado jueves, se “saltó” este asunto de vital importancia para darle entrada a la designación de la nueva titular de la Comisión Nacional de Atención a Víctimas. No queremos pensar mal de la Junta de Coordinación Política o de la Mesa Directiva del Senado, pero instamos a que se retome dicho análisis, discusión y eventual aprobación sin dilaciones, como el asunto prioritario de salud pública que es” añadió.

La doctora Dèsirée Vidaña señaló que el conflicto de interés se produce cuando los intereses privados (financieros, personales o cualquier otro interés o compromiso ajeno a las responsabilidades provenientes del puesto que desempeña) interfieren -o parecen interferir- en la capacidad de un funcionario, investigador, profesional o institucional para actuar con imparcialidad, de manera justa y desempeñar sus funciones. Pueden presentarse de manera directa, mediante pagos, obsequios o servicios o indirectamente mediante la asistencia a eventos o actividades sociales donde exista un involucramiento directo con la industria.

También, señaló que la industria tabacalera tiene una larga historia corrompiendo los procesos políticos y la toma de decisión en todo el mundo, incluyendo México y América Latina. Por último, la doctora Vidaña mencionó que la ciencia no está libre del conflicto de interés. “Cuando hablamos de tabaco y sus productos no basta decir que tenemos evidencia científica, tenemos que saber de dónde proviene, quién la está pagando y qué intenciones puede haber detrás de esa información”, concluyó

El ex comisionado de Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y actualmente presidente de Refleacciona con Responsabilidad A.C., Miguel Ángel Toscano, señaló que, durante los últimos 17 años, particularmente desde la aprobación del Convenio Marco para el Control del Tabaco, la industria tabacalera ha intensificado en México sus estrategias para socavar cualquier política pública que pretenda mejorar la salud de los mexicanos, particularmente de las niñas y niños.

Señaló, que si bien hace quince años patrocinaban viajes a los legisladores para detener cualquier iniciativa, hoy cambian la estrategia, pero no la forma, y ahora se llevan a influencers y representantes de medios de comunicación (con todo pagado) a sus instalaciones en Suiza, The Cube, donde a cambio de nada, les muestran los supuestos beneficios de los vaporizadores. Toscano hizo un llamado a los senadores de la república a no aceptar ninguna interferencia de la industria tabacalera y a que aprueben esta iniciativa en el pleno.

La falta de transparencia en la relación de ciertos funcionarios con industrias poderosas que fabrican productos nocivos para la salud (como los cigarros) y el conflicto e interés subyacente, han sido durante muchos años un lastre arraigado en la cultura latinoamericana y de México. Tales funcionarios confunden las tareas propias de sus cargos públicos con la posibilidad de hacer negocios que les allegan beneficios inadmisibles, señaló finalmente Juan Núñez, coordinador de la Coalición México Salud-Hable. Subrayó que, como parte de la lucha contra la corrupción, la ciudadanía debe denunciar el conflicto de interés.

Agregó que servidores públicos de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, no deben confundir el legítimo derecho de audiencia que puedan solicitarles personas particulares, con la intromisión de la industria tabacalera en el diseño, la aplicación y la evaluación de las políticas públicas sobre control del tabaco.

DZ

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button