Salud

1 de cada 10 adultos tiene diabetes

La diabetes es un problema importante en el mundo pues representa un desafío a la salud y el bienestar de las personas, las familias y los gobiernos, debido a que 537 millones de adultos en el mundo viven con diabetes y se estima que 643 millones de adultos vivirán con diabetes para 2030.

Gisela Ayala, directora ejecutiva de la Federación Mexicana de Diabetes comentó que el atlas se presentó recientemente en el mundo el pasado 6 de diciembre y contiene cifras interesantes en torno al tema “por ello, en la federación decidimos crear esta mesa para debatir y analizar cuáles son los números y el impacto en el mundo y en México.”

1 de cada 2 adultos vive con diabetes sin diagnosticar, me parece que este es una de las cifras que más preocupación generan porque hay mucha gente en el país en esta situación, sumado a que 4 de cada 5 personas con diabetes viven en países de ingresos bajos y medios, lo cual tiene mucho que ver con el acceso al tratamiento completo y al seguimiento médico pertinente.

Las cifras en cuanto a defunciones indican que 6.7 millones de adultos murieron debido a las complicaciones derivadas de diabetes en 2021, lo más preocupante es que son muertes prematuras que pudieron haberse evitado si hubiera habido un control adecuado.

El doctor Josafat Camacho Arellano, médico cirujano egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y es presidente médico de la Federación Mexicana de Diabetes, habló de la importancia del conservatorio para llevar a cabo acciones importantes en torno al tema.

El ATLAS es un organismo que salió en el año 2000 y cada dos años se realiza, es un material de investigación evaluado por encuestas nacionales, informes oficiales de organismos internacionales y estudios científicos, lo cual pasa por un comité científico de expertos. De esta manera se logran estimaciones de una prevalencia.”

Para contextualizar, el doctor Camacho explico los cuatro tipos de diabetes existentes: “tipo 1, la cual se da en jóvenes y niños con una deficiencia absoluta de la insulina, el segundo que equivale al 90-95 % de los pacientes que viven con esto, es prevenible y se da en adultos con sobrepeso; un tercer tipo es la diabetes gestacional que también se puede prevenir y un cuarto tipo que representa menos del 1% de los casos. Cada caso tiene un manejo diferente, pero mantienen el objetivo de mantener niveles de glucosa estables.”

La mitad de los adultos que tiene diabetes no lo saben porque es una enfermedad que no duele y se provoca un diagnostico tardío cuando ya tienen afectaciones en riñones, ojos y órganos periféricos; los cuales viven en países con ingresos medios y bajos, lo que genera una baja en la disponibilidad de medicamentos.” En conjunto, estas afectaciones provocan muerte prematura. “Lo grave es que son casos que se dan en personas menores a los 60 años, es decir, aún se encuentran en etapa productiva.”

El escenario a futuro sigue siento desalentador, “es decir, los casos de diabetes en el mundo seguirán creciendo, ya se mencionó que hay más de 500 millones de personas viviendo con diabetes, pero para el 20245 habrá más de 700 millones de personas con diabetes o 1 de cada 8 personas.”

Es importante recordar que la “primera causa de muerte a nivel mundial son las enfermedades cardiovasculares, las cuales tienen mucha relación con la diabetes, pues generalmente esta última es la tercera causa de muerte”.

Una persona que vive con diabetes bien controlada vivirá el mismo tiempo que una persona sin enfermedades, por ello hay que trabajar en el diagnóstico oportuno y el acceso al tratamiento, finalizó el especialista.

Luis López, egresado de la Escuela Médico Naval, especialista en pediatría por el Hospital General Naval de Alta Especialidad y endocrinólogo pediatra por el centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI y especialista en obesidad del niño y adolescente por el Hospital General de México y cuenta con un diplomado como educador en diabetes por parte de la Federación Mexicana de Diabetes.

Mencionó que “tener acceso a carbohidratos, grasas trans, sedentarismo y otras características provocan que este problema se convierta en una epidemia.” Lo cual es fácilmente controlable por los padres de familia, a quienes se motiva a promover buenos hábitos alimenticios en sus hijos para evitar padecimientos crónico degenerativos.  

Por su parte, la licenciada Elizabeth Reyes, es nutrióloga egresada de la Universidad Autónoma de México (UAM) Xochimilco, cuenta con una maestría en actividad física y salud de la Universidad de Córdoba España, es educadora en diabetes y directora del Centro Nutricional.

En su participación enfatizó que “existe evidencia que para prevenir la diabetes tipo 2, lo principal debe de ser la atención primaria como los riesgos que existen para padecerla que son tener más de 45 años, haber tenido diabetes gestacional, obesidad, antecedentes de diabetes, alimentación poco saludable y poca actividad física.”

Por ello es indispensable que el especialista en salud detecte a los pacientes con uno o más factores de riesgo y de ser posible se apoye con un equipo interdisciplinario, y no olvidar que la atención temprana tiene como consecuencia la reducción en la hospitalización y una mejora en los exámenes clínicos, pues en la primera ola de la pandemia por COVID-19 eran personas con diabetes descontrolada.”

También es necesario explicar al paciente como combinar sus alimentos para eliminar los productos ultraprocesados, con recetas atractivas de acuerdo a sus gustos y nivel sociocultural, así como el consumo de agua, y evitar el consumo de aguas endulzadas porque toda reducción de calorías supone una evidencia en diabetes tipo 2”, finalizó la especialista.

DZ

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button