Noticias

Así puedes cuidar tu piel después de quimioterapia

Oncología.mx .-Cada 4 de febrero se conmemora el Día Mundial contra el cáncer promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de concientizar a la población en torno a esta enfermedad.

Cuando se habla del cáncer lo primero que nos viene a la mente es la quimioterapia, el tratamiento más común para combatirlo y que tiene beneficios potenciales para hacerle frente a la enfermedad de forma efectiva; sin embargo, los efectos secundarios se ven reflejados no solo en el cabello, sino también en la piel dándole una textura áspera, seca, roja e irritada que puede provocar comezón y otras molestias.

Los efectos secundarios de la quimioterapia relacionados con la piel tienden a ser temporales. Sin embargo, pueden ser una fuente de ansiedad que nos lleve a una irritación más profunda e incluso heridas en la piel debido al escozor que nos provoca rascarnos. ¿Cómo ayudarle a nuestra piel durante este proceso?

Artículos relacionados

Aléjate de productos perfumados y con hechos a base de alcohol. Aunque nos dan una experiencia aromática deliciosa, los perfumes en la piel irritada pueden potenciar la irritación, la fotosensibilidad y favorecer el desarrollo de urticaria e inflamación.

Evita las duchas con agua muy caliente y muy largas. Después de un proceso de quimioterapia la piel está sensible, por lo que es importante darle confort cuando nos bañemos; por ello se recomienda hacerlo con agua templada o tibia y al finalizar, secar con una toalla limpia y suave con pequeños toques. No te talles al secar, esto podría irritar aún más tu piel. Es importante reducir tu tiempo en la ducha, esto evitará la exposición innecesaria al agua, ya que, al excedernos, irritarás mucho más tu piel.

Utiliza geles corporales para ducha en lugar de jabón en barra. Estos productos se caracterizan por ser suaves con la piel y su propósito principal consiste en evitar la irritación cuando esta está húmeda durante el baño. Busca aquellos que contengan glicerina vegetal y extracto glicólico de avena, estos te ayudarán a calmar la comezón y a hacer mucho más placentera tu ducha.

Aplica crema humectante hipoalergénica para pieles sensibles. La piel seca se denomina xerosis, y la piel con picazón se denomina prurito. Este efecto secundario puede ser más frecuente en las personas con leucemia, linfoma y mieloma múltiple. Aplicar cremas humectantes hipoalergénicas de forma constante es muy importante, ya que te ayudará a regenerar y reestablecer las defensas naturales de tu piel dejándola suave, protegida, humectada, con más elasticidad manteniendo el pH natural de tu piel.

Existen líneas como Sopharma pH5 que tienen alta tolerancia a las pieles atípicas, estresadas o hiperreactivas y contienen ingredientes como karité, D-Pantenol, Vitamina E y avena coloidal, este último es muy importante ya que te ayudará a disminuir las molestias ocasionadas por la comezón.
Utiliza ropa holgada. Es probable que tu piel se irrite de forma constante con el roce de tu ropa; por ello, debes utilizar prendas suaves y holgadas. Recuerda que al lavarlas debes utilizar un suavizante que no contenga colorantes ni fragancias.

Recuerda que lo más importante es tu salud y el darle un tratamiento adecuado a tu piel te ayudará a retener la humedad que necesita para verse y sentirse sana.

DZ

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button