Salud

Lesotris ofrece movilidad sin dificultad

LaSalud.mx .-“La osteoartritis (OA) es un padecimiento que se presenta por el desgaste de las articulaciones por la edad y, en algunos casos, por la práctica de deportes extremos y que afecta principalmente a las articulaciones que soportan el peso, como son las rodillas, cadera y columna, pero que también se presenta en las manos, tanto en hombres como en mujeres“, comenta el doctor Ricardo Guzmán, genetista egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La prevalencia varía enormemente en las diferentes regiones del país; por ejemplo, en Chihuahua la prevalencia es del 20.5%, en Nuevo León del 16.3%, en la Ciudad de México del 12.8%, en Yucatán del 6.7% y en Sinaloa del 2.5% (p < 0.01).

La osteoartritis, uno de los 10 principales motivos de consulta y discapacidad en el IMSS

La osteoartritis es la enfermedad reumática más frecuente a nivel mundial, además de ser una de las principales causas de dolor articular y discapacidad en la población adulta y adulta mayor. En México se estima que esta enfermedad ataca a 11.7% de las mujeres y 8.7% de los hombres. La prevalencia de OA de mano es del 43.3 %, en rodillas del 23.9% y cadera de 10.9%.

No se puede obviar el gran impacto social que genera esta enfermedad de carácter degenerativo y progresivo, el cual se ve reflejado en la calidad de vida del paciente y en los altos costos económicos, tanto en los directos (profesionales de la salud, estudios de laboratorio y gabinete, medicamentos, hospitalizaciones, terapia física, urgencias, cirugía), como en los indirectos (pérdida de productividad e incapacidad).

“El diagnóstico de esta enfermedad reumática se establece mediante criterios clínicos definidos por el American College of Rheumatology -exploración física- y radiológica. Aunque no se cura, sí es posible disminuir su impacto y mejorar la calidad de vida del paciente con los tratamientos y terapias adecuadas”, comentó el genetista.

El especialista hizo hincapié en que: “De inicio, lo más importante es contar con un buen diagnóstico y exploración física, lo cual es básico, tanto para dar la mejor orientación al paciente, como para empezar el tratamiento antes de que la enfermedad avance. Como el tratamiento para la osteoartrosis es de por vida, nosotros como profesionales de la salud estamos incluyendo el uso de fármacos a base de curcumina bio-optimizada (bio-curcumina), como es el caso de Lesotris, fármaco con grado farmacéutico y elaborado con nanotecnología que es más amigable para el organismo en términos de seguridad en efectos secundarios.”

Este fitofármaco es un coadyuvante en la atención de los síntomas asociados a la artritis y hemos visto que proporciona alivio a la inflamación y el dolor articular asociado con la OA y tendinitis”.

Este medicamento que está llegando al mercado mexicano, según comenta el doctor Guzmán, viene con una formulación de curcumina altamente biodisponible (biooptimizada), para aumentar la biodisponibilidad del componte activo curcumina en los seres humanos.

De hecho, la OA representa 2.3 años de vida saludable perdidos. En México se estima que existen alrededor de 1.6 millones de pacientes con OA, informa el doctor Guzmán. La OA no se cura, pero sí se puede tratar para disminuir su impacto lo más posible, con el fin de mejorar sustancialmente la calidad de vida de quienes la padecen”, expresó el médico.

Hoy en día, informó el doctor Guzmán, “existen tratamientos innovadores que coadyuvan a que el avance de esta enfermedad sea más lento. Por lo regular, el tratamiento de la OA se complementa con analgésicos y antiinflamatorios y un estricto apego al tratamiento, pero también echamos mano de tratamientos no farmacológicos.”

Te puede interesar…

Este es el caso de Lesotris, que ha comprobado ser útil en el tratamiento de la OA dolorosa, en pacientes mayores y frágiles, tanto por comorbilidad como por polimedicación. La curcumina, como antes mencione, es básicamente una especie de planta conocida por sus propiedades antiinflamatorias. En los estudios in vitro realizados hasta ahora se sugiere que la curcumina podría ser beneficiosa para el cartílago en la OA.

En pocas palabras, la curcumina es un pigmento amarillo aislado de los rizomas de cúrcuma longa, que se conoce comúnmente como cúrcuma. La curcumina es una molécula altamente pleiotrópica con un excelente perfil de seguridad. Se ha publicado evidencia de su potencia para atacar múltiples enfermedades inflamatorias. “La curcumina presenta un gran potencial para el tratamiento de la OA y ha sido categorizada como de efecto preclínico”, puntualizó el doctor Ricardo Guzmán

Lesotris es una formulación de curcumina innovadora, patentada y diseñada para aumentar la biodisponibilidad del principio activo en el humano. La biodisponibilidad mejorada se basó en el aumento de la solubilidad de curcumina en las condiciones duodenales. Se logró esta alta solubilidad a través de la preformulación de posibles microemulsiones que se obtienen en el sistema digestivo (estómago, intestino) después de la desintegración de la cápsula.

Las condiciones ideales para la formación de microemulsiones en este fármaco fueron posibles gracias a la presencia de un emulsificante con un valor elevado de BHL (balance hidrofólico-lipofólico): polisorbato 80 (Tween 80) combinado con curcumina en una proporción ya definida. A fin de mejorar la estabilidad del principio activo en la cápsula fue esencial la presencia de un ácido débil.

Según comentarios del doctor Guzmán, como parte del tratamiento de la OA, se recomienda mantener actividad física moderada, como natación y caminar en superficies blandas, lo que ayuda a los pacientes a mantener un buen tono muscular, y por tanto, es preciso que el paciente haga conciencia de la importancia de llevar una dieta saludable, con el fin de aminorar el impacto de la OA en la productividad.

El experto genetista aseguró en que la población, en general, debería estar mejor informada sobre dicha enfermedad y que es muy importante, visitar al reumatólogo cuando se detecten los primeros síntomas de dolor.

Es preciso –continuó el doctor Guzmán- destacar el papel de la rehabilitación en el manejo integral del paciente, así como la importancia de proporcionar información adecuada sobre la enfermedad y medidas generales, como el control del peso y el ejercicio.”

En suma, la OA es una enfermedad compleja, que implica un cúmulo de factores de riesgo, como la edad, la ocupación, los traumatismos, etcétera. Hoy en día la OA es la forma más común de artritis y en la mayor parte de los pacientes se manifiesta con dolor articular y limitación funcional, por lo cual los objetivos del tratamiento deben contemplar controlar el dolor y la inflamación, así como minimizar la discapacidad. “Sin duda, el tratamiento es multidisciplinario y debe incluir un enfoque no farmacológico, como la cúrcuma longa, además de educar al paciente a sus familiares”, concluyó el genetista.

DZ

Para saber más…

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button