Salud

Hombres y mujeres con actividad sexual plenason más propensos a contraer algún tipo de VPH genital

Ovario.mx .-El 4 de marzo, Día Internacional de Concienciación sobre el VPH, es preciso volver a poner el foco en una pandemia, más silenciosa que la creada por el SARS Cov 2, pero también lenta e insidiosa, con un gran impacto en la sociedad en la que vivimos, y, por desgracia, muy desconocida hasta el momento.

El responsable, es el Virus del Papiloma Humano, transmisible por contacto directo entre epitelios y mucosas infectadas, así como causa conocida de enfermedades oncológicas, principalmente del aparato genital, como el cáncer de cuello de útero. Igualmente es causa de un no desdeñable porcentaje de lesiones malignas en ano, vulva, vagina, pene y orofaringe.

Actualmente el VPH se presenta como la infección de transmisión sexual más frecuente, a pesar de que hay medios de prevenirla. Su naturaleza infecciosa, hace del cáncer producido por VPH una enfermedad más que tenemos que afrontar desde los servicios de salud.

Según cifras de la OMS, el cáncer del cuello uterino es, en el mundo, el cuarto más frecuente en la mujer. Se calcula que en 2018 hubo 570 mil nuevos casos, que representaron el 7.5% de la mortalidad femenina por cáncer. De las aproximadamente más de 311 mil defunciones por cáncer del cuello uterino que se registran cada año, más del 85% se producen en los países de ingresos bajos y medianos, aunque, en nuestra sociedad ofrece un relevante impacto negativo, siendo considerado el cáncer de cuello uterino, el cuarto más frecuente en mujeres jóvenes (menos de 45 años).

Así, y siempre enfocados en la promoción de la salud sexual y reproductiva no podemos más que aplaudir, primero, y apoyar de modo enfático, después, todas las estrategias que traten de frenar el avance de esta silenciosa pandemia.

Desde la OMS, en 2020, se propone una estrategia integral (extendida a todos los países del mundo) con el objetivo de conseguir eliminar el cáncer de cuello de útero como problema de salud pública (cuatro o menos casos/100 mil mujeres al año), llamada la Estrategia 90 – 70 – 90:

  • el 90% de las niñas deben estar totalmente vacunadas contra el VHP al cumplir los 15 años;
  • el 70% de las mujeres deben someterse a una prueba de cribado de alto rendimiento antes de cumplir los 35 años y, de nuevo, antes de cumplir los 45 años;
  • el 90% de las mujeres a las que se diagnostica enfermedad del cuello uterino deben recibir tratamiento oportuno.

DZ

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button