Noticias

Recomendaciones para atender la obesidad desde una perspectiva incluyente

Nutritiva.mx .-En el contexto del Día Mundial de la Obesidad, en conferencia de prensa especialistas nacionales e internacionales presentaron el posicionamiento de mil profesionales de la salud, academia, investigación y de organizaciones de la sociedad civil (OSC), para prevenir, tratar y controlar la obesidad: “Volviéndonos mejores: necesidad de acción inmediata ante el reto de la obesidad. Una postura de profesionales de la salud”.

Las recomendaciones se enfocan en la perspectiva poblacional y atención individualizada; importancia de la participación social, de las intervenciones integrales con visión centrada en la persona y de la sostenibilidad planetaria; mejora de la educación y las campañas de difusión; ambientes promotores de entornos activos; blindaje de conflictos de interés y esfuerzos de prevención y control.

La postura hace un llamado para abordar la obesidad con base en la evidencia científica, oportuna e integral, con enfoque de curso de vida, de forma ética y sensible, y sin perpetuar en la sociedad las barreras del estigma acerca de la obesidad y el sobrepeso.

Recomendaciones

1.- La obesidad debe ser considerada una enfermedad crónica, compleja y multifactorial en la cual existen factores genéticos, fisiológicos, hormonales, psicológicos, ambientales, económicos, culturales, sociales y comerciales. 

2. El abordaje de la obesidad requiere un enfoque centrado en la persona, enfatizando la importancia de la prevención a lo largo del curso de la vida desde la preconcepción, durante los primeros mil días de vida (embarazo, lactancia e infancia temprana), niñez, adolescencia y adultez, hasta la senectud.

3. Las personas que viven con obesidad no deben ser estigmatizadas.

4. La sociedad en su conjunto debe trabajar para mejorar la calidad de los tratamientos, que sean accesibles y basados en la mejor evidencia, centrados en las necesidades de cada persona y acompañados de intervenciones psicológicas, conductuales, farmacológicas, nutricionales, digitales, de actividad física y quirúrgicas cuando sean indicadas.

5. Apoyar la investigación y la vigilancia epidemiológica de los factores de riesgo, los determinantes de la obesidad (incluidos los sociales y comerciales) y los entornos alimentarios poco saludables.

6. Abordar los efectos del sistema alimentario en la salud humana y del planeta con un enfoque integral de sistemas complejos.

7. Asegurar la educación y un adecuado desarrollo de profesionales de salud, con énfasis en el primer nivel de atención y con un enfoque preventivo. 

8. Fortalecer estrategias poblacionales para la orientación alimentaria y la comunicación, destacando la importancia de las dietas saludables, el uso del etiquetado de advertencia y la promoción de las guías alimentarias.

9. Desarrollar un ambiente construido sostenible y promotor de entornos activos con inversión en infraestructura y sistemas de transporte activo para promover la salud física y mental y mitigar el cambio climático.

10. Generar mecanismos para blindar de intereses comerciales y patrocinio de eventos al diseño, implementación y evaluación de las políticas para la prevención y control de la obesidad, así como investigación, formación de profesionales y generación de los sistemas de vigilancia epidemiológica.

En el pronunciamiento, las y los participantes reconocen que los esfuerzos aislados no son suficientes para mejorar las condiciones de las personas que viven con obesidad, pero con el trabajo comprometido de cada profesional de la salud, la implementación paulatina de políticas públicas multisistémicas y multinivel, costo-efectivas y sostenibles, y con la participación de la población y de las personas que viven con obesidad, se lograrán resultados positivos para la población.

Como profesionales de la salud, los firmantes se comprometen y hacen un llamado para tratar a la obesidad con base en la evidencia científica, de manera oportuna e integral, con enfoque de curso de vida, centrada en la persona, de forma ética y sensible; y sin perpetuar las barreras del estigma y la discriminación hacia las personas con sobrepeso y obesidad.

DZ

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button