Entretenimiento

Zahara presenta un proyecto que causa polémica por su título

La Esquina del Blues y otras músicas

Por Sandra Redmond

Hace seis años Zahara vino por primera vez a México al Festival Puente Elástico, en el que se presentaron artistas españoles y mexicanos. Para ella, fue una experiencia muy agradable y que le permitió conformar un público que desde entonces la sigue. Actualmente esta cantante y compositora española regresa a México para presentar un proyecto que causa polémica por su título, y con el que busca tener una relación más fluida con sus seguidores.

Artículos relacionados

Su trabajo musical empezó desde que era muy joven, a los 14 o 15 años de edad como cantautora, y actualmente el show que ofrece es de música electrónica rodeada de máquinas, de tal forma que para las próximas presentaciones que ofrecerá el jueves 21 de abril en el Foro Indie Rocks de la Ciudad de México, y el sábado 23 en el Centro Cultural 907 en Guadalajara, Jalisco, planea convertir esas salas de espectáculos en escenarios rave donde la gente pueda bailar un poco de tecno y apreciar sus propias composiciones.

Para sus shows en México preparará una mezcla de las diferentes formas de manifestarse que ella tiene, en acústico con la guitarra, como solista, y junto con su compañero de aventuras musicales Martí Perarnau, quien usará samplers, cajas de ritmos y otros recursos que al ser presentados resultan en una experiencia irrepetible.

La propuesta de Zahara aborda temáticas poco comunes. Aunque eventualmente ha recreado el amor, el duelo amoroso y situaciones del enamoramiento, el romance y las cosas de la vida cotidiana, ahora su propuesta como ella lo señala, “habla sin tapujos de sobre los problemas que viven las mujeres”. Su trabajo implica una catarsis.

Al respecto señala: “El título es provocador, se llama “Puta”, y busca generar una incomodidad para llamar la atención y destapar algunos problemas como lo son el uso de esta palabra como insulto, los maltratos, el abuso, los problemas alimenticios, el bullying escolar que sufrimos las mujeres. En España se ha convertido en un disco que se identifica con el ‘me too’, es decir, el “a mí también”, de fondo.

“Yo he contado mi historia. El disco lo compuse durante el confinamiento de la pandemia y por desgracia es la historia de muchas mujeres que se han sentido muy identificadas con el disco”.

Su título es sin duda, provocativo y Zahara guardaba muchas expectativas sobre las reacciones que podría desencadenar. “Teníamos miedo de lo que provocaría, si se atrevían a decirlo en los medios, en algunos casos hemos recibido censuras, en algunos lugares la promoción se ha retirado, pero si da pudor decir el título del disco, mejor hablemos de las canciones y de lo que contienen y de su discurso”.

“Puta” no tapa el sol con un dedo Es un disco reivindicativo en el que Zahara habla de cuestiones propias, íntimas. “A mí me surgió porque en el confinamiento me deprimí muchísimo”. En ese tiempo de pandemia, ella vivía frente a un hospital a donde llegaba la gente y escuchaba los gritos y el llanto. Era como estar frente a la muerte todo el tiempo Todos los días, a toda hora, la veía desde la ventama. Fue en esos momentos cuando según expresa “descubrí que la música me daba energía, que era como un motor que evitaba enfrentar mis problemas personales. Al desaparecer los conciertos, se acabaron las giras, el público y mi vida como era. Me quedé sola”, apunta.

En esas circunstancias, Zahara se confrontó con su propia imagen y al ahondar en los problemas de su vida y de su sufrimiento, lo manifestó en sus canciones, las que usaba como un instrumento para desenterrar problemas más profundos y a partir de ello, volver a ser mejor persona, desarrollarse y lidiar con las diferentes situaciones y que se revelan en este disco.  

En su discografía Zahara cuenta con una primera producción cuyo tiro fue muy reducido y que poca gente tiene “Día 913”, que hace alusión a una relación amorosa en la que durante 913 días, su creatividad estuvo secuestrada y no hizo una sola canción. Después siguió “La fabulosa historia de la chica que perdió el avión”, que hizo con la disquera Universal.  Luego “La pareja tóxica” que grabó con un pequeño sello discográfico y como hubo algunos incidentes decidió que el siguiente disco lo trabajaría por su cuenta y con su propia disquera. A partir de entonces surgió “Santa”, con muchas imágenes religiosas. Luego “Astronauta”, que coincidió con su maternidad, y una etapa de depresión y soledad, por lo que se imaginaba que como astronauta buscaba otro planeta que habitar y en ese viaje ella transita por la melancolía y la tristeza hasta que llega al planeta “Flares de hierro”, que significa “destellos de fe”, donde encuentra una nueva vida en la que reconoce que su vida ha cambiado y vuelve a ser feliz, y finalmente su más reciente disco, “Puta”.

A su retorno a España participará en una gira de festivales ante audiencias multitudinarias, en los que actuará con su formato electrónico, con pantallas, espejos, visuales y música continua, para que la gente no pare de bailar.  En espera de su próximo retorno, Zahara estará aquí en la Ciudad de México, en el Foro Indie Rocks el 21 de abril y el 23 en el Centro Cultural 907, en Guadalajara.

Si deseas conocer más detalles sobre esta cantautora española cuyo nombre hace referencia a dos pueblitos que están en Cádiz, en Andalucía, al sur de España que se llaman Zahara de los Atunes y Zahara de la Sierra. En árabe Zahara significa “flor o jardín”. Zahara de los Atunes es un pueblito costeño de casas pintadas de blanco al que visitaron sus padres y como su madre estaba embarazada, decidieron ponerle a ella ese nombre, así que si deseas conocer más detalles de esta cantautora o conseguir sus discos, la puedes encontrar en todas las redes sociales y en todas las plataformas que venden discos en línea.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button