Noticias

México en riesgo por empobrecimiento y sed extrema

Por: M. en C. Héctor Lugo Salazar

Registro Público del Derecho de Autor: 03-20-2022-101413354200-01

Deudas que empobrecen y nunca terminan

La ignominiosa deuda heredada por los gobiernos del pasado reciente, es un compromiso de pago que somete a la pobreza y compromete el futuro de más de 120 millones de mexicanos.

En la historia del México reciente, no ha existido un despojo más grave al patrimonio de la nación como el denominado “rescate bancario”, suceso ocurrido durante el periodo del expresidente Ernesto Zedillo Ponce de León1, pero que inicia al término de la administración de gobierno del expresidente Carlos Salinas de Gortari.

Con el expresidente Zedillo, se da también la enajenación de cientos de empresas del patrimonio nacional; tal vez por ello, este personaje se convirtió en el candidato ideal para proseguir por el camino de las privatizaciones2, misma que inició desde su posición como titular en la extinta Secretaría de Programación y Presupuesto (SPP).

Es de señalarse, que el oprobio financiero del rescate bancario contó con la aprobación de los grupos parlamentarios del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN); cuando el todavía Felipe Calderón Hinojoza, ocupaba la dirigencia de este partido político.

Con estos actores del pasado, los pasivos bancarios se convirtieron en deuda pública, los cuales se cubren con recursos del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa), al que posteriormente cambian denombre, por el de Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB).

Entre infinidad de irregularidades cometidos en la impunidad de un gobierno inmoral al interés nacional, fueron beneficiarias Banpaís, Banco Obrero, Banco de Oriente, Banco del Centro, Banco Interestatal, Banco Inverlat, Banco Unión, Banca Cremi y después de cometido la mega estafa más infame jamás llevada a cabo en la historia del país, se desvaneció el despojo con un mutismo licencioso.

Los efectos derivados de esta malversación la seguimos padeciendo, a través de un acrecentamiento de los pasivos de la nación, que parecen no tener final, pues ya se ha pagado un billón de pesos y se debe otro billón y es el caso, que esta monumental deuda que sigue creciendo, no ha significado ningún compromiso de pago para ninguna organización bancaria involucrada y no obstante, haberse pagado 8.3 billones de pesos en estos 30 años transcurridos, a 2023 la deuda publica ya superó los 14 billones de pesos[1].

Ante esta inconmensurable deuda, la actual administración de gobierno ha mostrado una gran disposición de pago; de tal suerte, que ya está dispuesto en el Presupuesto de Egresos de la Federación del 2023, que se pague un billón de pesos para la amortización de esta depredadora deuda que asfixia la economía del país; por ello, cabe preguntar sobre su legalidad; esto es ¿ha sido legal la imposición de esta deuda a la deuda pública? y en su caso, quiénes son los mexicanos y extranjeros personas física y organizaciones que fueron beneficiadas, y conque derechos se invistieron para sustraer impunemente el ahorro, producto del esfuerzo de millones de mexicanos.

En tal circunstancia y como se trata de una impugnación que trastoca el interés ciudadano, se hace necesario que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en el ámbito de sus facultades institucionales, establezca las bases jurídicas para liberar de esta ignominiosa deuda que devasta la economía de los mexicanos; en esta postura, se hace imprescindible la construcción de una propuesta de solución para terminar con el más grande despojo al patrimonio de los mexicanos; o es que acaso ¿un país puede enajenarse como consecuencia de un tramposo proceder de sus gobernantes?

Pero por ahora, seasuficiente asimilar este oprobio y prevenir caer en otro error similar, como pudiera ser la creación de otro Fobaproa o IPAB (o como quiera llamársele) con que se pretenda apalancar la recuperación de otras organizaciones bancarias, como la compraventa del Citibanamex, misma que se valora entre los 12 mil 500 y 15 mil millones de dólares, valoración que comprende lo relativo a su segmento de “banca de consumo”, en lo relacionado a tarjetas de crédito, los préstamos de nómina, hipotecas y créditos automotores; así como, la aseguradora, la Afore y el acervo cultural del banco; pero como todas estas  valoraciones tienen mucho de subjetivo, nunca más una adquisición como lo fuera el mal llamado rescate bancario.

Al respecto, habría que señalar que de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), entre enero y noviembre de 2022, el conjunto de bancos que opera en el país obtuvo ganancias por 212 mil 16 millones de pesos, incremento de 30.9 por ciento respecto a los 161 mil 938 millones reportados en el mismo lapso de 2021.

En este contexto, los seis bancos más exitosos entre los que se encuentra CitiBanamex, (institución que está en un proceso de venta por parte de su controlador estadunidense (Citigroup), reportó ganancias por 17 mil 433 millones de pesos, que conjuntamente con los otros cinco (Santander, Banorte, HSBC y Scotiabank) obtuvieron utilidades por 160 mil 341 millones de pesos; por tanto, es de extrañar el interés de querer vender, pues son institución exitosas, entonces ¿por qué vender? da lugar a preguntar, ¿Qué vende y porqué vende?, y por qué no así, a sus pares, esto es a otra institución bancaria.

Como colofón, las recientes quiebras del Silicon Valley Bank (SVB) y el Signature Bank no han sido favorables a la banca americana; así, las acciones financieras del Bank of América cedieron 5.8 por ciento y las del Citigroup en 7.5 por ciento y naturalmente, existe incertidumbre financiero en el corto plazo

 En México, las acciones del Banco del Bajío, BBV, Banorte e Inbursa (que son bancos privados) cayeron 3.54, 3.53, 2.17 por ciento respectivamente; no obstante, lo anterior no debe trascender a nuestra economía, ni en la creación de medidas que pudieran parecerse a otro rescate  financiero.

Por el bien de México, un Fobaproa o IPAB, nunca más

Enajenación de los bienes nacionales

Otra forma de empobrecimiento ha sido la disparatada entrega de los bienes de la nación, como lo fue la privatización del sistema ferroviario del centro norte del país, Ferromex y Ferrosur del Grupo México y Kansas City Southern de México.

Es de hacer notar, que para formalizar todas estas privatizaciones, se requirió emitir una iniciativa de reforma al cuarto párrafo del artículo 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con el fin de permitir una mayor participación privada; así, se otorgan concesiones por entre 20 y 50 años3 al grupo Ferroviario Mexicano (ferromex), Grupo Acerero del Norte, Medios de comunicación y transporte de Tijuana, Grupo Triturados Basálticos (Tribasa) y a Transportación Ferroviaria Mexicana (TFM), entre otros importante ramales ferroviarios.

Sea lo anterior, una experiencia para que esta terrible vendimia no vuelva a repetirse, por lo que desde ahora deben construirse los criterios de protección jurídica para su salvaguarda; para decirlo más claro, el Tren Maya es un factor clave en el desarrollo regional y del país; esta condición, obliga a todo tipo de protecciones para que nunca se privatice.

Otras privatizaciones emblemáticas

En otras desnacionalizaciones, están los casos de Telmex, TV Azteca, Bancomer, Serfin, Banamex, Altos Hornos de México; grandes empresas que en su momento, pudieron marcar un hito para proyectar la bienaventuranza del pueblo mexicano.

En estas circunstancias privatizadoras, se entregaron Mexicana de Aviación y Aeroméxico, dos grandes aerolíneas que se traspasaron a organizaciones ineptas, que simplemente las llevaron a la quiebra y con ello, a cientos de empleados quienes hasta ahora, siguen pugnando por irregularidades en sus liquidaciones; al respecto, pareciera que ahora solo se aspira a la adquisición de la marca “Mexicana de Aviación”, en un paquete en el que se incluiría, un centro de adiestramiento y dos edificios ubicados, uno en la Ciudad de México y otro en Guadalajara. De acuerdo con la Asociación de Jubilados, Trabajadores y Ex trabajadores de la Aviación Mexicana (Ajteam), el costo de esta transacción es del orden de 817 millones; pero por ahora, no existe certeza de la figura jurídica bajo la que se regirá y si su manejo estará a cargo de militares, personal civil o bien, de ambas partes.

Desfalcos y rapacidades a la hacienda pública

El debilitamiento económico del estado mexicano; es también, consecuencia de la dispensa de los gravámenes a la hacienda pública, como ocurrió durante las administraciones de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojoza, los que con esta práctica, eximieron del pago de impuestos a las 58 empresas más grandes del país, con 488 mil 065 millones de pesos; de entre estas, sobresalen diez que no pagaron 97mil 948 millones, esto es, alrededor del 24.3 por ciento del total de estos montos condonados.

Pero ¿Es que acaso una dispensa, o exención, o exoneración, o perdón o como quiera llamársele, al no pago de impuestos, es un claro despojo a la hacienda pública que debiera judicializarse?

En esta cartera de oprobios, habrá de sumarse el despojo al erario por 4.5 billones de pesos, a través de empresas fantasmas y facturas apócrifas.

Al respecto pudiera decirse, que el cambio en la titularidad de la SCJN por la ministra Norma Lucía Piña, no se caracterizará precisamente por su empatía a la 4T; en consecuencia, difícilmente apoyará ninguna transformación que la enemiste con los conservadores y en cambio, se espera que siga siendo proclive a votar en contra de las iniciativas del Ejecutivo Federal, como lo fue en su momento, su posición de manifestarse en contra de los delitos fiscales para que dejaran ser delitos graves[5].

Ante estas prerrogativas, es necesario que se construyan los candados hacendarios y financieros para que nunca más vuelvan a repetirse, puesto que un perjuicio a la hacienda pública es también, un daño al patrimonio de los mexicanos.

México un país con creciente carencia de agua

De acuerdo con la ONU, la población en el mundo Ges de 8 mil millones y está previsto que en 15 años alcanzará los 9 mil millones; por tanto, el problema se agudizará con mayor intensidad y de no detenerse esta amenazante tendencia, en 30 años habrá una población de 11.200 millones y como el recurso ya es insuficiente, no habrá más remedio que consumir agua de mala calidad, con las consecuentes enfermedades hídricas que esto conllevará; actualmente se estiman 2 mil millones de personas que consuetudinariamente beben agua contaminada con heces fecales, lo que ocasiona situaciones infecciosas diarreicas por insalubridad y que constituyen cuadros insalubres  permanentes que afectan principalmente a niños y adultos mayores.

. En cuanto a América Latina y el Caribe, se cuenta con una población de más de 655 millones; mismos que seguirán siendo desatendidos debido a que sus gobiernos no acaban por comprometerse con el cuidado de sus ecosistemas ni de sus sistemas hidrológico continentales ni  marítimos; en estas circunstancias, los siniestros ambientales se seguirán incrementando y con ello, consecuentemente el cambio climático global.

México no es ajeno a esta problemática, la cual se caracteriza principalmente, por ineficiencias crónicas en lo que se refiere a su  deficiente distribución y abasto de agua, mismo que se lleva a cabo con un gran dispendio y desperdicio por fugas, pues registra pérdidas de hasta más de 40 por ciento de agua potable que se pierde en su distribución; así como también, a causa de la contaminación y sobrexplotación de las fuentes y  por si no fuera suficiente, por el robo del vital líquido y el acaparamiento y privatización que se hace del recurso, a través del sobre concesionamiento que  ha ocasionado  la dependencia Conagua; así, la distribución promedio nacional es del 76%  del agua que se destina a la agricultura, 15% al consumo público urbano-doméstico que están conectados a las redes de agua potable, el  5% al uso industrial-comercial y el 4% a la generación de electricidad.

Por estas circunstancias a todas luces anómalas, el

fantasma de la sed estará siempre presente en la canasta de necesidades del pueblo mexicano; sean pues, las siguientes problemáticas de la hídrica nacional, un llamado de prevención para procurar la sustentabilidad de tan vital recurso, aun cuando lo que aquí se expone, sea factible de llevarse a cabo con relativa rapidez y no requiera más que instrucciones administrativas del más alto nivel,

Por ello, una nueva ley no resolvería las problemáticas del agua, por la discrecionalidad con que se desempeña la Conagua, que tiene una Ley de Aguas Nacionales que nadie acata.

Una legislación del agua inoperante

Ante el tremebundo problema que representa la creciente escasez de agua, se hace aconsejable, que la más alta autoridad del país, impulse que el 27 constitucional precise con toda claridad, que el agua por ser vital abastezca prioritariamente el consumo humano y en consecuencia, su rectoría corresponda única y exclusivamente al Estado Mexicano

En esta condición, se hace urgente la adecuación de la actual Ley de Aguas Nacionales (LAN), misma que incomprensiblemente permite la compraventa del agua y con ello, la sobreexplotación y contaminación de las aguas nacionales[6]; por ello, es urgente llevar a cabo una gestión integral de suerte tal, que permita aprovechar las sinergias institucionales para resolver la problemática hídrica del país.

Así que cuando algunos actores políticos aducen que es necesaria una nueva legislación, que podría llevar como título Ley General de Aguas; en el fondo, solo pretenden mantener estos esquemas legislativos y seguir conservando sus privilegios; cuando lo único que se requiere, es una reforma del 27 constitucional, en la que se precise, la rectoría del agua corresponde única y exclusivamente al Estado y en consecuencia, no puede ser privatizada.

Pero es el caso, que como la Conagua es un organismo desconcentrado asignado a la Semarnat y su legislación la hace solo dependiente del Ejecutivo Federal, esto hace que se maneje con pleno albedrío; en esta condición, se han enseñoreado diversos intereses, que atienden al interés económico y no así, el interés social y ambiental.

Bajo estas circunstancias, su concesionamiento no debe ser mayor a seis años y susceptibles de renovarse por otro periodo igual, siempre y cuando compruebe que ha hecho buen uso de su agua concesionada y haya demostrado que su uso ha sido correcto ambientalmente.

Por lo expuesto, deben cancelarse las autorizaciones que se entregan hasta por 25 y 30 años, mismas que pueden renovarse por otro periodo igual; ya que se tratan de privatizaciones disfrazadas o simuladas.

Al respecto, el Sistema de Información Geográfica, Agua y Minería del IMTA, apunta que en la actividad minera se tiene el 66 por ciento de las concesiones en acuíferos sin disponibilidad y el 19 por ciento está en mantos sobreexplotados, pero además, es usual que cerveceras, refresqueras, entre otras grandes industrializadoras, acaparen el agua de calidad.


Con esta discrecionalidad  con que se administran las aguas nacionales, el consumo humano no representa una prioridad socia para la Conagua; toda vez, que entre 12 y 15 millones de habitantes no dispone de agua potable; en consecuencia, las enfermedades hídrica son frecuentes en la población de familias pobres rivereñas a ríos altamente contaminados en donde las empresas contaminadoras realizan sus descargas irresponsablemente, como si los cuerpos de agua fueran canales públicos de desagüe y nadie se los impide, por lo que habrá que preguntarse reiteradamente ¿quién cuida las aguas nacionales?

Huelga decir que en México, todos los ríos están contaminados en menor o mayor grado; de hecho, no existe autoridad que los cuide, son ejemplos de este descuido, las cuencas del Lerma–Chapala-Santiago, Balsas, Atoyac y el Papaloapan, en los que se encuentra metales pesados como mercurio, plomo, cadmio, níquel, cromo, arsénico, cianuro, tolueno, benceno, cloroformo, pentaclorofenol, entre otras diversas sustancias tóxicas y naturalmente, sus comunidades son aquejados por diversos males como diarreas, tumores, cánceres y un abanico de diversos males.

En esta indiferencia burocrática, vale la pena  recordar a Hannah Arendt, (filósofa alemana de origen judío), quien en el juicio del oficial nazi Adolf Eichmann, lo calificara de terriblemente banal, ya que su defensa la argumentaba en decir  que solo cumplía órdenes; no será tal vez, que  las autoridades competentes del agua adolezcan de esta banalidad.

Ante este patético escenario, pareciera que a los grandes acaparadores del agua solo los alarma el que les quiten sus concesiones; es el caso, de las 12 multinacionales que acaparan del orden de 50 mil millones de litros al año, como Bohemia que tiene 51 concesiones, Stella Bud 32 concesiones, Grupo Lala 13 permisos, Nestlé 13, Apasco 59, Pfizer, Bayer, Johnson 89 licencias y Kimberly Clark 92, Pilgrims, Tyson 18 títulos, Danone y Bonafont con la venta de agua y Coca Cola y Fensa 51 concesiones.

Naturalmente que la anterior información, está sujeta a la tradicional discrecionalidad con que se entregan las asignaciones, permisos, licencias, concesiones o como quiera llamárseles; cabe decir también, que todas disponibilidades de agua se entregan a través de los derechos de agua, estas se amparan con un título de concesión expedido por la Conagua.

En un “mea culpa”, del Sistema de Información Geográfica Agua y Minería elaborado por el Instituto de Tecnología del Agua (IMTA), se informa que el 66 por ciento de las concesiones de agua a la minería están en acuíferos agotados, que casi 19 por ciento están sobrexplotados, que un gramo de oro se obtiene removiendo una tonelada de suelo y un gasto de 80 a 400 metros cúbicos; que para obtener una tonelada de cobre es necesario de 40 a 100 metros cúbicos por tonelada

Corregir lo anterior, requiere de una mayor inspección y monitoreo; pero como estas acciones cuestan, es necesario de un pago administrativo con cargo a los concesionarios; así como, que se dicten las normas con las recomendaciones oficiales, mismas que permitan el uso de las tecnologías más convenientes a los diferentes tipos de contaminación, pues no pueden tener el mismo tratamiento, las descargas urbanas, que las que vierte un hospital, una industria química, o las que hace la minera.

Para esta tarea, se hace aconsejable, que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), se desconcentre de la Semarnat y se constituya en un organismo descentralizado del Ejecutivo Federal, con capacidad de judicializar los siniestros ambientales y en con ello, sea posible la máxima de: “Quien contamina paga y restaura el daño ambiental”.

Por ahora estas máximas no son más que aforismos ilusorios por la impunidad con que actúan los depredadores del medio ambiente, valga mencionar el caso de la presa Endho, un gran embalse y foco de contaminación  para miles de familias; el cual forma parte del sistema de infraestructura hidráulica del Cutzamala a cargo de la Conagua; pues bien, este enorme vaso receptor de aguas residuales del Túnel Emisor Oriente (TEO), se ha convertido posiblemente, en el más grande retrete del mundo, por el que desalojan las aguas residuales de la zona metropolitana de la Ciudad de México y cuyas fétidas aguas, se utilizan para riego en la zona del valle del Mezquital en el estado de Hidalgo, con todo lo que ello signifique.

Otro caso representativo por su impacto al medio ambiente y daño a la salud en siete  poblados ribereños a los ríos Sonora y Bacanuchi, fue el que ocasionara la minera Buenavista del Cobre del Grupo México; quien en el 2014, vertió tóxicos de alta peligrosidad y no obstante, después de haber transcurrido nueve años, este hecho sigue menoscabando la salud de los lugareños.

Gigantismo institucional de la Conagua

Es de hacer notar, que la dependencia Conagua cuenta con un personal de más de 20 mil empleados; esto es, un mega gigantismo administrativo; pero además, cuenta con una diversidad de programas de los que aquí se listan 23; de los cuales, convendría conocer, cuánto cuestan y en su caso,  se evalúen si son necesarios.

Uno:                Programa de Rehabilitación y Modernización de Distritos de Riego.

Dos:                 Programa de Desarrollo Parcelario.

Tres:                Programa de Uso Eficiente del Agua y la Energía Eléctrica.

Cuatro:             Programa de Uso Pleno de la Infraestructura Hidroagrícola.

Cinco:             Programa de Ampliación de Distritos y Unidades de Riego.

Seis:                Programa de Conservación y Rehabilitación de Áreas de Temporal.

Siete:               Programa de Desarrollo de Infraestructura de Temporal. Riego Suplementario.

Ocho:               Programa de Desarrollo de Infraestructura de áreas de Temporal.

Nueve:              Programa de Protección a Áreas Productivas.

Diez:                 Programa de Protección a Centros de Población (Pcp).

Once:              Programa de Operación y Conservación de Presas y Estructuras de Cabeza.

Doce:               Programa de Desarrollo de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento en Zonas Urbanas (Apazu).

Trece:              Programa para la Sostenibilidad de los Servicios de Agua Potable y Saneamiento en Comunidades Rurales (Prosapys).

Catorce:           Programa Agua Limpia (Pal).

Quince:            Programa de Asignación de Recursos Derivados del Pago de Derechos de Agua (Proder).

Dieciséis:        Programa para la Modernización de Organismos Operadores de Agua (Promagua).

Dieciocho:       Programa de Asistencia Técnica para Mejora de la Eficiencia del Sector de Agua Potable y Saneamiento (Patme).

Diecinueve:      Programa de Saneamiento del Valle de México.

Veinte: Programa Frontera Norte.

Veintiuno:        Convenio Interinstitucional Playas Limpias.

Veintidós:        Programa de Cultura del Agua.

Veintitrés:         Programa de Conducción de las Políticas Hídricas.

.Para una mayor explicación, Semarnat debe conocer de aquellos que se apoyan con financiamiento; en especial, de los que se favorecen con recursos externos, como son los provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o bien, de aquellos que pudieran estar generando deuda externa innecesaria; de lo que se trata, es conocer en lo fundamental, la justificación de todos esto programas y para ello, es recomendable examinarlos con criterios de costo beneficio, en favor de una mayor transparencia.

Decretos y ordenanzas que privatizan el agua

En el ánimo de rectificar la rectoría de la Conagua, es necesario que se der

oguen los 10 decretos del 6 de junio[1] autorizados a finales de la pasada administración, por los que se establecieron zonas de reserva de agua para los usos doméstico, publico, urbano y ambiental; con los cuales, veladamente se permite la discrecionalidad para la privatización del agua, ya que con ello se pone en riego la resiliencia de los cuerpos de agua en estas cuencas hidrológicas, así como, el derecho al aprovechamiento que de ella hacen los pueblos indígenas.

En las muy diferentes manifestaciones de indiferencia en atención de la problemática del agua, están las prácticas clandestinas (huachicoleo), el sobre concesionamiento, la incompetencia en la gestión administrativa, la corrupción y falta de planeación; situaciones todas, que han impedido una gestión interinstitucional, que permita el aprovechamiento de las sinergias institucionales para resolver los problemas de la hídrica nacional.

Esta inicua gestión del recurso se extiende al ámbito internacional, como la que se tiene con los Estados Unidos en el viejo Tratado Internacional de Límites y Aguas de 1944; convenio por el cual, existe una negociación del agua que viene desde el rio Colorado que abastece al estado de California y que forma parte del sistema hidrológico del rio Bravo, por el que se comparte el agua a través de cuotas; lo cual se hace, sin considerar  el gasto ecológico necesario a la conservación del medio ambiente; otro caso emblemático de inconexión institucional, es el que tiene Conagua con CFE, en lo relativo a el manejo de presas para el agua que se destina tanto a la agricultura como a la generación de energía eléctrica, con las consecuencias que ello ha implicado.


Ineficiencias en la administración de las aguas nacionales

Entre las mayores ineficiencias en la administración de las aguas nacionales, destacan: la falta de monitoreo, la creciente contaminación a los cuerpos de agua, las tomas

Ante esta ineficaz gestión, se encuentra la grave contaminación de prácticamente todos los cuerpos de agua tanto superficiales como subterráneos, por ello, se hace necesario inducir al uso de las tecnologías más apropiadas en el tratamiento de las aguas residuales y su reúso; lo anterior, bajo el principio de que a mayor reúso del agua tratada, una mayor liberación de agua potable al consumo humano; esta consideración es  urgente, pues el problema se agrava cada vez más, , así lo exige la extrema contaminación de los ríos Atoyac, Santiago, Tula, Coatzacoalcos y otros más.

Solo para ilustrar con el caso del rio Atoyac[1] , en el que sus aguas infectadas se transforman por los efectos del sol en cauces multicolores, debido a las descargas pútridas de empresas que lo utilizan como canal de desagüe; así, los lugareños dicen, que con el sol, sus aguas cambian de color y dejan ver que a veces son más rojas o negras pero siempre igual de fétidas, al extremo de hacer llorar los ojos, arder la garganta y producir nauseas.

Esta condición de fetidez del agua ha sido fuente de terroríficas historias, como la de Isabel Cano de 70 años y nativa del lugar, a quien este mortal río le quito a su hija Zulma por leucemia; también le arrebató a su hermana quien murió de un tumor cerebral, otra que murió de cáncer uterino, así como de un hermano que tiene insuficiencia renal.

En esta persistente cadena de percances, es necesario insistir en que la solución debe darse en el más alto nivel institucional y se dicte de inmediato, que el agua sana es prioritariamente para el consumo humano y enfatizar también, que las aguas nacionales deben ser administradas, cuidadas preservadas por el Estado Mexicano y para ello es necesario regular la discrecionalidad de la Conagua y conminarla, a que garantice la calidad de agua potable que se entrega en bloque a los más 2 mil organismos operadores del país[2].

Bajo estas circunstancias, se debe actuar en la prevención de mega siniestros, como los que se citan en el estudio: Síntesis sobre Políticas de Salud, llevado a cabo por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), en el que se señala, que alrededor de nueve millones de mexicanos consumen agua con arsénico, residuos pesados y peligrosos; lo que hace propenso entre otras afectaciones, que las mujeres que consumen estas aguas sean susceptibles de contraer cáncer y a engendrar hijos discapacitados.

Son casos de mencionarse, el proyecto minero de Cerro Gordo  de la empresa San Antón de la Minas S.A. filial de la minera Canadiense Argonaut Gold en Dolores Hidalgo, a quien la Semarnat ha negado por cuarta ocasión la aprobación de la MIA, debido a que el proyecto impactaría negativamente al medio ambiente, que es una zona en donde se desarrolla la agricultura y porque además, la explotación del oro y plata ocasionaría la contaminación del agua con que se abastece algunas zonas del y sur y poniente de Cuernavaca y con ello, se perjudicaría de manera directa a 200 mil habitantes de varias comunidades indígenas y colonias de los municipios de Temixco, Xochitepec, Miacatlán y Coatetelco; razón por la cual, las municipalidades afectadas piden que de manera definitiva se niegue y cancele este mega proyecto minero.

En similar situación se encuentra el área natural protegida de Sierra de San Miguelito (publicada en el DOF el pasado 13 de diciembre) dictada para la protección de flora y fauna y que comprende a los municipios de Mesquite de Carmen, San Luis Potosí, Villa de Reyes y Villa de Arriaga; área que suma 111 mil hectáreas; así como, una zona de amortiguamiento de 86 mil hectáreas, que se dedican al cultivo y ganadería de las localidades de San Juan de Guadalupe y los alrededores de Tierra Blanca y San Miguelito.

Por cuanto a proyectos mineros en el mar, la Semarnat ha informado que se han entregado 14 concesiones, de las cuales ocho son en Chiapas, 5 en Baja california Sur y una en Oaxaca; mismas que la autoridad del agua deberá conocer para lo procedente.

De igual manera, el acaparamiento del agua por la banca[3] , situación extraña que debe explicarse y también debe aclararse, porque del acuerdo con el Repda de Conagua, algunas de estas autorizaciones son de pozos que ya se encuentran sobrexplotados.

Al respecto, el titular de Semarnat en declaración a medios del pasado 4 de diciembre de 2021, expuso, que un grupo de100 empresas mineras entre las que se destacan Grupo México, la canadiense Goldcorp, Frisco, Fresnillo PLC y Peñoles; en conjunto, contaban con el otorgamiento de aguas superficiales por 73 millones de metros cúbicos anuales, 1.5 veces más que hace 25 años y es el caso, que el recurso se había entregado para uso minero en estados áridos y con escasez de agua, como Sonora con 107.5 millones de metros cúbicos anuales, Zacatecas 60.4; Durango 32.2;Guerrero 7.8 y Coahuila 5.6 millones; asimismo se informó, que mil 609 concesiones operan en 68 de las 142 áreas naturales protegidas; situación que es de considerarse irregular y grave.

Debe destacarse, que la corrección de todo lo anterior, no implica necesariamente un costo económico ni ampliaciones presupuestales, en virtud de que serían rectificaciones administrativas de la autoridad competente que esté involucrada.

Estas correcciones y rectificaciones a: leyes, reformas, fideicomisos, planes, decretos  y revocaciones,  son susceptibles de llevarse a cabo a través de disposiciones federales que se publiquen a través del Diario Oficial de la Federación, como parte de una  gestión pública, que tenga como propósito principal, la protección al ambiente para garantizar el agua y la salud pública..

Sustentabilidad hídrica del Valle de México

La zona metropolitana de la Ciudad de México, se conforma de 56 municipios del Estado de México y uno del Estado de Hidalgo, en la que habita una población de más 22 millones de habitantes; esto es, una quinta parte de la población del país.

Su aprovisionamiento de agua proviene de los acuíferos del Valle de México, el Cutzamala, el Lerma y otros pequeños escurrimientos, los que en conjunto suministran una caudal de entre 63 y 65 m3/s (en el mejor escenario de lluvias, que se agudiza en marzo, abril y mayo de cada año).

Es de advertir, que no se tiene más agua que es la que aportan estos tres sistemas hidrológicos a la megalópolis[4], de manera tal, que es necesario que se inventaríen las disponibilidades que hay del recurso y se legisle sobre las medidas de corrección y remediación al sobre concesionamiento y contaminación de todo el sistema hidrológico del Valle de México.

En esta prospectiva todos tienen sus propios datos, de acuerdo el Gobierno de la Ciudad de México y Conagua, se informa que se alcanzó un acuerdo con 10 de las 36 empresas e instituciones con agua concesionada, en el que se conviene, que cederán  7.7 millones de metros cúbicos anuales para disminuir el suministro del líquido debido a la sequía del país y con ello, afrontar la disminución de 2 mil 500 litros de agua provenientes del sistema Cutzamala, mismos que se recuperarán, a través conexión  a la red pública hidráulica de los pozos concesionados a empresas como Fensa, Pepsico, Grupo Modelo, Televisa, Lala, la UNAM entre otras; asimismo, que se trabaja en la rehabilitación de pozos  entre los que se cuenta el que se eficiente el monitoreo del Progara de Acción Inmediata (PAI) y presas como El Madín, El Bosque, Los Colorines; de suerte tal, que se obtenga el agua adicional que cubra el diferencial faltante.

 Aquí lo kafkiano de la situación, es que la Conagua entrega su facultad legislativa de administrar las aguas nacionales en favor de los privados; al extremo de que se les pida agua para la ciudadanía, pues la que hay ya está irregularmente concesionada a las empresas que son privados.


[1]  Estudio Evaluación toxicológica del agua residual textil (proceso DENIM) vertida al río Atoyac

[2] En nota del día 31 de marzo en la jornada, que se cita que en NL se le solicita a privados que cedan agua de sus pozos para abastecer a la población, en tanto llueve.

[3] Investigación: Los millonarios del agua de Wilfrido Gómez y Andrea Moctezuma, easí como garamntizar ditado por la revista Argumentos de la UAM.de

  informó que el consumo de agua potable en los sistemas hidrológicos del Valle de México era de 65 mil litros por segundo (45 mil l/s son extraídos de pozos, 15 mil l/s son del Cutzamala ( al respecto, la doctora Claudia Sheinbaum informó que este sistema aportaba 9mil 500 litros por segundo y actualmente ha reducido su caudal en 1000 metros por segundo) y 5 mil l/s son del Lerma) y que faltarían 6 mil l/s por abastecer; de los qua cuales, 5 mil l/s podrían provenir del acuífero del Mezquital en Hidalgo que se ha formado con las aguas negras del Valle de México.

El estatus quo de los grandes y añejos intereses que han prevalecido en la Conagua, se erigen con la misma fórmula de siempre: autorícenme onerosas inversiones, las que ahora serán de 19 mil millones de pesos, provenientes de los gobiernos de la Ciudad de México y del Estado de México, para operarlos en el marco del fideicomiso 1928, cuando de lo que se trata, es remediar las ineficiencias de siempre y que impiden la sustentabilidad en el abasto de agua en la zona metropolitana de la Ciudad de México.

Ahora el señuelo es, el incremento del suministro de 64.5m3 a más de 74m3 para 2024; entre las acciones relevantes expuestas, está la rehabilitación de la infraestructura hidráulica con el argumento de siempre, que tiene 50 años de antigüedad, así como, perforar nuevos pozos, como si no estuviera ya extremadamente sobreexplotado el acuífero y como si no existiere el riesgo de encontrar en las nuevas y profundas perforaciones, minerales cancerígenos.  ,

A lo anterior, argumentar como siempre, que se requiere dar el mantenimiento a la red y atender la problemática de las fugas y habría que preguntarse, ¿Qué, la Conagua y los organismos operadores de la Ciudad de México, Estado de México e Hidalgo, no tienen esta actividad programada en sus presupuestos, como parte de su quehacer institucional?

Habrá que recordarle a la autoridad del agua, que este problema seguirá creciendo en la A.- metrópoli de la Ciudad de México; baste decir, que desde 1950 el país ha disminuido su disponibilidad de agua, en esta prospectiva, la disponibilidad de agua por habitante al año se ha reducido de 17,142 m3 a 3,515 m3; esto es, se han perdido 13,727 m3; pero además, en este periodo, la población creció de 40 millones a 126 millones y en 1930, se estima llegará a 136.9 millones, con lo que la disponibilidad de agua perca-pita será de  3,250 m3 al año [1].

Resumiendo, en 70 años la disponibilidad de agua ha disminuido casi en 5 veces; no obstante, la población pasó de 40 millones a 126 millones, por lo que no es de extrañar, que la sociedad se pueda colapsar por la insuficiencia de este vital líquido.

Recuperación resiliente del lago de Texcoco

Por cuanto al vaso regulador más importante del sistema hidrológico del Valle de México; conocido como lago de Texcoco; en la inmediatez de la urgencia; se debe declarar, que esta zona lacustre se convierta en una área natural protegida; argumentando para ello, que se trata de un espacio de prácticamente 10,000 hectáreas y emblemáticamente histórico, por ser fundacional del pueblo meshica que se significó,  por ser un admirable constructor de la Gran Tenochtitlan, pueblo cuya cosmología religiosa los llevara en el año de 1325, a establecer el más poderoso imperio nunca antes visto.

Por ello, la obligación de la autoridad actual, para promover este espacio fundacional en una más de las 183 áreas naturales protegidas de la Conanp y con ello, evitar  el riesgo de su destrucción, en perjuicio y menoscabo de nuestra identidad como pueblo meshica.

En esta prospectiva, se derogue el Decreto por el cual se le quita la adscripción del vaso regulador Lago de Texcoco Nabor Carrillo a la Conagua, para asignársela a la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT); pues con ello, además de suprimir una importante  zona de recarga al acuífero, pondría en riesgo la desaparición de especies y flora endémica.

Con lo anterior, se le se devuelve a esta zona lacustre su vocación hídrica y se recuperan 14 mil 38 hectáreas (de las cuales 10,000 son propiedad federal y 4,000, de las que llaman propiedad social) y con ello, se rescata un entorno ambiental en donde habitan 253 especies de plantas, 276 de aves, 29 mamíferos, 17 reptiles y 5 anfibios.

Es de hacer notar, que todas estas aberraciones se realizaron por la administración del gobierno pasado, con el fin de crear las  vialidades del fallido aeropuerto que ahora se hunde y que desaparecerá tarde que temprano; pero aún más, con el espacio que iría a  dejar el viejo AICM, se promovería un gigantesco desarrollo urbano; de tal magnitud, que parecería como si fuera a crearse una ciudad dentro de otra ciudad y con ello, generar el riesgo de un colapso social, porque no habría agua con que abastecer estos nuevos desarrollos urbanos.

Captación de agua de lluvi en la educación

En otras problemáticas de la hídrica de nacional, está el aprovechamiento del agua de lluvia en las escuelas en el sureste del país.

Esta es una posibilidad muy viable de llevar a cabo por el Comité Administrador del Programa Federal de Construcción de Escuelas (Capfce), ahora llamado Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed), dependiente de la Secretaría de Educación Pública (SEP).Es conveniente rememorar, que en aquel viejo Capfse, era frecuente que las escuelas fueran sucias y sin agua; afortunadamente, en la actualidad estas son fabricadas con modelos arquitectónicos modernos; no obstante este mejoramiento, se considera que con la participación de la Conagua, sea posible que se lleven a cabo las mediciones de las precipitaciones pluviales, mismas que pudieran garantizar la disponibilidad de agua y en este propósito, se diseñen las adecuaciones arquitectónicas que hagan posible esta finalidad.

Con esta medida de relativa fácil implementación, podría tenerse escuelas más limpias y en consecuencia, niñas y niños más sanos porque asistirían a inmuebles con agua y en consecuencia más limpios.

Prohibición de la práctica del franklin

Para una mayor protección de los reservorios freáticos, se hace necesario señalar la urgencia en la prohibición en la obtención de hidrocarburos por el método llamado franklin, debidoque es una técnica altamente destructiva del medio ambiente, que consiste en inyectar agua con alta presión; en este procedimiento, se le mezclan diversos productos químicos, como metanol, benceno, tolueno y xileno, entre otros productos de alta toxicidad; por ello, es urgente la inmediata cancelación de esta práctica en todo el país y que haya una disposición legal para judicializar penalmente su práctica.

Esta prohibición debe consignarse tanto en la Ley de Aguas Nacionales como en la Ley Minera, pues no solo se trata de preservar las reservas hídricas sino de la prevención de que las mineras sigan contaminando impunemente los sistemas hidrológicos del país.

En este empeño, Conagua y la Profepa, pudieran ser las entidades gubernamentales para promover y vigilar estas acciones.

Reúso de agua en la explotación del litio

El mundo está a la expectativa de un mineral que se especula será fuente de energía que demanda la economía global para su desarrollo y que se llama “litio”; la verdad es que actualmente no se cuenta con la información suficiente para conocer con certeza el potencial disponible de este mineral; no obstante, se dice por parte del Servicio Geológico de los Estados Unidos, que Chile, Argentina, Bolivia; México, Perú y Brasil, Poseen el 60 por ciento del litio en el mundo.

En una investigación de US Geological Survey, en 2020, México cuenta con un potencial del 2% del litio en el mundo; informándose al respecto, que en el 2012 el valor de la tonelada tenía un precio de 4 mil 450 dólares la tonelada; para este año de 2022; esto es, 10 años después se cotiza en 78 mil dólares, incrementándose fenomenalmente en 1753% y todavía, la especulación en el precio de este mineral no se ha detenido y se especula que ya vale 85,000 dólares la tonelada.

En consecuencia, es urgente que se aprenda el know how de su explotación y administración (conocimiento de cómo hacerlo); para ello, es aconsejable que la Semarnat elabore la guía de su explotación en la prevención de impactos ambientales y con ello, dimensionar una racional explotación.

En esta tesitura, la Conagua deberá emitir sus recomendaciones para cuidar los cuerpos de agua susceptibles de afectarse[1], pues hay más de 30 proyectos de exploración en Zacatecas[2], Coahuila, San Luis Potosí y Sonora[3] , que son lugares áridos y pudieran generar un mayor estrés y desertificación; para ello, es recomendable conocer las prácticas en el reúso de agua en la explotación de este mineral.

Actualmente, la información prospectiva favorece la localización del proyecto en Sonora, por lo que se hace conveniente su participación en el establecimiento de la empresa Litio México (LitioMx); naturalmente, en el marco del Decretó del pasado 22 de abril del 2022, en el DOF, por el que se enfatiza, que se trata de un organismo público descentralizado para llevar a cabo su administración, administración y comercialización de este maravilloso mineral.

Dentro de una prospectiva global, Bolivia es el mejor posicionado con el 24.6 % de litio; América Latina en su conjunto tiene el 51.1% y el resto del mundo 25.7 %. Tal vez la convulsa situación que ahora tiene el pueblo Boliviano, sea por esta importante condición de ser el poseedor de los mayores depósitos de litio en el mundo; que según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), señala que los recursos de litio en todo el mundo asciende a 89 millones de toneladas; de las cuales, 52 millones 850 mil toneladas están en yacimientos de América Latina.

De este volumen se estima que México tiene el 2% y no obstante, ya existe un creciente interés porque nuestro país comparta proyectos conjuntos con Estados Unidos de Norte América y el Canadá; por ello, su uso deberá planearse racionalmente al interés mejicano, con los desarrollos industriales y urbanos que pudieran desarrollarse en un futuro cercano.

                               Distribución del litio; cifras disponibles al 2020     Fuente: Sener, US Geological Survey
País%Resto del mundo%
Bolivia24.6Australia7.5
Chile11.2China6.0
EUA9.2Congo3.5
Canadá3.4Alemania3.2
México2.0República Checa1.5
Perú1.0Serbia1.4
Brasil0.5Mali0.8
América Latina51.9Zimbabue0.6
         España0.4
Portugal0.3
Ghana0.1
Kazajistán0.1
Austria0.1
Finlandia0.1
 Namibia0.1

En este contexto, deberán estar los parques industriales o corredores fabriles que lleguen a establecerse, como es el caso de la empresa china CATL, que es el mayor fabricante de baterías del mundo y que las podrá fabricar a decir de los técnicos Zeng Yuqun; cabe comentar, que Tesla de Elon Muskse se ha adelantado y se apunta para invertir 10 mil millones de dólares en la instalación de una armadora de autos eléctricos, para ubicarse en Nuevo León en el municipio de Santa Catarina en un espacio de cerca de mil 700 hectáreas (que es más del  doble del tamaño del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México), con el ofrecimiento de concluirla en nueve meses.

Este proyecto de planta sería uno más de las seis giga factory que tiene ya Tesla en el mundo; esto es, cuatro en los Estados Unidos (en Reno, Nevada, Búfalo y Nueva York); una en Alemania y otra más en China.

Con la mega ´planta de México, se proyecta la producción de alrededor de un millón de vehículo al año, tanto para el mercado mexicano como para el del exterior, con producciones que se proyectan realizar en un plazo de alrededor a un año.

 Al respecto y porque en Nuevo León se adolece de agua, es conveniente no agudizar el estrés que hay del recurso y contar por ello, con  un programa muy estricto para el reúso de agua por el que se cuiden las fuentes de agua potable disponible para garantizarla al  consumo humano local.

Asimismo, la conveniencia de considerar la serie de parques industriales que se proyectan para la ruta del Tren Maya, misma que tendrá un recorrido de mil 554 kilómetros de vía férrea  y que conectará a los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo; así como, un nuevo aeropuerto en Tulum, que pudiera ser una adecuada infraestructura para la fabricaciones de componentes complementarias.

En paralelo, se hace adecuado señalar, que actualmente se cuenta con cientos de plantas de tratamiento de aguas residuales que están a cargo de los organismos operadores municipales, mismos que en su mayoría están paradas o subutilizadas y que bien pudieran aprovecharse para una mayor disponibilidad en el reúso de agua.

En este contexto cabe la reflexión, que en un futuro cercano se integren las regiones del país a través de conectar las vías férreas desde el norte hasta el a sur, pues es de la mayor congruencia y racionalidad económica, que un país tan grande como México, se integre regionalmente con el transporte ferroviario, como se ha hecho históricamente en los grandes espacios territoriales del mundo, como Asia, Europa y  Estados Unidos.

Retomando el tema, es de advertir, que el litio es un mineral que en el corto plazo será un factor de desarrollo regional; por ello deberá explotarse racionalmente, lo que obliga, a que en el marco del 27 constitucional; se reitere y enfatice, que el mineral es patrimonio de la nación y el Estado tiene su rectoría inalienable en la exploración, explotación, beneficio y que sus aprovechamientos son y serán en favor del bien común de los mexicanos.

En este propósito, deberá conminarse al Instituto Politécnico Nacional (IPN), a la Universidad Autónoma de México (UNAM) y demás centros de Investigación nacional, para que se constituyan en los centros de investigación de las nanotecnologías y demás ingenierías necesarias, para desarrollar el know how de los procesos productivos que requerirán las diversas fabricaciones en materia de semiconductores o chips y electro movilidad y desarrollen el abanico de tecnologías que sean requeridas y en este contexto, se eviten  convenios apresurados y leoninos, ni se otorguen dispensas fiscales y que la Conagua, de la protección y sustentabilidad a los reservorios  hidrológicos locales y se fomente el reúso del agua en todo proceso fabril.

Siniestros hidrológicos por el calentamiento climático global

Actualmente el mundo se ve amenazado por diversos fenómenos que son consecuencia del cambio climático global, pues cada día es más evidente el  riesgo de aumentos en los niveles del mar y con ello, el desbordamiento de las zonas costeras del mundo.

Un contingencia en este sentido, es el investigado por los Científicos de la Universidad de Cornell, quienes han descubierto que el cambio climático está provocando que haya agua cálida que se filtra en el Glaciar de Thwaites de la Antártida[1] .; los  afirman, están ocasionado deshielos laterales de más de 30 metros al año,

Este fenómeno de descongelamiento no ha pasado inadvertido en naciones cuya cultura son los glaciares turísticos, como es el caso de Suiza, en donde investigadores de la Comisión Criosférica (CC), de la Academia Suiza de las Ciencias, que afirman que se están  deshilando sus glaciares de Pizol, Vadret dal Corvatsh y Schwarb.

México no es ajeno a esta afectación climática, pues un incremento en los niveles del mar traería  el riesgo de inundación de algunas zonas costeras en sus 11 mil kilómetros costeros; en donde se encuentra centros turísticos, ciudades y poblaciones; así como, centros portuarios, industriales petroleros y petroquímicos.

Un caso de especial mención, son las aguas que subyacen bajo los suelos cársticos de Yucatán,  las que de acuerdo con el estudio científico de “Proceedings of the National Academy of Sciences”, fluyen hasta las selvas del Petén, en Guatemala.

En esta contingencia global,  es de advertir que ya estamos inmersos en este fenómeno global antropogénico (causado por la actividad del hombre), por lo que no cabe el auto asombro, debido a que las afectaciones al medio ambiente planetario son cada vez más devastadoras, las cuales se manifiestan a través de sequias, perdidas de cosechas, deshielos, inundaciones, nevadas extremas, lluvias torrenciales, incremento de zonas desérticas, desbordamientos de ríos, intrusiones salinas costeros, mayor pobreza, migraciones, pérdidas de humedales y manglares, devastación de bosques fríos y tropicales, pérdida de tierras de cultivo, entre otras muchas y diversas afectaciones, en zonas que aún no ser extensas si son intensas y de terribles impacto a las comunidades o poblados que las adolecen, como son la de reservorios de agua, lagunas, represas, bordos, estanques, ollas y norias.

En esta amenazante realidad que pareciera no interesarle a los países emisores de gases de efecto invernadero que contaminan la atmósfera de la Tierra, destacan China con 9,257.9; Estados Unidos 4,761.30; India 2,161.60; Rusia 1,536.90 y Japón 1,132.40; México ocupa el 12° lugar con 446.40.

Estos países son también, las grandes potencias económicas globales, por lo que una mayor economía es también un gran contaminador, en consecuencia, nadie quiere perder sus privilegios, por lo resulta incierta la viabilidad de alcanzar el objetivo de contener el calentamiento global a 1.5 grados, que es el nivel que el Programa de Naciones Unidas para Medio Ambiente (PNUMA), considera estratégico para inducir a los países del mundo a detener su destrucción, antes de llegar a un punto de quiebre que nadie conoce y quede fuera de control su crecimiento, con situaciones climáticas extremas de consecuencias imprevisibles que colapsarían al mundo con siniestros nunca antes vistos; al respecto, algunos estudiosos consideran que de 2 a 3 grados Celsius ya se estará vislumbrando un punto de no retorno que causara una inestabilidad climática global.

En esta narrativa, las prospectivas del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), previene que de continuar con las emisiones de gases de efecto invernadero, en poco más de una década podrían ser la causa de anormales e inesperadas inundaciones en todas las zonas costeras del mundo.

Sirva para evidenciar la gravedad en la magnitud del siniestro, la investigación de la organización Climate Central que publicó en octubre de 2021; quien advierte, que de no parar el calentamiento del planeta, irreversiblemente se desdibujará su geometría actual.

Otra voz en este sentido, es el de Elizabeth Webb investigadora del Departamento de Biología de la Universidad de Florida en los Estados Unidos, quien publicó en la revista Nature Climate Changue, que los lagos que han desaparecido o secado en el Pan-Ärtico durante los pasados 20 años (una región que se extiende por el norte de Canadá, Rusia, Groenlandia, Escandinavia y Alaska) afectará las rutas migratorias de aves y especies acuáticas.

En otra particularidad del fenómeno climático, está el conocido como permafrost (que es el deshielo de un suelo permanentemente congelado), fenómeno que ya sucede en grandes regiones periglaciares, como las tundras del Ártico y el Antártico; así como también, el deshielo que amenazan por así decirlo, cumbres icónicas, como los nevados Alpes suizos y el Kilimanjaro en África.

Además de las cumbres nevadas, el cambio climático también afectará a los grandes cuerpos de agua, como es el caso del Rio Amarillo o Yangtsé que tiene una longitud de 6,300 kilómetros y cuya descomunal  hidroeléctrica conocida como Presa de las Tres Gargantas, abastece de energía eléctrica a más de 400 millones de personas (tres veces más la población de México) en donde la falta de lluvia le ha ocasionado, disminuciones en la generación de energía necesaria y estratégica a su industria; esto, como un ejemplo de los daños marginales que le ocasiona esta alteración atmosférica.

Por cuanto al continente americano, desaparecerán las nieves de las cordilleras de los Andes que cruzan a Colombia, Ecuador, Bolivia y Chile; naturalmente, con todas las consecuencias negativas que estos deshielos ocasionarán al medio ambiente y consecuentemente sus economías.

En México, se derretirán nevados como el Pico de Orizaba y de igual suerte, los volcanes del Iztaccíhuatl y el Popocatépetl; valga decir como ejemplo, que la pérdida de las zonas nevadas en estos volcanes provocará una reducción en los volúmenes de agua que se filtra al subsuelo y que son grandes aportadores de agua limpia para el consumo de agua a una cada vez más sedienta metrópoli de la de la Ciudad de México.

En algunas regiones del país se incrementarían las lluvias, como es el caso del sureste mexicano, en el que se presentarían con mayor frecuencia, torrenciales que inundarían pueblos ribereños de los grandes ríos; por ello, se hace necesario que desde ahora haya medidas precautorias como el desazolve de presas y ríos que sufren de este fenómeno, tales son los casos del Coatzacoalcos, Grijalva, Usumacinta, Papaloapan y Balsas.

En esta realidad,  tenemos una extensión de 11,122 km, de los cuáles 7,828 km pertenecen al Océano Pacífico y 3,294 km al Golfo de México y Mar Caribe; por lo que un deshielo global afectaría las zonas cientos de zonas costeras del país, como las riveras de Ensena, Baja California, La Paz en Baja California, Puerto Vallarta, en Jalisco y una lista muy grande que se ubican en los litorales costeros.

En esta realidad se ha modelado que un avance de hasta del 4ºC podría producir deshielos que ocasionarían inundaciones extremas; en México por ejemplo

Afortunadamente, este tremebundo siniestro que vincula al mundo en su totalidad, está despertando el interés por adherirse a pactos globales, como es el Acuerdo de París (París Agreetment) de 2015, en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en donde 197 países adoptaron el Acuerdo de París en la COP21.

Aun cuando no es del todo suficiente, actualmente es innegable para la comunidad mundial, la  gravedad del progresivo cambio climático global, como se acredita con la imagen comparativa del agujero de ozono que fuera mostrado por el Observatorio de la Tierra de la NASA; en el que se observa su tamaño en 1979 (en la izquierda) y en 2009 (a la derecha).

Así que ha sido un pequeño pero notorio avance, que en la COP27 que se llevara a cabo en la Ciudad de Sharm el Sheikh, al sur de Egipto, se concluyera con una advertencia de los 120 países participantes, de que el calentamiento global es un fenómeno mundial y que como dijera el Papa Francisco en su Carta Encíclica Laudato sí,La madre Tierra es la casa de todos y todos debemos de cuidarla”.

Pero hay voces que apremian esta exigencia, como la de Greta Thunberg, la milenia y valiente chica sueca, quien proclama que: “Unidos somos fuertes, pero que, en las COPs, los líderes mundiales, solo se manifiestan banalmente con interminables discursos de bla, bla, bla…

Por ello, sería un acierto que la próxima COP 28, como lo pretende el presidente Lula da Silva, se lleve a cabo en Brasil, porque está inmensa cuenca del Río Amazonas  contiene un quinto de las aguas dulces del mundo, misma que le aportan miles de ríos de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela y no obstante, su monumentalidad de más de 7 millones de Km cuadrados, se está deteriorando ante la indolencia internacional para rescatarla.

Además, pareciera que los países no advierten que este gran espacio selvático es un regulador del clima mundial; proceder en contrario,  es como atentar contra el bien común de la humanidad; por ello, la iniciativa para recuperar 300 mil kilómetros de ríos, lagos y humedales para el 2030 que fuera anunciado por la Organización de Naciones Unidas en Nueva York, pudiera revertir o detener al menos, el daño al medio ambiente global.

Por ello y en prevención de un siniestro planetario, se requiere de sinergias supranacionales para contener esta grave amenaza de imprevisibles consecuencias por la diversidad de afectaciones colaterales que se generarían.

Solo para comentar estas potenciales afectaciones del que el país no está exceptuado, es la eventualidad de que si el mar eleva su nivel, se inundarían y salinizarían las tierras costeras y con ello, se contaminaría las aguas subterráneos y en este riesgo, se encuentran las zonas cársticas de la península de Yucatán.

En esta contingencia, advertir de que actualmente las sistemas hidrológicos subterráneos de la península son propensas a contaminarse, debido a las granjas porcinas que provee crecientemente de carne de cerdo a la industria culinaria yucateca; misma que se estima cuenta con  257 granjas; de las cuales,  37 están en la península, situación que ambientalmente obliga a su reubicación.

Por estas circunstancias, valdría la pena considerar el sur de Veracruz, por ser una entidad relativamente cercana y con potencial agrícola para la elaboración de forrajes y alimento balanceado, lo que podría fortalecer una cadena productiva que beneficiaría a estas entidades.

Una narrativa de este riesgo, es lo dicho por los pobladores de La Esperanza de Sitilpech Izamal, en Yucatán, quienes se quejan de una granja con 48,000 cerdos que ensucian el agua, les producen malos olores y dañan la vegetación de los alrededores, quienes obtienen sus concesiones que les otorga la Conagua.

Aun cuando las comparaciones no son deseable, la autoridad del agua debiera de conocer el ilustrativo caso en España, que es un importante proveedor de productos de carne de cerdo que exporta a los países miembros de la Unión Europea, como jamones, morcillas, salchichones, chorizos, entre otras muchas delicias y que son la razón económica de su éxito; pero también, de los daños que estas actividades ocasionan a su medio ambiente en poblaciones como Aragón y Cataluña, que cuentan con el mayor número de granjas que son del orden de 99,000 explotaciones porcinas.

Al respecto, Greenpeace ha advertido,  que estas granjas son grandes espacios emisores de contaminantes, como el metano (CH4), el amoniaco (NH3) y el óxido nitroso (N2O) y gases de efecto invernadero, que dañan al medio ambiente y contribuyen al cambio climático.

Los fideicomisos en los mega proyectos hidráulicos

Un instrumento que se ha usado en el manejo discrecional de cuantiosos recursos financieros es el fideicomiso, por lo que no es de extrañar que a la entrada de la presente administración de gobierno haya eliminado 109 fideicomisos rescatando con ello, 98 mil millones de pesos de recursos públicos; el argumento principal para su extinción, fue su discrecionalidad y falta de transparencia, de tal suerte, que se sobreexcedían las inversiones originales.

Los megaproyectos hídricos no han sido la excepción, así que esta opaca figura ha estado en los grandes proyectos de la hídrica del país y con ella, se han sobre duplicado las inversiones originales, en los que han sido casos emblemáticos el Tunel Emisor Oriente (TEO) y la planta de tratamiento de aguas residuales de Atotonilco, entre otras diversas obras hidráulicas.

Para lo anterior se han utilizado el “Fideicomiso Irrevocable de Administración y Fuente de Pago, Saneamiento del Valle de México No. 1928”, constituido en el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras); así como también, el “Fideicomiso 2904 denominado “Fideicomiso para el Fondo Metropolitano de Proyectos de Impacto Ambiental en el Valle de México”.

En este mismo contexto, los fideicomisos 80460 y 2172 en NAFIN, para apalancar el llamado Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM)[1], a sabiendas, que sería un megaproyecto que se hundiría irremediablemente y porque además, su construcción terminaría destruyendo el importantísimo vaso regulador del lago de Texcoco y la perdida de ecosistemas y cadenas tróficas.

Aunado a este terrible daño ambiental, habrá de agregarse los grandes socavones hechos a los cerros cercanos para la obtención de materiales pétreos que se emplearon como relleno, con lo que infortunadamente, se destruyó una zona de escurrimientos y filtros al acuífero, de lo cual no se conocen las consecuencias que estos perjuicios a las aguas freáticas del Valle de México.

Estos son solo ejemplos que justifican el veto a la figura del fideicomiso en los mega proyectos de la hídrica nacional y para para que estos se lleven a cabo, bajo lo normado en la Ley de Adquisiciones y en el marco del 134 constitucional [1]

Conclusiones y Recomendaciones

Al endeudamiento crónico:

A.- Que los poderes de la Unión (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) unan competencias para llevar a cabo, las medidas jurídicas que permitan invalidar la deuda pública, que fuera causada a través de un rescate bancario fraudulento, el cual por originarse de manera tramposa y dolosa, se invalide y libere la imposición de pago al pueblo mexicano.

B.- La elaboración de medidas jurídicas precautorias, que impidan la privatización de los bienes nacionales, en lo relativo a los megaproyectos aeroportuarios, portuarios, refinerías, mineras (litio); así como, de los diversos programas sociales emprendidos por la actual administración de gobierno.

Con estas medidas se pretende en lo principal, rescatar al país del estado de indefensión, debido a la oprobiosa deuda causada por el “rescate bancario”, mismo que se llevara a cabo con recursos públicos provenientes de la dolosa figura administrativa llamada Fobaproa y posteriormente, camuflada como IPAB; así como también, dictar las medidas de corrección y prevención a que haya lugar, que evite en un futuro, la “entrega y venta de bienes de la Nación” yse judicialicen los mega fraudes a la hacienda pública por condonación de impuestos, sean estos de nacionales o extranjeros.

Recomendaciones a la carencia de agua.

Porque el agua es un recurso vital y su problemática es tan extremadamente compleja, que rebasa la capacidad de gestión de la dependencia Conagua, se hace necesario:

Primero: Precisar un plan para el cuidado y gestión integral en la administración y preservación del recurso agua, a través del aprovechamiento de sinergias institucionales, que permitan lograr una sustentabilidad y abasto suficiente a los diferentes usos, en el consumo humano, agricultura, industria y la recreación.

Segundo: La eliminación y en su caso la corrección de las ineficiencias en la gestión de las aguas nacionales que realiza la dependencia Conagua, para ello se hace necesario:

Acciones inmediatas

a.- Monitoreo y regulación a la sobre explotación que se hace a las fuentes agua tanto superficiales como subterráneas.

b.- Detener y corregir el sobre concesionamiento que se hace del agua, con autorizaciones que se entregan por largos periodos, mismos que se renuevan y se convierten en privatizaciones simuladas.

c.- Desaprobar la venta del agua a través de la práctica conocida como: mercados de agua, en donde el bien se comercializa como una mercancía.

d.- Prohibir e  Inhibir las malas prácticas en las explotaciones mineras, mismas  que envenenan tanto a los cuerpos de agua superficiales como a ríos, lagunas e inclusive a las zonas costeras del mar; ocasionando así, daños ambientales tanto a la salud de las poblaciones ribereñas, como al medio ambiente.

e.- Prohibición y judicialización de las prácticas del franklin, que envenenan irreversiblemente los mantos freáticos.

f.– Inhibir judicialmente la creciente toxicidad de los cuerpos de agua que se hace con las descargas altamente infecciosas, mismas que contienen toda clase de inmundicias y contaminantes; particularmente de aquellas que abastecen el consumo humano.

g- Emitir las sanciones a las prácticas del huachicol (tomas de aguas clandestinas) que se lleva a cabo, tanto en la agricultura como en la industria.

h.- Desenzolvar los cauces de ríos que son propensos a inundarse, para evitar con ello, siniestros a las poblaciones rivereñas de los grandes ríos del Sur Sureste del país.

i.- Llevar a cabo el dragado de presas, que permitan rescatar sus capacidades de almacenaje.

j.- Dar por concluido los fideicomisos por los que se han llevado a cabo los mega proyectos hidráulicos en la cuenca hidrológica del Valle de México y se justifique en lo principal, la sobre duplicación de las inversiones originales.

k.- Incentivar y promover el reúso de aguas para procesos productivos, que permitan liberar agua potable al consumo humano.

l.- Normar las prácticas que eviten el sobre concesionamiento y eviten la privatización del agua; en esta situación se encuentra tanto la actual Ley de Aguas Nacionales, como la pretendida nueva Ley General de Aguas.

Ll.- Reordenar administrativamente a la Conagua, para evitar su discrecionalidad y opacidad en el cuidado de las aguas nacionales.

m.- Llevar a cabo las medidas de prevención de daños ambientales a causa de los megaproyectos que menoscaben los cuerpos de aguas; como lo fuera el ejemplo emblemático, del fallido aeropuerto que se pretendía construir en el espació de mayor hundimiento de la zona metropolitana de la Ciudad de México y que además, llevaría a la inminente destrucción del vaso regulador de Texcoco y a un crecimiento urbano que acentuaría la escasez de agua.

n.- Se anulen los decretos y ordenanzas que privatizan el agua.

o.- Se evalúen y justifiquen, al menos los 23 programas con que opera Conagua.

Enunciado final:

Lo anterior no implica nuevas propuestas presupuestales, porque se llevarían a cabo con los ejercicios ya autorizados que tienen como propósito, garantizar la calidad del agua, la protección del ambiente, la salud pública y el reúso de agua

Conclusiones

“México en riesgo por empobrecimiento y sed extrema”

Es una investigación que trata en lo principal, de la exposición de la problemática del agua; así como también, de proponer una gestión integral en la administración y la preservación del recurso agua, en la que se prioriza el abasto suficiente al consumo humano; así como, su uso y reúso del que se destina a la industria la agricultura y la recreación.

Por un México sin deuda y con agua:

Con estos temas tratados, se pretende identificar los grandes problemas que por su magnitud y su impacto social, económico y ambiental, son protagónicos en la generación de pobreza y sed de los mexicanos; en consecuencia, deben de resolverse aprovechando sinergias interinstitucionales públicas y privadas.

Ciudad México, marzo de 2023


[1] Ernesto Zedillo surge a la palestra política, cuando el licenciado Luis Donaldo Colosio Murrieta es asesinado en Lomas Taurinas, un barrio populoso de Tijuana; este personaje impactó en su momento por su alto pragmatismo social, mostrado ya como candidato a la presidencia, en su emblemático discurso del 6 de marzo de 1994 en el Monumento a la Revolución, en que arenga: – Yo veo un México de comunidades indígenas, que no pueden esperar más a las exigencias de justicia, de dignidad y de progreso…”.

En este discurso se percibe una clara postura en favor de la sociedad pobre excluida; así como, incluyente con las pauperizadas comunidades indígenas. Visión tal vez obtenida, como Secretario de Desarrollo Social, pero que es altamente contrastante con el ideario neoliberal de ese momento. [1]  Durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari y como Secretario de Programación y Presupuesto Ernesto Zedillo Ponce de León, apoyado por Rogelio Gasca Neri, en su encargo como Subsecretario de Energía, se privatizan empresas de las que se desconocen las condiciones de adjudicación.

{2} Durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari y como Secretario de Programación y Presupuesto Ernesto Zedillo Ponce de León, apoyado por Rogelio Gasca Neri, en su encargo como Subsecretario de Energía, se privatizan empresas de las que se desconocen las condiciones de adjudicación.

[3] De conformidad con el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (Shrfsp) de la SHYCP, este gran pasivo fue de 14 billones 91 mil millones de pesos.

[4] En el marco de la iniciativa de reforma al cuarto párrafo del artículo 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en diciembre de 1996, que permite la inversión privada, con objeto de desarrollar a los ferrocarriles; toda vez, que el Estado no ha podido hacerse cargo plenamente de su modernización y mejoramiento.

[5]  En el evangelio según San Mateo, en el capítulo 7, en su versículo 16 dice, “que por sus frutos –digamos sus obras– los conoceréis”; por ello, aun poseyendo la más alta jerarquía de un ministerio de justicia, siguen siendo humanos con todas las virtudes y debilidades, pues el cargo no los hace mejores o peores, solo son ellos mismos con sus intereses y sus idearios políticos y en el devenir del tiempo, la historia los juzgará como a todos.

[6]   La existencia de un derecho humano al agua es vital a todo ser vivo; en esta condición, este recurso van más allá de una concepción moral de cualesquier ordenamiento y solo debe sujetarse a la obligatoriedad moral de suministrarla en condiciones de salud; por ello, la Observación General Número 15 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas (Comité DESC) señala en su parte introductoria que el agua es un recurso natural limitado y un bien público fundamental para la vida. En México, lo anterior se refleja normativamente en una reforma constitucional al párrafo sexto del artículo 4°,publicado el 8 de febrero de 2012, en el DOF; por la cual, se eleva a rango constitucional del derecho humano al agua y saneamiento, en el marco normativo de la Semarnat y de la Conagua, en el contexto del 27 constitucional.

[7] Decretos firmados por EPÑ al final de su gestión de gobierno y que eliminan las vedas de agua de los ríos: Grijalva-Usumacinta (Chiapas, Tabasco y Campeche); Papaloapan (Oaxaca, Puebla y Veracruz); Pánuco (Estado de México, Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí, Veracruz, Tamaulipas y Nuevo León); Costa Chica de Guerrero y Costa Grande (Guerrero y Oaxaca); San Fernando Soto la Marina (Tamaulipas y Nuevo León); Santiago (Aguascalientes, Durango, Guanajuato, Jalisco, Nayarit, San Luis Potosí, y Zacatecas); Actopan-Antigua (Veracruz y Puebla); Costa de Jalisco (Colima y Jalisco); y Ameca (Nayarit y Jalisco).

[8]  Estudio Evaluación toxicológica del agua residual textil (proceso DENIM) vertida al río Atoyac

[9] En nota del día 31 de marzo en la jornada, que se cita que en NL se le solicita a privados que cedan agua de sus pozos para abastecer a la población, en tanto llueve.

[10] Investigación: Los millonarios del agua de Wilfrido Gómez y Andrea Moctezuma, easí como garamntizar ditado por la revista Argumentos de la UAM.de   informó que el consumo de agua potable en los sistemas hidrológicos del Valle de México era de 65 mil litros por segundo (45 mil l/s son extraídos de pozos, 15 mil l/s son del Cutzamala ( al respecto, la doctora Claudia Sheinbaum informó que este sistema aportaba 9mil 500 litros por segundo y actualmente ha reducido su caudal en 1000 metros por segundo) y 5 mil l/s son del Lerma) y que faltarían 6 mil l/s por abastecer; de los qua cuales, 5 mil l/s podrían provenir del acuífero del Mezquital en Hidalgo que se ha formado con las aguas negras del Valle de México.

[12] De conformidad con declaraciones en los medios el 11 de agosto de 2021 por parte de la subdirección técnica de la gerencia de prfriccionamientos en la sociedad.

Pogramas federales de agua potable, drenaje y saneamiento de la Conagua.

[13] Aleida Azamar, investigadora de la UAM, autora del estudio El litio en México, verdades y mentiras, refiere que en Chile hay minas de litio que ocupan más de 600 litros de agua por minuto.

[14]  Es el caso de Zacatecas, quien siempre padece de sequias y que pareciera normal, que su carencia de agua sea insuficiente para su ganado y cultivos de frijol, entre otros productos agrícolas. Es de hacer notar que esta recurrente falta de agua, hace que sus presas casi siempre estén secas y cada vez es más notorio la desaparición de bordos de abrevaderos y de pequeñas represas.,

[15] Actualmente pareciera que la zona de litio  más prometedora está en Sonora en los municipios de Arivechi, Divisadero, Granados, Huásabas, Nácori Chico y Sahuaripa, en la que prospectivamente se ubica una reserva de este mineral con 234 mil  855 hectáreas.

[16] Glaciar al que algunos le dan el  calificativo de: Glaciar del Juicio Final, porque su gran tamaño, similar a la dimensión que tiene Florida en los EUA (un estado de la Unión Americana de 170 km2 ) que se derrite y está ocasionando un deshielos lateral de más de 30 metros al año, lo cual contribuirá en la modificación de las corrientes marítimas y límites costeros del mar.

[17] Artículo constitucional por el que básicamente se refiere, que las adquisiciones, arrendamientos y enajenaciones de todo tipo de bienes, prestación de servicios de cualquier naturaleza y la contratación de obra que realicen, se adjudicarán o llevarán a cabo a través de licitaciones públicas.

Artículos relacionados

Back to top button