Salud

¿Sabes qué es la Espondilitis Anquilosante?

LaSalud.mx .-Promovido por la Federación Internacional de Espondiloartritis Axial, el objetivo del Día Mundial de la Espondilitis Anquilosante objetivo es dar a conocer esta enfermedad y aumentar la concienciación sobre el efecto que tiene en la vida de las personas.

Las espondiloartropatías o espondiloartritis es una familia heterogénea de enfermedades interrelacionadas que comparten características clínicas, patogénicas, genéticas, radiológicas, epidemiológicas y de respuesta terapéutica, lo que permite que se distingan claramente de otras enfermedades inflamatorias del aparato locomotor, especialmente de la artritis reumatoide.

Dentro de este grupo se incluyen en la actualidad la espondilitis anquilosante, artritis reactivas, artritis psoriásica, artritis de la enfermedad inflamatoria intestinal, un subgrupo de artritis crónica juvenil y las espondiloartritis indiferenciadas.

Las espondiloartritis tienen una distribución universal, estimándose su prevalencia en torno a un 1.9% de la población general. De los datos actualmente disponibles en la espondilitis anquilosante se puede apuntar que la incidencia de la enfermedad se calcula en unos 7 casos nuevos por cada 100 mil habitantes/año.

Los síntomas más frecuentes de la espondilitis anquilosante son dolor y rigidez en la parte baja de la espalda o cadera. Con el tiempo, los síntomas también pueden aparecer a otras áreas de la columna vertebral. A menudo, el dolor empeora durante los períodos de descanso o inactividad, como en medio de la noche o después de estar sentado durante mucho tiempo. Por lo general, moverse y hacer ejercicio pueden ayudar a mejorar el dolor.

Algunas personas con espondilitis anquilosante tienen episodios leves y esporádicos de dolor, mientras que otras tendrán dolores intensos y más duraderos. Si tiene espondilitis anquilosante, ya sea leve o grave, puede tener momentos en que los síntomas empeoran (brotes) y otros momentos en que mejoran (remisión).

La enfermedad puede afectar otras áreas del cuerpo. Otros síntomas pueden incluir:

  • dolor, rigidez e inflamación en otras articulaciones,
  • dificultad para respirar profundamente si las articulaciones que conectan las costillas están afectadas,
  • cambios en la visión y dolor en los ojos,
  • cansancio extremo,
  • pérdida del apetito y de peso,
  • erupciones cutáneas,
  • dolor abdominal y deposiciones sueltas.

DZ

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button