Salud

Sentencia del Tribunal Supremo de Kenia en un caso histórico sobre la esterilización forzada de las mujeres que viven con VIH

LaSalud.mx.-El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) celebró la sentencia dictada por el Tribunal Supremo de Kenia, con sede en Nairobi, que reconoce que la esterilización forzada de las mujeres que viven con el VIH es una vulneración de sus derechos humanos.

La sentencia pone fin a un caso iniciado en 2014 por una mujer keniana seropositiva que fue forzada por el personal de un centro de salud a someterse a un procedimiento de ligadura de trompas que le impidió tener hijos.  El Tribunal Supremo consideró que realizar esta operación sin su consentimiento constituía una vulneración de su derecho a la no discriminación, a la dignidad, a la salud y a la familia.   

“Esta decisión constituye un paso importante en la protección de la salud y de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres que viven con VIH”, dijo Winnie Byanyima, Directora Ejecutiva de ONUSIDA. “Estamos preparados para colaborar con todos los gobiernos a fin de garantizar la eliminación de estas prácticas y el acceso por parte de las mujeres a los servicios de salud sin estigma ni discriminación”.

ONUSIDA participó en este caso con un escrito de amicus curiae (amigo del tribunal) que informaba al Tribunal Supremo de Kenia sobre las directrices sanitarias y las normas de derechos humanos que cada país debe seguir para respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de las personas que viven con el VIH. Asimismo, advertía sobre el impacto que pueden tener estas prácticas forzadas en la respuesta al VIH. Las organizaciones Kenyan Legal and Ethical Issues Network on HIV/AIDS (KELIN) y African Gender and Media Initiatives Trust (GEM) también fueron partes demandantes en este proceso.

La discriminación y el estigma relacionado con el VIH tienen un impacto significativo en la salud, la vida y el bienestar de aquellas personas que viven con el VIH o que tienen riesgo de contraerlo.  El estigma y la discriminación obstaculizan la respuesta al VIH al limitar el acceso a servicios más amplios de salud sexual y reproductiva. 

En este caso, la demandante declaró: “El objetivo nunca fue el dinero. Quería luchar por la justicia para mí y para todas las mujeres que han vivido esta experiencia, y también quería asegurarme de que esto no le ocurra a otras mujeres seropositivas que necesitan acceder a servicios de salud reproductiva”.  

“Este caso ha tenido una trascendencia importante para la justicia reproductiva y para el movimiento feminista.  La esterilización forzada de las mujeres que viven con el VIH supone una violación de los derechos humanos más fundamentales de las mujeres y debilita las respuestas eficaces al VIH”, indicó la Directora Nacional de ONUSIDA en Kenia, Medhin Tsehaiu.  “Solo a través de un enfoque basado en los derechos humanos lograremos poner fin a la epidemia de SIDA como amenaza para la salud pública”.

El derecho a formar una familia y a tener hijos; a decidir el número de hijos y la frecuencia con que se tienen; a la autonomía reproductiva; y el derecho a acceder a servicios de calidad que respalden sus decisiones sobre la salud reproductiva; son derechos humanos vitales que pertenecen a todas las mujeres, sin importar su estado serológico.

Este y otros interesantes artículos, reportajes; entrevistas y colaboraciones especiales con los más connotados especialistas a nivel nacional e internacional; los puede encontrar en nuestra próxima Edición Especial Multimedia de la Revista LaSalud.mx: “Diciembre mes de la lucha contra el VIH: Concientización, Prevención, Detección, Diagnóstico y Tratamiento de VIH”. Estas publicaciones son de nivel Internacional con presencia Ibero-Latinoamericana.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button