Ellas

Las mujeres representan casi la mitad de todas las personas que viven con el VIH en América Latina y el Caribe

Ellas.mx.– El acceso a los servicios de salud es un derecho fundamental de toda persona, independientemente de su género, raza o condición socioeconómica, aunque las mujeres en América Latina enfrentan dificultades a la hora de acceder a dichos servicios y México no es la excepción.

Estas dificultades se derivan de la combinación de condiciones económicas, sociales, culturales y estructurales, que contribuyen a su exclusión sistemática de los servicios de salud.

“En nuestro país el machismo deja caer todo su peso sobre las mujeres, que intentan transformar una cultura arraigada en las desigualdades y el mayor lastre lo encontramos en el sistema de justicia, donde se ha enquistado la idea del abuso que normaliza la violencia de género”, señaló Emilia Candela, Coordinadora de Comunicación de AHF México.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH), en el 2021, 12.6% de mujeres de 15 años y más experimentaron alguna situación de violencia sexual principalmente por parte de un tío(a) (20.8%), un primo(a) (17.4%) o una persona no familiar (15.8%).

México es uno de los países más violentos del mundo, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) 70.1% de las mujeres mayores de 15 años han experimentado algún tipo de violencia en la que predomina la sicológica (51.6%), la sexual (49.7%), la física (34.7%) y la económica, patrimonial y/o discriminación (27.4%).

Las mujeres que sufren violencia de género corren un mayor riesgo de contraer el VIH. En América Latina y el Caribe, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) estima que el 20% de las mujeres han experimentado violencia física y/o sexual por parte de su pareja en los últimos 12 meses.

La falta de acceso a los servicios de salud reproductiva es también violencia y uno de los principales desafíos que enfrentan las mujeres en América Latina. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 30% de las mujeres de América Latina y el Caribe no tienen acceso a métodos anticonceptivos. Esta falta de acceso puede dar lugar a embarazos no planeados y abortos inseguros, que pueden poner en peligro sus vidas.

Se estima una población de 2 millones 556 mil 56 mujeres LGBTI+ de 15 años y más, “mujeres cis y trans que carecen de una estructura integral en los servicios de salud, es decir, atención adecuada y especializada que entienda cada elección de vida”, enfatizó Emilia Candela.

Según ONUSIDA, América Latina y el Caribe es la región con el segundo mayor número de personas que viven con VIH, con un estimado de 2,2 millones de personas. Las mujeres representan casi la mitad (48%) de todas las personas que viven con el VIH en América Latina y el Caribe. La tasa de nuevas infecciones por el VIH entre las mujeres en América Latina es más alta que la de los hombres. En 2019, se estimó que hubo 87 mil nuevas infecciones por el VIH entre mujeres, en comparación con 73 mil entre hombres.

En México, por cada mil mujeres, 55 no saben leer ni escribir y en las comunidades rurales 13% de las mujeres son analfabetas. El problema se agrava al llegar la adolescencia, pues las niñas, a diferencia de los niños, deben cambiar sus planes ante un embarazo no deseado.

México ocupa el primer lugar a nivel mundial en embarazos en adolescentes entre las naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, con una tasa de fecundidad de 77 nacimientos por cada mil adolescentes de 15 a 19 años, de acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Dicho sector con más probabilidades de experimentar pobreza, niveles más bajos de educación y peores resultados de salud y un mayor riesgo de contraer el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS).

DZ

Artículos relacionados

Back to top button