Salud

La Enfermedad de Chagas es una afección parasitaria sistémica

LaSalud.mx .-Se estima que la enfermedad de Chagas afecta a siete por ciento de las personas que habitan en zonas endémicas, por lo que el sector Salud intensifica las acciones de diagnóstico, vigilancia epidemiológica y promoción de la salud, para disminuir y eliminar la transmisión intradomiciliar y vertical (madre-feto) de este padecimiento, coincidieron especialistas en el tema.

En el foro por el Día Mundial de la Enfermedad de Chagas, el Director General del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López Ridaura, indicó que, aun cuando este padecimiento transmitido por un vector llamado chinche besucona tiene mínima carga de morbi-mortalidad, se considera un problema de salud pública.

Debido a que es una enfermedad silenciosa por ser asintomática, ocasiona el diagnóstico tardío cuando las personas presentan secuelas crónicas como insuficiencia cardiaca, informó López Ridaura.

Durante la reunión, que se realizó de forma virtual y ante responsables de los programas de control de vectores del país, del programa de infancia y adolescencia, y personal de salud de primer nivel de atención, la Coordinadora de Enfermedad de Chagas del Cenaprece, María Elena Rivera Montiel, explicó que esta afección parasitaria sistémica, causada por el protozario Tripanozoma cruzi, está vinculada con aspectos económicos y culturales, y se considera una enfermedad desatendida.

La especialista explicó que la enfermedad tiene una fase aguda y otra crónica; si no se trata a tiempo, dura toda la vida. La primera sucede cuando se detecta el parásito en la sangre entre siete y 15 días después que iniciaron las manifestaciones clínicas. La etapa crónica es asintomática y no evoluciona hacia la forma cardiaca o digestiva. 

Asimismo, destacó que el Plan de Intervención Nacional para la Interrupción de la Transmisión Vectorial Intradomiciliar de la Enfermedad de Chagas, promovido por la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), tiene el objetivo de implementar acciones en localidades prioritarias para alcanzar su eliminación en 2030.

También se realiza tamizaje a todas las personas que acuden a donar sangre para la detección de este padecimiento, y se aplican pruebas serológicas a quienes tienen entre cinco y 15 años, así como a mujeres embarazadas.   

La población de riesgo se encuentra en localidades rurales, que vive en condiciones precarias con altos índices de marginación, por lo cual es un problema de salud asociado con la pobreza. En México se han identificado 34 especies en 71% de las cinco mil localidades donde se registran casos. 

En la actualidad, la Secretaría de Salud, a través del Cenaprece, realiza trabajo conjunto con las secretarías estatales de Salud sobre capacitación al personal médico de los diferentes niveles de atención para el manejo integral del paciente, prevención, diagnóstico y promoción de la participación comunitaria en la identificación de vectores.

La Jefa de la División de Investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Paz María Salazar Schettino, señaló que la enfermedad de Chagas fue descubierta hace 113 años y causa 14 mil muertes por año en el mundo. 

La investigadora detalló que se transmite por transfusiones de sangre, trasplantes de órgano de la madre al feto durante el embarazo, alimentos contaminados por insectos vectores o por secreciones de algunos reservorios animales mamíferos.

Expuso que en la fase aguda causa fiebre, daño oftalmológico, ganglionar, dolor de cabeza, en los músculos y articulaciones; erupciones cutáneas, cansancio y debilidad muscular, y menos de uno por ciento de niñas y niños contagiados pueden presentar carditis-meningoencefalitis. 

Al respecto, el Consultor Nacional en Enfermedades Transmisibles de OPS/OMS en México, Eric Alexis Piña Castro, resaltó la necesidad de hacer visible la enfermedad de Chagas a través de difusión, detección temprana, ampliación de la cobertura, diagnóstico, tamizaje universal en mujeres embarazadas y tratamiento gratuito.

Detalló que en las Américas se realizan diversas tareas para frenar la transmisión de esta enfermedad, a través del trabajo conjunto entre gobiernos y organismos internacionales como la OPS.

En tanto, el Asesor Regional en Prevención y Control de la Enfermedad de Chagas de OPS/OMS, Roberto Salvatella Agrelo, indicó que México y los países de Centroamérica unen esfuerzos para fortalecer el primer nivel de atención y capacitar sobre este padecimiento al personal de salud. 

Dio a conocer que en las Américas se estiman 28 mil nuevos casos anuales por trasmisión vectorial; ocho mil contagios de la madre al feto durante el embarazo y 70 millones de personas en riesgo de contraer este padecimiento.

Artículos relacionados

Back to top button