Salud

Urgente garantizar el libre acceso a insumos en la menstruación

Ellas.mx .-Más de mil 800 millones de personas menstrúan en el mundo, a 500 millones se les niega el acceso a instalaciones seguras y a productos sanitarios que ayudan a manejar sus períodos saludablemente, carecen de agua limpia, jabón, toallas sanitarias, analgésicos, entre otros.

Aunado a ello, el estigma que rodea a la menstruación impide que las personas tengan un adecuado desarrollo escolar, profesional, emocional y social.

“El estigma y la discriminación en torno a la menstruación, así como la falta de acceso a productos e instalaciones para la salud menstrual, dificultan a las personas menstruantes el acceso a una vida saludable y al desarrollo integral en sus ámbitos sociales, escolares y profesionales”, dijo Guillermina Alaniz, Directora de Abogacía y Políticas Globales de AHF.

De acuerdo con un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), aproximadamente el 30% de las escuelas en Latinoamérica y el Caribe donde se incluye a México no cuentan con servicios básicos de agua y saneamiento, lo que dificulta aún más el acceso a una higiene menstrual adecuada.

La falta de acceso a productos de salud menstrual también es un problema frecuente en la región. Según datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), aproximadamente 12% de las mujeres en América Latina no pueden permitirse adquirir productos de higiene menstrual, lo que lleva a miles de personas menstruantes a improvisar con materiales inadecuados, como trapos o papel, lo que aumenta el riesgo de infecciones y vulnera su dignidad.

El estigma también tiene consecuencias en el ámbito educativo y laboral. Muchas personas faltan a la escuela durante su periodo menstrual debido a que no tienen acceso a productos de higiene o instalaciones adecuadas. UNICEF estima que en algunos países de América Latina los estudiantes pueden perder hasta el 20% del año escolar debido a la menstruación.

Estas problemáticas en México se desarrollan en un entorno en el que solo 5% de los niños y adolescentes tiene conocimientos precisos sobre la menstruación, solo el 5% de los padres hablan en familia de menstruación, solo 16% de las personas menstruantes adolescentes cuenta con conocimientos y significados precisos sobre la menstruación y en los adolescentes que no menstrúan este porcentaje cae al 5%.

“El estigma es una construcción social que marca negativamente a una persona; la menstruación es algo natural, el estigma hacia ella es algo absurdo”, señala Emilia Candela, Coordinadora de Comunicación de AHF México.

Artículos relacionados

Back to top button