Salud

IAS 2023: importantes avances en la investigación

VIH.LAT .-IAS 2023, la 12° Conferencia de la IAS sobre ciencia del VIH, contará con una variedad de estudios que representan importantes avances en la investigación de la prevención, el tratamiento y la cura del VIH.

Los aspectos más destacados incluyen los resultados del primer ensayo aleatorio que muestra que la circuncisión masculina médica voluntaria reduce la adquisición del VIH entre los hombres que tienen sexo con hombres. Un estudio que muestra que las mujeres cisgénero en siete países africanos prefieren la PrEP inyectable de acción prolongada a la oral diaria para la prevención del VIH, los análisis de la Organización Mundial de la Salud (OMS); que examinan cómo la mpox y el Covid-19 han afectado a las personas que viven con el VIH, y tres estudios que ofrecen nuevos conocimientos en la búsqueda de una cura para el VIH.

“Este es un momento increíblemente emocionante en la investigación del VIH, y los estudios en IAS 2023 lo reflejan”, dijo Sharon Lewin, Presidente de IAS, presidente internacional de IAS 2023 y Director del Instituto Peter Doherty para Infección e Inmunidad en la Universidad de Melbourne en Australia. “La ciencia presentada en esta conferencia guiará el lanzamiento de herramientas de prevención revolucionarias como la PrEP de acción prolongada, arrojará luz sobre cómo reducir el impacto de la mpox y la Covid-19 en las personas que viven con el VIH e identificará nuevos enfoques para lograr una cura del VIH”. 

Organizado por IAS, la Sociedad Internacional del SIDA, IAS 2023 tendrá lugar en Brisbane, Australia, así como virtualmente del 23 al 26 de julio. La conferencia reunirá a miles de científicos, legisladores y defensores para examinar los últimos avances en la investigación del VIH y forjar una respuesta al VIH más equitativa e innovadora.

La conferencia de prensa sobre aspectos científicos destacados de hoy presentó siete estudios que se seleccionaron entre cientos de resúmenes que se presentaron en la IAS 2023. 

La circuncisión médica masculina voluntaria reduce la adquisición del VIH entre los hombres que tienen sexo con hombres, encuentra el primer ensayo controlado aleatorio

Es “muy probable” que la circuncisión médica masculina voluntaria (VMMC, por sus siglas en inglés) prevenga la adquisición del VIH entre hombres que tienen relaciones sexuales con hombres que practican principalmente sexo anal insertivo, encontró un estudio en China. Según el Presentador Huachun Zou de la Universidad de Fudan, este es el primer ensayo controlado aleatorio del mundo para evaluar la eficacia de VMMC entre hombres que tienen sexo con hombres.

Hace unos 15 años, tres grandes ensayos controlados aleatorios en África encontraron que VMMC reduce la transmisión del VIH de mujer a hombre entre un 50% y un 60%. Desde entonces, VMMC se ha ampliado en algunos países con epidemias generalizadas de VIH como una opción de prevención para hombres heterosexuales, y los estudios de modelos han estimado que VMMC ha evitado cientos de miles de adquisiciones de VIH. Sin embargo, entre hombres que tienen sexo con hombres, solo ha habido estudios observacionales de VMMC para la prevención del VIH, y estos estudios han tenido resultados mixtos.

El estudio chino inscribió a casi 250 hombres VIH negativos que practicaban predominantemente sexo anal insertivo y estaban dispuestos a someterse a VMMC. (El estudio no brindó PrEP a los participantes; sin embargo, una pequeña cantidad de hombres informaron haber tomado PrEP durante el estudio). Con el tiempo, no hubo seroconversiones de VIH en el brazo de intervención (VMMC inmediato) y cinco en el brazo de control (VMMC tardío). El equipo del estudio concluyó que es “muy probable que VMMC sea eficaz” para prevenir la adquisición del VIH en hombres que tienen sexo con hombres, pero señala que “pueden ser necesarios ensayos a gran escala con seguimiento a largo plazo para confirmar aún más esta eficacia”.

“Estos resultados brindan evidencia adicional de que la circuncisión médica masculina voluntaria es una opción viable de prevención del VIH, incluso para hombres que tienen sexo con hombres”, dijo Lewin. “Si bien esto representa otra opción de prevención del VIH, sabemos que otras herramientas, como la PrEP, tienen una eficacia muy alta, son mucho menos invasivas y deben ser nuestra máxima prioridad”. 

Las mujeres cisgénero en siete países africanos prefieren la PrEP inyectable de acción prolongada a la oral diaria para la prevención del VIH 

Casi ocho de cada 10 mujeres cisgénero prefieren el cabotegravir inyectable de acción prolongada a la PrEP oral diaria para la prevención del VIH, según un estudio realizado en siete países africanos.

El estudio fue una extensión abierta de HPTN 084, un ensayo clínico histórico que demostró que el cabotegravir inyectable de acción prolongada es superior a la PrEP oral diaria para la prevención del VIH en personas a las que se les asignó el sexo femenino al nacer. Según esos resultados, la PrEP inyectable de acción prolongada ahora está lista para implementarse en varios países africanos.

Este estudio de seguimiento, presentado por Sinead Delany-Moretlwe de la Universidad de Witwatersrand, tuvo lugar en Botswana, Eswatini, Kenia, Malawi, Sudáfrica, Uganda y Zimbabue. Encontró que de casi 2 mil 500 participantes, el 78% eligió la PrEP de acción prolongada, mientras que el 22% eligió la PrEP oral diaria.

Una variedad de factores influyeron en la elección del producto, incluida la preferencia personal con respecto a recibir una inyección cada ocho semanas o tomar una píldora todos los días. Los participantes que eligieron la PrEP de acción prolongada tenían más probabilidades de ser sexualmente activos, pero no vivir con una pareja, de haber sufrido violencia física reciente por parte de su pareja íntima y de haber recibido pago por sexo.

“Estos resultados sugieren que la PrEP de acción prolongada podría tener un gran impacto en la prevención en África, donde la aceptación de la PrEP oral diaria ha sido decepcionantemente baja”, dijo Lewin. “Espero que estos hallazgos aceleren el impulso para hacer que la PrEP de acción prolongada sea accesible para todos aquellos que la necesitan”. 

Las personas que viven con el VIH no tienen más probabilidades de ser hospitalizadas con mpox a menos que estén inmunodeprimidas, según un análisis de la OMS 

Entre los casos de mpox a nivel mundial en 2022, las personas que viven con el VIH no tenían más probabilidades de ser hospitalizadas a menos que estuvieran inmunodeprimidas, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El brote de mpox en varios países, anteriormente conocido como viruela del mono, surgió en mayo de 2022, y los países han informado casi 150 muertes hasta la fecha. La gran mayoría de los casos de mpox han sido entre hombres que tienen sexo con hombres, muchos de los cuales viven con el VIH, y los estudios han demostrado que la mpox puede ser mucho más grave en aquellos que tienen un recuento muy bajo de CD4 (un indicador clave de la función inmunológica).

El nuevo análisis, Presentado por Ana Hoxha de la OMS, describe las características clínicas y los resultados de los casos de mpox entre las personas que viven con el VIH en 2022. Se basa en más de 82 mil casos con información detallada en el sistema de vigilancia mundial de mpox de la OMS. La información sobre el estado del VIH estaba disponible para el 39% de los casos notificados; de estos, el 52% eran personas que vivían con el VIH. Entre las personas que viven con el VIH que tenían información disponible, el 91% informó ser hombres que tienen sexo con hombres.

Basándose en el hallazgo de que el VIH no controlado puede conducir a una morbilidad desproporcionada de la mpox, el equipo del estudio concluyó que los sistemas de salud deben garantizar que las personas que viven con el VIH conozcan su estado, estén vinculadas a la atención y el tratamiento del VIH y logren la supresión viral. También señalaron que para las personas cuyo estado serológico del VIH se desconoce, la prueba de mpox puede ser una oportunidad importante para la prueba, la prevención y la atención del VIH.

El riesgo de mortalidad por COVID-19 disminuyó solo modestamente entre las personas que viven con el VIH durante Omicron

Si bien el riesgo de mortalidad por COVID-19 disminuyó drásticamente durante la ola de variantes de Omicron entre las personas sin VIH, disminuyó solo modestamente entre las personas que viven con el VIH, especialmente aquellas con recuentos bajos de CD4, según un análisis de última hora de la OMS.

El estudio, presentado por Meg Doherty y Nathan Ford de la OMS, se basa en datos de la Plataforma Clínica Mundial de la OMS que comprende a más de 821 mil personas que fueron hospitalizadas con COVID en las ondas pre-Delta, Delta y Omicron. 

El estudio encontró que en todas las oleadas de COVID, los factores comunes asociados con la mortalidad de las personas que viven con el VIH tenían COVID grave y recuentos bajos de CD4. Además, durante las olas Delta y Omicron, la vacunación contra la COVID redujo la probabilidad de muerte entre un 38 % y un 39 % en las personas que viven con el VIH.

Según el equipo de estudio, los hallazgos resaltan la necesidad de implementar las recomendaciones de la OMS para administrar dosis de vacuna de refuerzo a todas las personas que viven con el VIH, incluso durante la ola Omicron, menos grave y de baja incidencia.

“Estos hallazgos subrayan la necesidad de un acceso global equitativo no solo a las vacunas y refuerzos contra el COVID, sino también a los antivirales”, dijo Lewin. “Hoy, el acceso global a los antivirales que salvan vidas para el COVID-19 sigue siendo muy limitado”. 

“Paciente de Ginebra” en remisión del VIH 20 meses después del trasplante de células madre de un donante que carece de la mutación CCR5-delta32

Asier Sáez-Cirión del Institut Pasteur y Alexandra Calmy de los Hospitales Universitarios de Ginebra presentaron el caso del “Paciente de Ginebra”, un hombre que fue diagnosticado con VIH hace décadas: pero que ha estado en remisión del VIH durante 20 meses sin antirretrovirales después de un trasplante de células madre, y cuyo donante carecía de la rara mutación de células madre que se ha relacionado con todos los casos conocidos de cura del VIH hasta la fecha.

El paciente de Ginebra, cuyo nombre no se ha revelado, es un varón caucásico a quien se le diagnosticó el VIH en 1990. Inició antirretrovirales poco después del diagnóstico y su carga viral del VIH fue indetectable a partir de 2005. En 2018, recibió quimioterapia seguida de un trasplante de células madre para tratar un sarcoma bifenotípico. Posteriormente, en noviembre de 2021, suspendió la terapia antirretroviral. Ahora, 20 meses después, su carga viral sigue siendo indetectable a pesar de que no está en tratamiento antirretroviral. Sin embargo, el equipo de estudio no puede excluir la posibilidad de que el virus todavía esté presente en santuarios anatómicos o celulares.

Hasta la fecha, cinco personas han sido consideradas “curadas” del VIH; todos recibieron trasplantes de células madre de donantes cuyas células tienen una rara mutación que las hace resistentes al VIH, conocida como mutación CCR5-delta32. Pero en este nuevo caso, el donante tenía células madre normales o “de tipo salvaje”, lo que significa que eran susceptibles al VIH.

Otro par de casos, conocidos como los “Pacientes de Boston”, se discutieron por primera vez en detalle hace una década, en la IAS 2013 en Malasia. Ambos individuos también recibieron trasplantes de donantes cuyas células madre eran de “tipo salvaje” y, por lo tanto, susceptibles al VIH. Posteriormente, ambos interrumpieron el tratamiento antirretroviral. En uno de los individuos, el VIH reapareció cuatro meses después de la interrupción del tratamiento; en el otro, resurgió después de ocho meses. A los 20 meses, el paciente de Ginebra ya ha logrado una remisión del VIH mucho más duradera sin tratamiento.

“ Este caso es inspirador para las personas que viven con el VIH y se suma a un número creciente de informes de casos de curas para el VIH. Estos casos son importantes para ayudar a comprender los factores asociados con la eliminación de los reservorios persistentes del VIH”, dijo Lewin. “Sin embargo, sigo siendo cauteloso, dado que aprendimos previamente de los dos pacientes de Boston que incluso un solo virión puede provocar un rebote viral del VIH. Esta persona deberá ser monitoreada de cerca en los próximos meses y años. ” 

Entre los niños que nacen con el VIH, los varones pueden tener más posibilidades de una remisión sostenida debido a las diferencias innatas del sexo en el sistema inmunitario

Un estudio en Sudáfrica identificó a cinco niños nacidos con VIH que mantuvieron una carga viral indetectable a pesar de la baja adherencia, o en algunos casos, la falta de adherencia, a la terapia antirretroviral; un descubrimiento que finalmente llevó a los investigadores a concluir que los niños pueden tener una mejor oportunidad de remisión sostenida que las niñas debido a las diferencias sexuales innatas inmunes. 

Presentado por Gabriela Cromhout de la Universidad de KwaZulu-Natal, el estudio siguió a 281 parejas madre-hijo después de la transmisión del VIH en el útero . El objetivo principal del estudio fue determinar si los niños que reciben tratamiento muy temprano pueden lograr el control del VIH después del tratamiento sin intervenciones adicionales y, de ser así, qué mecanismos podrían contribuir.

Todos los niños del estudio recibieron terapia antirretroviral al nacer; El 92% también recibió antirretrovirales antes del nacimiento a través de sus madres. El estudio encontró que el mantenimiento del control viral dependía en gran medida de la adherencia a la terapia antirretroviral, independientemente de la carga viral plasmática inicial del lactante. Con el tiempo, se identificaron cinco hombres que mantuvieron el control viral (entre 3+ y 19+ meses) a pesar de la persistente falta de adherencia a la terapia antirretroviral. Esto no se observó en ninguna de las niñas, a pesar de que la cohorte era 60% femenina.

Las tasas más altas de transmisión intrauterina a fetos femeninos se asociaron con la susceptibilidad femenina al virus resistente al interferón tipo I (IFN-I) que tendía a tener una baja capacidad de replicación viral. Los virus transmitidos a los fetos masculinos en general eran típicamente sensibles a IFN-I y tenían una mayor capacidad de replicación. Sin embargo, los que se transmitieron a los hombres que mantuvieron el control viral a pesar de la persistente falta de adherencia a la terapia antirretroviral tenían una baja capacidad de replicación.

El equipo de estudio concluyó que las distintas intervenciones inmunitarias, teniendo en cuenta las diferencias sexuales inmunitarias en los primeros años de vida, son fundamentales para optimizar el potencial de curación del VIH en los niños.

Medicamento contra el cáncer se muestra prometedor en estudio de cura del VIH en ratones humanizados

Según un estudio de un equipo de investigadores en Australia, se puede usar un medicamento contra el cáncer ampliamente utilizado para agotar las células infectadas de forma latente con el VIH y retrasar el rebote viral en ratones humanizados.

En el estudio, el venetoclax, que actualmente se usa para tratar ciertos tipos de cáncer de la sangre, retrasó el rebote viral en un modelo preclínico de infección latente por VIH y redujo el ADN del VIH ex vivo en las células T CD4+ de personas que vivían con el VIH y que estaban en terapia antirretroviral .

Presentado por Philip Arandjelovic del Instituto de Investigación Médica Walter and Eliza Hall en Melbourne, el estudio fue una colaboración con el Instituto Doherty, una empresa conjunta de la Universidad de Melbourne y el Royal Melbourne Hospital, también con sede en Melbourne. El equipo evaluó si la inhibición de las proteínas favorables a la supervivencia del huésped con venetoclax podría favorecer la muerte de las células latentes y eliminar el reservorio viral. 

En los linfocitos T CD4+ tratados ex vivo de forma dependiente de la dosis, el ADN intacto mostró una mediana de cambio de 0,58x con 100 nanomolares de venetoclax. El fármaco indujo tasas más altas de muerte en células T de memoria central e ingenuas en comparación con otros subconjuntos de células T, y las células con una expresión más alta de transcripciones de proteínas proapoptóticas que solo contienen BH3 estaban sobrerrepresentadas en la población sensible al venetoclax. 

En el modelo de ratón humanizado, los investigadores evaluaron el tiempo de rebote viral después de la interrupción de la terapia antirretroviral. Cuando se dosificó entre semana durante seis semanas, venetoclax retrasó significativamente el rebote viral después de la interrupción de la terapia antirretroviral. Cuando se combinó con el inhibidor de MCL1 S63845 y se dosificó entre semana durante tres semanas, la combinación logró un retraso más prolongado en el rebote viral en comparación con cualquiera de las dos intervenciones solas; el tiempo medio de rebote viral fue de tres semanas. 

“Estos son resultados muy alentadores”, dijo Lewin, miembro del equipo de estudio. “Es emocionante que venetoclax pronto se pruebe en un ensayo clínico en Australia y Dinamarca como una vía potencial para curar el VIH”. 

Artículos relacionados

Back to top button