Entretenimiento

¡Aguas con las imágenes falsas!

El internet es una herramienta que se ha vuelto parte de nuestras vidas. Es común que nuestro principal medio para informarnos o buscar información sea este, por ello, debemos estar alertas sobre las imágenes falsas. Estas son creadas con inteligencia artificial o editores poderosos que logran un resultado impresionante.

Sin embargo, este proceso no es exclusivo de la era digital, pues la primera fotografía falsa fue publicada en 1840, cuando los franceses Hippolyte Bayard y Louis Daguerre se disputaban el título del “padre de la fotografía”.

Entonces Bayard creó la foto de un supuesto ahogado que se había suicidado, pero en realidad era un autorretrato. Acompañó su arte de la leyenda:

Artículos relacionados

“El cadáver que ven aquí es el de M. Bayard, inventor del proceso que se les acaba de mostrar. Que yo sepa, este ingenioso e infatigable experimentador ha estado perfeccionando su descubrimiento durante unos tres años. El gobierno, que tan generoso ha sido con Monsieur Daguerre, ha dicho que no puede hacer nada por Monsieur Bayard, y el pobre desgraciado se arrojó al agua desesperado. ¡Oh, los caprichos de la vida humana! Lleva varios días en la morgue y nadie ha ido a reconocerlo o reclamarlo!”

Para que te des una idea de la magnitud de estas imágenes, te presentamos algunos ejemplos de las fotos que circularon por internet hace un tiempo y causaron un verdadero revuelo gracias a lo difícil que se vuelve distinguir entre lo real y el montaje.

En el primer trimestre del año, el sitio Midjourney fue responsable de generar imágenes virales del papa Francisco vistiendo a la moda y del expresidente Donald Trump siendo detenido o en la cárcel. Estas fotos fueron generadas por usuarios y compartidas en internet.

Otro caso es el de Frida Khalo. Hace años, Madonna publicó una foto de la artista en Instagram con la descripción: “¡Feliz cumpleaños a esta perra mala mala! ¡Larga vida a la revolución!”

Esta imagen es un fotomontaje realizado en 2021 por Robert Toren, quien vio un montaje de Photoshop de Frida desnuda y empezó a crear sus propias imágenes. Para esta, agregó la cabeza de Frida en un autorretrato de la fotógrafa estadounidense Imogene Cunningham, tomada en 1980.

“Tan pronto como puse la cabeza de Frida en mi fotografía, me llamó la atención cómo la mirada penetrante (¿enojada?) de Frida se compara con el peligro del arma y la sexualidad del vestido abierto”, escribió una vez Toren en una entrevista por correo electrónico. “No existe tal foto de Frida, pero a nadie le sorprendería que la hubiera. Mucha gente piensa que es real, muchos ven sus fallas y entienden que si fuera real se habría sabido hace mucho tiempo. Y muchos saben que es falso y todavía les gusta”.

Artículos relacionados

Back to top button