Noticias

La OFEC comparte tips para el manejo adecuado de las heces de los animales de compañía

Actualmente, existen personas o familias enteras que gustan de la compañía de los perros, los cuidan y los protegen porque también forman parte de su familia. En México, la mitad de la población tiene, al menos, un perro como animal de compañía en su hogar, incluso, han surgido distintas asociaciones sociales encargadas de la protección y de brindar métodos de adopción para los canes que viven en la calle o que han sido abandonados.

De acuerdo con datos del INEGI, en nuestro país existen cerca de 23 millones de perros, de los cuales 70% están situación de calle, por diversos motivos. Esta cifra ubica a México como el país número uno de toda Latinoamérica con mayor población de perros callejeros.

Aunque algunos dueños sí son responsables de su mascota, otros animales que también pertenecen a alguien, no gozan de la misma suerte. Entre los principales problemas que surgen por una falta de responsabilidad de algunos dueños es que sacan a sus perros a defecar a la calle y no recogen sus heces

Ser un cuidador responsable conlleva grandes compromisos, uno de ellos es el manejo adecuado de las heces de nuestros amados animales de compañía.  Recoger y depositar sus heces en los lugares correctos, ayuda a cuidar la salud del ambiente, la de los seres vivos que habitan nuestra ciudad, y es que cada perro en promedio genera 600 gramos de materia fecal y 500 ml de orina al día, si estos desechos no se tratan correctamente pueden ocasionar diversos problemas a la salud.

Por ejemplo, uno de los principales problemas es el fecalismo, que es cuando se deja que las heces se degraden a la intemperie; y provoque que los organismos patógenos que contienen provoquen enfermedades en otros animales; tales como: virus, bacterias, hongos, entre otros.

Asimismo, cuando se degradan al aire libre, el viento fácilmente puede llegar a la boca, nariz, ojos, piel de los humanos y de otros animales, causando enfermedades gastrointestinales, respiratorias, oftálmicas y cutáneas, principalmente.

Por este motivo, la Organización en Favor de la Economía Circular (OFEC), te comparte algunas sugerencias para el manejo adecuado de las heces de los animales de compañía.

  1. Evita utilizar las heces como abono para suelo y plantas, ya que se tiene la falsa creencia que se puede realizar está acción, sin embargo, esto es un mito y hacerlo puede ocasionar problemas de salud, como los que mencionamos anteriormente.
  2. No alimentes a tus animales de compañía con sobras de tu comida, dado que esto incrementa la cantidad de parásitos presentes en sus heces, lo que puede aumentar la probabilidad de contagio a otros seres vivos que entren en contacto con ellas, mejor ofréceles alimento adecuado y llévalos a desparasitar 2 veces al año.
  3. Utiliza bolsas de plástico biodegradables para la recogida de los excrementos de perros cuando se le saca a pasear.  Una vez que sepamos cómo hay que recoger las heces de perros, hay que tener claro que no pueden ser recicladas. Estas tienen que ser depositadas en el contenedor de restos, es decir, el de color gris.
  4. También es importante saber que las heces de perro dejan un mal olor en las calles, por lo que una buena opción es, al igual que con la orina es aplicar vinagre sobre el lugar donde han hecho sus necesidades.

“Finalmente, las personas modificamos directamente nuestro entorno a través de las actividades que realizamos, por ello, debemos ser responsables de establecer relaciones saludables con nuestros animales de compañía, y con ello empezar a dar un gran paso a la construcción de una mejor ciudad”, comentó Jorge Chahin, Presidente de la OFEC.

Artículos relacionados

Back to top button