Salud

En México cada año se registran 9 mil 600 casos y 5 mil fallecimientos por cáncer cervicouterino

Oncologia.mx .-El Instituto Nacional de Cancerología (INCan) brinda atención integral gratuita a alrededor de mil 700 mujeres con neoplasia de cérvix, a través del programa Integral para la Atención, Investigación, Difusión y Capacitación del Cáncer Cervicouterino en sus Diferentes Etapas (Micaela).

Con el programa ha incrementado la supervivencia y la calidad de vida de las mujeres con este padecimiento, como resultado del tratamiento integral, individualizado y protocolizado, indicó la Investigadora en Ciencias Médicas del INCan, Lucely del Carmen Cetina Pérez.

Micaela inició hace cinco años para personas sin seguridad social con cáncer cervicouterino (CaCu). Uno de sus ejes es la prevención mediante la capacitación e información hacia la población en general, familiares y personas usuarias del instituto. Su siguiente eje es la atención integral a las pacientes en los servicios de oncología médica, nutrición, psico-oncología y algología, entre otros.

Cetina Pérez, quien es también la responsable del programa, explicó que los tratamientos oncológicos se sustentan en las guías clínicas nacionales e internacionales, con medicamentos innovadores y altamente especializados.

Resaltó la importancia de que todas las pacientes sean atendidas en el área de Psico-oncología para detectar riesgos de estrés emocional y, en su caso, para que reciban atención psicológica, ya que la salud emocional y mental son coadyuvante indispensable para superar la enfermedad.

Otro factor importante del programa son las consultas nutricionales, que están enfocadas en identificar el riesgo de desnutrición antes, durante o después del tratamiento, puesto que es muy frecuente en este tipo de pacientes.

La especialista detalló que las pacientes también reciben servicios de algología, que consiste en control del dolor y de la sintomatología ocasionada por los tratamientos oncológicos o por la enfermedad, permitiéndoles una óptima calidad de vida.

En entrevista por la conmemoración del Día Nacional de la Lucha Contra el Cáncer Cervicouterino, instaurado el 9 de agosto por decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la investigadora del INCan sostuvo que en México cada año se registran nueve mil 600 casos y cinco mil fallecimientos por esta causa, que es la segunda causa de muerte.

El cáncer cervicouterino es curable en 95% de los casos cuando se detecta en etapa temprana; no obstante, de las 400 mujeres que cada año solicitan atención médica por primera vez en el INCan por esta causa, 60% se encuentra en etapa avanzada, 20% en fase metastásica; es decir, con afectaciones a otros órganos, y 15% en estadio temprano.

La supervivencia de las pacientes depende de la etapa en la que se encuentre el cáncer. En fase inicial la probabilidad de curación es de hasta 95%, y cuando es localmente avanzado, de 60 a 80%.

La investigadora en Ciencias Médicas del INCan informó que en 99.7% de los casos, el cáncer cervicouterino se debe a la infección por el virus del papiloma humano (VPH); por esto, es necesaria la vacunación a niñas y adolescentes.

Conforme a información del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR), el VPH se transmite a través de relaciones sexuales. Se conocen más de 150 tipos de VPH que pueden afectar al ser humano, alrededor de 40 infectan los genitales y 14 de ellos son considerados de alto riesgo para el desarrollo de cáncer del cuello uterino. 

El VPH se detecta mediante pruebas de laboratorio con métodos de biología molecular por PCR o por captura de híbridos, también conocidas como “pruebas del papiloma virus”, que son muy sencillas, ya que la toma de muestras es similar a la de citología cervical o Papanicolaou.

Para prevenir este tipo de cáncer es recomendable la vacunación contra VPH a niñas a partir de los nueve años y adolescentes; uso del condón, ya que reduce 70% la transmisión; detección oportuna y tratamiento de lesiones precancerosas, así como evitar el consumo de tabaco.

En las instituciones del sector Salud se realiza el Papanicolaou a mujeres a partir de los 25 años; cuando el resultado anual es normal por dos años consecutivos, se recomienda llevarlo a cabo cada tres años. La prueba es gratuita y está disponible en las unidades médicas de primer nivel.

El CNEGSR precisa que las mujeres de 30 a 64 años deben acudir a las unidades médicas del sector Salud a realizarse el esquema de detección con prueba de virus de papiloma humano; ante un resultado normal, se debe tamizar cada cinco años.

Artículos relacionados

Back to top button