Salud

ISSSTE busca prevenir la diabetes a través de una campaña

LaSalud.mx .-Con el propósito de abatir la epidemia de diabetes mellitus y sus complicaciones, considerando que México ocupa el séptimo lugar mundial de prevalencia en adultos mayores de 20 años y registra 151 mil muertes por esta causa en 2020, como refiere el Informe Financiero y Actuarial (IFA) 2023, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) intensifica la prevención a través de lacampaña “¿Ya prevIssste? ¡Ya la hiciste!”, informó el Director General, Pedro Zenteno Santaella

En el marco del Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora hoy, destacó que entre los objetivos de esta campaña —que se difunde en medios de comunicación electrónicos, impresos, digitales y complementarios— está sensibilizar a población derechohabiente y abierta sobre los daños que causa como aterosclerosis, infarto al miocardio, enfermedad vascular cerebral (EVC), insuficiencia renal, retinopatía, neuropatía diabética y cómo evitarlos. 

También informa sobre factores de riesgo como obesidad, alto consumo de bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados. Además, promueve que personas y familias se involucren de manera responsable en implementar cambios de hábitos que han demostrado ser eficaces para prevenir este padecimiento y controlarlo, como adoptar una alimentación saludable y practicar ejercicio en todas las etapas de la vida, enfatizó. 

El Nutriólogo de la Clínica de Especialidades “Indianilla” del Issste, Jorge Horacio Trevilla Dávila, destacó que la diabetes y la obesidad se deben a diversas causas, algunas no modificables como la genética, y las más importantes que tienen que ver con el cambio de conductas que pueden prevenir la enfermedad o favorecer su control.  

“Tiene que ver mucho con hábitos que llevas en tu vida: si es sedentaria, si haces algún tipo de ejercicio, si tienes muchas horas de ayuno, eso lo vas sumando a que seas ya propenso a desarrollarla. Nos proponemos reeducar a la población en este tema”. 

El estrés, explicó el nutriólogo, puede influir como detonante. “Cuando dicen ‘es que me dio un susto y me dio diabetes’, tiene que ver con que los niveles altos de estrés provocan acidez metabólica en el organismo y eso hace que el cortisol se eleve, lo que provoca que la cantidad de azúcar en sangre aumente y la insulina no pueda suministrar más energía a la célula, provocando hiperglucemia”.  

Otro hábito nocivo son los ayunos prolongados. Hay quien cree que dejando de comer por horas van a bajar de peso; por el contrario, lo poco que come se almacena como grasa y, a más obesidad, más resistencia a la insulina, explicó. 

El nutriólogo del Issste destacó que es recomendable preferir los alimentos naturales sobre los ultraprocesados y de preferencia evitar consumo de refrescos y bebidas azucaradas. “La dieta ideal para diabéticos es consumir alimentos cada tres o cuatro horas, con abundante fibra para evitar presentar hipoglucemias o hiperglucemias”. 

Por cada fruta que consumimos debemos comer dos de verdura, para compensar el azúcar con la fibra, esto debe ir acompañado por la ingesta diaria de litro y medio a dos litros de agua natural, enfatizó.  

La dieta saludable debe tener frutas, verduras, cereales, leguminosas y proteínas, donde la variedad de colores en los alimentos no puede faltar porque es más nutritiva la combinación.  

Alertó que nuestro país ocupa el primer lugar en obesidad infantil y segundo en adultos, siete de cada 10 mexicanos presentan sobrepeso y obesidad, lo que nos habla de mayor propensión a desarrollar diabetes mellitus. Por eso es importante que desde la infancia se vigile dar raciones alimenticias adecuadas y de calidad a nuestras niñas y niños.  

A su vez, el especialista en cirugía bariátrica y metabólica del Hospital General “Dr. Fernando Quiroz Gutiérrez”, Miguel Ángel Torres Mendoza, puntualizó que el riesgo de tener obesidad es que se pierden años de vida productiva, porque las personas desarrollan a edades cada vez más tempranas distintas enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes, hipertensión y cáncer que afectan su calidad de vida; causan discapacidad y gastan y desgastan el presupuesto de las instituciones de salud, porque requieren tratamientos toda su vida, algunos muy costosos y reiteradas hospitalizaciones. 

Subrayó que el sobrepeso es una alerta amarilla que no debemos ignorar. Es importante monitorear periódicamente nuestro peso y si detectamos aumento, debemos tomar acciones para regresar al peso normal, porque es mucho más fácil revertir esta tendencia en fases iniciales. 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button