NacionalNoticiasSalud

Enfermedad Renal Crónica, una de las 10 principales causas de muerte en México

La salud renal debe ser una prioridad para todos desde promover la educación, la prevención y el tratamiento oportuno, factores que permitirán revertir las tendencias y evitar que siga siendo una de las 10 causas por la que más mexicanos fallecen.

En el marco del Día Mundial del Riñón, especialistas en nefrología resaltaron la creciente prevalencia de la Enfermedad Renal Crónica (ERC) en México, que afecta al 10% de la población adulta y se posiciona entre las 10 principales causas de muerte en el país.

El Dr. Sergio Hernández, médico nefrólogo, expuso que se estima que los casos de ERC seguirán incrementando ante la prevalencia de factores de riesgo como la diabetes, hipertensión arterial, obesidad, enfermedades cardiovasculares y antecedentes familiares que actualmente afectan a más de 6 millones de mexicanos.

El especialista agregó que falta concientización entre la población para dimensionar la importancia vital de los riñones para la salud y bienestar general, pues se trata de uno de los órganos esenciales del ser humano.

Su función, entre otras, es filtrar desechos y exceso de líquidos de la sangre, convirtiéndolos en orina; también regulan la presión arterial, equilibran los electrolitos y fomentan la producción de glóbulos rojos, por lo que la pérdida de estas funciones críticas explica por qué la ERC se convierte en un asunto de vida o muerte para las personas que viven con esta condición.

Frente a este panorama, el doctor Hernández recomendó adoptar medidas preventivas como el control de la diabetes y la hipertensión, mantener un peso saludable, realizar actividad física regularmente, no fumar y seguir una dieta saludable.

Además, la detección temprana mediante análisis de sangre y orina son fundamentales para iniciar un tratamiento de manera oportuna y con mayor eficacia.

En el marco del Día Mundial del Riñón, el nefrólogo invitó al público en general a tomar conciencia sobre la salud renal.

“Es crucial que cada persona conozca los riesgos y adopte hábitos saludables para prevenir la ERC. Ante cualquier síntoma, es importante consultar a un especialista. La detección temprana y el tratamiento adecuado pueden hacer la diferencia”, concluyó.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button