NacionalNoticiasSalud

En el mundo, se calcula que más de 1,8 millones de personas viven con Esclerosis Múltiple

En este mes en el que se conmemoran el Día Mundial y Día Nacional de la Esclerosis Múltiple y como parte integral de la campaña “En Marcha por la EM”, CAMINEMOS.mx, fundación sin fines de lucro comprometida con brindar herramientas adecuadas a personas con alguna enfermedad desmielinizante para que tengan una mejor calidad de vida, llevó a cabo una clase de yoga adaptada especialmente para personas que enfrentan los desafíos de vivir con Esclerosis Múltiple (EM).

La EM es una enfermedad autoinmune que afecta el sistema nervioso central, desafiando la movilidad, la función cognitiva y la calidad de vida de quienes la padecen. Tan solo en México existen de 15 a 18 casos de EM por cada 100 mil habitantes. En el mundo, se calcula que más de 1,8 millones de personas viven con esta enfermedad.

Sin embargo, más allá de sus manifestaciones físicas, la EM también enfrenta barreras sociales y emocionales que pueden ser igualmente desafiantes.

Es crucial promover una cultura de empatía y comprensión, donde las personas con esta enfermedad sean vistas y tratadas con el respeto y la dignidad que merecen.

Esto no se limita solo a comprender sus síntomas y tratamientos, sino que también implica reconocer y adoptar acciones que los involucre en la sociedad y no los excluya de sus derechos.

En este contexto, conocer qué actividades pueden realizar los pacientes de forma segura para obtener bienestar físico y emocional es fundamental para un buen manejo de la enfermedad. Una actividad primordial es el ejercicio, como el Yoga Adaptado, herramienta específicamente diseñada para atender sus necesidades.

Es así como Ana Paula Domínguez, fundadora y presidenta del Instituto Mexicano de Yoga y Fundación CAMINEMOS.mx realizaron la primera clase presencial y virtual de Yoga Adaptada, donde, además de una práctica física, se fomentó la conexión mente-cuerpo y proporcionó un espacio seguro para que las personas con esta enfermedad pudieran convivir entre ellos y con sus familiares.

“Para las personas con alguna enfermedad, como la Esclerosis Múltiple, no deben existir barreras, se tiene que comenzar por hacer ejercicios sencillos, que al crear un hábito, el cuerpo se irá regenerando e irá recuperando parte de la fuerza que ha perdido” mencionó la Instructora.

Además del profesionalismo de Ana Paula, la clase también contó con el apoyo de especialistas y miembros de CAMINEMOS.mx, quienes se comprometieron a garantizar que cada participante se sintiera cómodo e informado en todo momento.

“El Yoga tiene muchos beneficios para la función cerebral, cognitiva y neuropsiquiátricas. En la EM, no solo es importante el tratamiento modificador, sino también el manejo sintomático y la rehabilitación, donde el ejercicio juega un papel fundamental” – explicó Verónica Rivas, neuróloga especialista en enfermedades desmielinizantes y miembro del Consejo Directivo de Fundación CAMINEMOS.mx

La clase de yoga adaptada no solo proporcionó beneficios físicos tangibles, sino que también creó un sentido de comunidad y solidaridad entre los participantes, demostrando que, juntos, es posible enfrentar los desafíos de la Esclerosis Múltiple con resiliencia y determinación.

“Con este tipo de actividades, seguiremos trabajando para que todas las personas con Esclerosis Múltiple tengamos el reconocimiento e inclusión que merecemos” – concluyó Antonieta Sea, paciente de Esclerosis Múltiple y directora de la Fundación.

Para obtener más información sobre la enfermedad, visita https://www.caminemos.mx/index.html

Artículos relacionados

Back to top button