NacionalNoticiasSalud

En 2022, el 14.6% de la población no estaba dispuesta a contratar a personas que vivieran con VIH, mientras que un 9.6% expresó su desacuerdo para emplear a personas de la comunidad LGBTIQ+

Actualmente, actitudes negativas como el rechazo social, la discriminación laboral y el acceso limitado, crean un ambiente poco apropiado para que las personas de la comunidad LGBTIQ+ revelen que viven con VIH, ya que aún son víctimas del estigma y discriminación, afectando negativamente su estado de salud, pues relegan su cuidado al ocultar su diagnóstico.

Datos recopilados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en 2022 revelaron que, a nivel nacional, un 14.6% de la población no estaría dispuesta en contratar a personas que viven con VIH, mientras que un 9.6% expresó su desacuerdo para emplear a personas de la comunidad LGBTIQ+. Además, según cifras de la Secretaría de Salud, durante la pandemia por COVID-19 tres de cada diez personas con VIH decidieron abstenerse de utilizar servicios de salud por temor a sufrir discriminación.

Aunque ha habido avances significativos en el escenario del VIH, además de su tratamiento, prevención y educación al respecto, aún persisten prejuicios y miedos que generan barreras que afectan la calidad de vida de las personas que viven con esta infección. Dentro de la comunidad LGBTIQ+ hay un incremento del 25% de nuevos casos de VIH, lo que ocasiona un impacto significativo en el bienestar emocional de quienes lo viven. Esto contribuye a generar problemas de salud mental como la depresión y la ansiedad. De hecho, la depresión es dos a tres veces más frecuente en personas que viven con VIH“, mencionó el Dr. Sigfrido Rangel, director Médico de GSK México.

Es fundamental destacar que, si bien las poblaciones más afectadas por el VIH suelen ser personas de la comunidad LGBTIQ+ y trabajadores sexuales, también es posible que otros grupos como mujeres heterosexuales, niños y adolescentes, sean diagnosticados con la enfermedad. El VIH no discrimina y puede afectar a cualquier persona.

Por ello, la educación, sensibilización y difusión de información precisa, son clave para cambiar actitudes y percepciones erróneas; además, al promover la inclusión, podremos mejorar significativamente la calidad de vida de las personas. Con el objetivo de no dejar atrás a ninguna persona con VIH, GSK / ViiV Healthcare realizan acciones con la comunidad en general y con grupos de población vulnerables, a fin de generar conciencia sobre la prevención, detección y tratamiento oportuno del virus de la inmunodeficiencia humana, además de seguir desarrollando una amplia gama de opciones innovadoras para tratar la enfermedad. 

La implementación de políticas y programas de salud pública inclusivos también serán cruciales para proteger sus derechos y crear una sociedad más justa y comprensiva. Juntos podemos superar los desafíos asociados al VIH y avanzar hacia un futuro libre de estigma y discriminación.

Artículos relacionados

Back to top button