NacionalNoticiasSalud

Despliega ISSSTE campaña “3×1:3 por mi salud”, uno de los objetivos es reducir entre la población el riesgo de enfermar de diabetes, segunda causa de muerte a nivel nacional

La estrategia transversal ECOS para el Bienestar, que promueve acciones de atención primaria a la salud en unidades médicas, despliega la campaña “3×1:3 por mi salud” en centros de trabajo, estancias infantiles y grupos comunitarios, para contribuir a la reducción del consumo de azúcar en familias derechohabientes y población en general, con el fin de reducir el riesgo de enfermar de diabetes mellitus, segunda causa de muerte y primera de discapacidad en México, señaló el titular de la Dirección Médica del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), Ramiro López Elizalde.

El propósito es alentar a la población a tomar acciones para propiciar cambios positivos hacia conductas más saludables, indicó.

Con esta acción, que complementa la actual campaña: “Si le bajas al azúcar, ¡ya previssste, ya la hiciste!”, el instituto tiene el objetivo de que la gente disminuya la ingesta de bebidas azucaradas y comida chatarra, así como incentivarla a adoptar la actividad física regular como estilo de vida, lo que en conjunto previene sobrepeso y obesidad, riesgo número uno para la diabetes.

Para ello, la Dirección Médica ha desarrollado la Guía de campaña 3×1:3 por mi salud, una herramienta de consulta para profesionales de todas las unidades médicas del país y personas interesadas en el tema, que contiene excelentes sugerencias para la mejora de conocimientos y competencias, a fin de evitar conductas de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, para contribuir a que elijan las opciones más adecuadas de nutrición y bienestar.

Con los lemas “Hoy y mañana sin bebidas azucaradas” y “Hoy y mañana sin comida chatarra”, la campaña promueve disminuir o eliminar la ingesta de estos productos, como refrescos, leches endulzadas y con sabores añadidos, jugos industrializados, papas o botanas fritas, pan dulce, galletas y pastelitos ultraprocesados, entre otros, que constituyen una bomba de calorías y de escaso o nulo valor nutricional.

Además, a través del lema “Hoy y mañana, 10 mil pasos por mi salud” se promueve en la población los beneficios de la actividad física regular. De acuerdo con recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), basta con caminar al menos 30 minutos o realizar 15 minutos de ejercicio vigoroso al día, para mejorar el estado de ánimo y reducir el riesgo de obesidad y otras enfermedades crónicas.

Otras acciones de sensibilización dentro de las áreas de trabajo que integran esta campaña son: exhortar al personal a preferir tomar agua natural y tenerla siempre disponible; organizar retos de alimentación saludable en las dependencias, para fomentar que se mantengan libres de bebidas azucaradas, de forma que nadie las consuma, apoyándose entre las y los compañeros para cumplirlo, favoreciendo una cultura y ambientes sanos.

De igual manera, se implementan talleres donde se invita a la reflexión personal sobre: ¿Por qué consumimos comida chatarra y bebidas azucaradas? Ya que estas pueden ser una forma dañina de tratar a nuestro cuerpo o de afrontar el estrés. Se alienta la opción y beneficio de abandonar los malos hábitos y adoptar nuevas conductas para sentirnos mejor.

Artículos relacionados

Back to top button